Home

Mundo

Artículo

Fiona
Esta imagen satelital proporcionada por la Oficina Nacional de Administración Océanica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) muestra al huracán Fiona el domingo 18 de septiembre de 2022, en el Caribe. (NOAA vía AP). - Foto: AP

mundo

Última Hora: Huracán Fiona tocó tierra en Puerto Rico con vientos de 140 km/h. La isla está en emergencia con apagón generalizado

Según los reportes meteorológicos, el fenómeno natural tocó tierra a las 15:20 horas cerca de Punta Tocón.

El huracán Fiona tocó tierra en la isla caribeña de Puerto Rico este domingo en horas de la tarde, trayendo consigo vientos de hasta 140 km/h, anunció el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Según los reportes meteorológicos, el fenómeno natural tocó tierra a las 15:20 horas cerca de Punta Tocón, en el suroeste del archipiélago.

El director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE), Josué Colón, informó este domingo que el huracán ‘Fiona’ provocó un apagón generalizado en la isla de Puerto Rico.

El apagón se registró después de las 13:00 horas y ahora la AEE trabaja para “arrancar” varias unidades de generación de respuesta rápida para restablecer el suministro cuanto antes.

“Las líneas salieron (de servicio) y se apagó el sistema completo”, explicó en referencia a dos líneas de 115.000 y 230.000 voltios que abastecen a la isla. “Ya estamos arranco Palo Seco con unidades ‘black-start’. Estamos con el arranque del norte (...). Palo Seco y San Juan. Ya hay una unidad prendida en Palo Seco”, explicó en declaraciones al diario ‘Primera Hora’.

Según Colón, cuando ocurrió el apagón, la demanda energética era de apenas 500 megavatios, indicativo de que “ya había muchos clientes fuera” de servicio. “Vamos a empezar a energizar por el norte. Estamos en coordinación con el Centro de Control Energético (operado por LUMA Energy). Estamos prendiendo ya”, indicó.

“Le pedimos a nuestro pueblo que se mantenga en su hogar y que busquen refugio si lo necesitan. Continuamos bajo un aviso de huracán”, declaró este domingo el gobernador puertorriqueño, Pedro Pierluisi, en rueda de prensa.

Esta fotografía tomada el 17 de septiembre de 2022 muestra el agua trepando en la orilla junto al puerto deportivo de Riviere-Sens, cerca de Basse-Terre en la isla francesa de Guadalupe, tras el paso de la tormenta Fiona. - La tormenta tropical Fiona abandonó el archipiélago tras provocar la muerte de un hombre, lluvias torrenciales e importantes inundaciones. (Foto de Lara Balais / AFP)
Esta fotografía tomada el 17 de septiembre de 2022 muestra el agua trepando en la orilla junto al puerto deportivo de Riviere-Sens, cerca de Basse-Terre en la isla francesa de Guadalupe, tras el paso de la tormenta Fiona. - La tormenta tropical Fiona abandonó el archipiélago tras provocar la muerte de un hombre, lluvias torrenciales e importantes inundaciones. (Foto de Lara Balais / AFP) - Foto: AFP

Así mismo, anunció la suspensión de las clases en las escuelas para el lunes, porque se anticipa que las lluvias continúen hasta mañana en Puerto Rico.

También canceló el trabajo de los empleados gubernamentales, excepto aquellos que ocupan puestos críticos o que proveen servicios esenciales durante la emergencia.

“Aviso de inundaciones para los municipios de Canóvanas, Ceiba, Fajardo, Loiza, Luquillo, Rio Grande y Trujillo Alto. Manténganse en lugares seguros, nadie debe estar al exterior”, señaló el funcionario en su cuenta en Twitter posteriormente.

Las autoridades han alertado de lluvias torrenciales y deslizamientos en todo Puerto Rico y la República Dominicana cuando la tormenta se desplace de sur a norte cerca de la costa norte. Los vientos máximos sostenidos han aumentado a cerca de 140 kilómetros por hora con ráfagas más fuertes y se espera que en las próximas 48 horas continúe fortaleciéndose.

El presidente estadounidense Joe Biden declaró el estado de emergencia en Puerto Rico y ordenó liberar recursos federales para la respuesta a la emergencia.

Alaska evalúa daños

Los residentes de pueblos y aldeas en la costa occidental de Alaska comenzaron el domingo a evaluar los daños de una de las tormentas más fuertes que azotaron la región en décadas. Los restos del tifón Merbok golpearon las ciudades costeras en su avance hacia el norte, y el domingo por la mañana en gran parte se había desplazado hacia el mar de Chukchi, al norte del estrecho de Bering.

Pero las ciudades costeras en esa región norteña seguían bajo advertencias de inundaciones el domingo, tuiteó la oficina de Fairbanks del Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos (NWS).

La tormenta azotó una gran parte de la extensa costa de Alaska, trayendo fuertes vientos, marejadas y lo que el NWS describió como “mares embravecidos”, con olas de 15 metros o más. El gobernador Mike Dunleavy emitió ya una declaración de desastre.

“Muchas comunidades que he visitado, desde Bethel, Unalakleet, Quinahgak, Hooper Bay y hasta Nome y Teller, se inundaron con la tormenta”, tuiteó el domingo Lisa Murkowski, una de las senadoras estadounidenses de Alaska.

*Con información de AFP y EP.