Tendencias
La joven es una de las 35 niñas del país elegida para el viaje.
Emigración en Chile: los síntomas de un nuevo mal en la región. - Foto: Getty Images

chile

Más de 86 mil chilenos han migrado de su país desde finales del año pasado

Expertos en ese país han atribuido la situación a la inestabilidad política y económica que atraviesa y la forma como se ha agravado desde la llegada de Boric a la Presidencia.

Migración, una palabra que en países como Colombia se aplicó décadas atrás en medio de la peor ola de violencia, y que en los recientes años se ha convertido en un fenómeno masivo en Venezuela por cuenta de la crisis económica derivada de los malos manejos del régimen Maduro y su antecesor, ahora también comienza a ser una triste realidad en Chile, uno de los países que se consideraban más estables en nuestro hemisferio.

Así lo denuncian medios locales como “El Líbero”, que, con cifras de la Policía de Investigaciones, PDI, ha evidenciado que en 2021, y en lo corrido de 2022, el desbalance migratorio en su país, denota el inicio de una inminente ola migratoria de personas que buscan escapar de la actual situación que vive ese país, y que, según expertos, también avizoran un panorama aún más difícil, ad portas de la eventual aprobación de la Constitución que sustituirá a la legada por el régimen de Pinochet.

Según medios de ese país, si bien la emigración de chilenos era una situación vista como ‘extraña’ o ‘de aventureros’, y más relacionada con condiciones de estudio o crecimiento profesional, en las últimas décadas; después del retorno de la democracia, ahora, es una dinámica que también responde a una ola de insatisfacción e incertidumbre frente a las condiciones políticas y económicas del país que llegó a considerarse como el más próspero y estable de la región.

De acuerdo con los datos de la PDI, la situación de la emigración y la inmigración comenzó a presentar un balance negativo desde el año anterior, presentando a su vez una tendencia que se ha empeorado en la primera mitad de este año.

Estas cifras muestran cómo, si bien en los años 2017, 2018, 2019 y 2020, la balanza mostraba diferencias de 80.669; 107.174; 139.502; y 85.639 (respectivamente), referidas al número de personas que arribaron al país para quedarse, aún en medio de la pandemia, en el año 2021, la estadística pasó a números rojos con -62.910 personas que abandonaron Chile para no volver.

Esa situación, según muestran las mismas cifras, podría empeorar durante el año en curso, pues el balance del primer semestre del año muestra que la diferencia entre salidas y arribos al país se cifra ya en casi -23.000 personas, lo que representa que la tendencia de emigración se ha mantenido, prendiendo las alarmas en las autoridades.

Ante la evidenciada situación, medios como ‘El Líbero’, que denuncia la incipiente problemática, han recogido el análisis de un grupo de expertos que han intentado explicar las motivaciones o causas de lo advertido.

En ese sentido, el analista Álvaro Bellolio, ex director de Extranjería de Chile, y ahora vinculado a la academia, señaló que los flujos migratorios normalmente están motivados por las variantes “expectativas y oportunidades”, situación que también determina el aumento o reducción de dichas tendencias.

El experto adujo que, en el caso chileno, la actual diáspora, puede ser vista a la luz de las limitadas oportunidades económicas, en el país, a lo que se sumarían variantes como la creciente inseguridad y la “expectativa de estabilidad”, advirtiendo que dicho comportamiento referido al deseo de salir del país, también se ha evidenciado en el aumento de aperturas de cuentas bancarias en dólares y euros, señalando que la situación también ha derivado en fuga de capitales.

Frente a la situación evidenciada por “El Líbero”, este medio también recogió las declaraciones del experto Mijaíl Bonito, quien se refirió a las cifras presentadas como ‘significativas’, advirtiendo que estas evidencian que un mayor número de ciudadanos chilenos han optado por emprender proyectos de vida lejos de su país, lo que responde a un fenómeno relacionado con la disminución de la ‘percepción de calidad de vida’.

La incertidumbre de la nueva Constitución y las señales equívocas del gobierno pueden estar detrás de la migración chilena”, explicó el experto, quien recordó que las primeras olas de emigración, están marcadas por la salida de los sectores sociales ‘pudientes’; tal y como ha sucedido en otros países de la región.

En ese mismo sentido, el medio chileno refirió una reciente columna del economista Sergio Urzúa para el Diario El Mercurio, en la que se refiere a las estadísticas que califica de ‘tristes’, advirtiendo que estas reflejan que “parte de la población no considera que lo que ocurre en la patria es transitorio”.

De igual modo, en medio del mundo moderno, la digitalización de escenarios y la acelerada tecnificación que nos dejó la pandemia, ‘El Libero’ también refirió otro de los escenarios en los que se ha hecho tangible el aumento de personas que han abandonado su país.

Dicho escenario se refiere a las llamadas ‘subastas on line’, sobre las que algunas empresas, dedicadas a ese negocio, han referido un significativo aumento en los últimos meses, afirmando que el número de estos escenarios se ha incrementado hasta en un 400 %, teniendo como característica que, más que ventas de elementos usados que sobran en casa; como ventas de garaje, las subastas experimentadas en los últimos meses, responden a personas que ‘quieren salir de todo’, poniendo en evidencia su deseo de salir del país, sin la esperanza de un regreso próximo.

En la misma senda, los expertos citados por el medio local, también advirtieron sobre los escenarios de fugas de capitales, evidenciadas en el interés por inversiones en el exterior, ante situaciones de incertidumbre y desconfianza en los escenarios locales; más aún, ad portas del cambio de constitución, lo que para muchos, es visto como la pérdida de algunas importantes garantías para los capitales privados, incluso, sin que la nueva carta magna hubiese sido refrendada por la ciudadanía.