judicial

Atención | Capturan a ruso implicado en presuntos delitos en Colombia

SEMANA conoció que las autoridades ordenaron la captura de siete personas por estas actividades ilegales. Entre estos se encuentran un ruso y cinco colombianos.


En una operación conjunta de la Fiscalía y el Ejército, este miércoles, se confirmó la captura en Bogotá, en sector de Suba, de Sergeí Vagin, un hombre originario de Rusia, quien habría sido el encargado de mover millones de dólares para financiar acciones contra la fuerza pública y actividades que alteraron el orden público en diferentes ciudades del país durante las manifestaciones y protestas que se han registrado en el país desde el año 2019.

Así mismo, por transferencia no consentida de activos, concierto para delinquir, utilización ilícita de redes de telecomunicaciones y acceso abusivo a un sistema informático.

El ciudadano ruso fue interceptado y registrado por las autoridades dando instrucciones precisas sobre la forma en cómo se debían “mover” el dinero que era enviado desde Moscú a Colombia. En varias comunicaciones Vargin habla sobre la manera en que debían realizar la consignación a cuentas de personas de escasos recursos.

Cuando se presentaba la consignación, los integrantes de esta organización sacaban el dinero de cajeros electrónicos y se lo enviaban a los “chicos”, quienes -según la investigación- serían los integrantes de la primera línea que convocaron y lideraron varias de las manifestaciones durante el Paro Nacional que se extendió durante varios meses.

Vargin contaba con un permiso expedido por la Embajada de Rusia que le permitía moverse libremente por el territorio nacional. En el documento, firmado por el tercer secretario de la embajada de Rusia, Nikolay Rykov, se señalaba que el hombre no tenía ningún antecedente judicial ni era requerido por las autoridades.

Las autoridades registraron varios viajes del ciudadano ruso a Medellín, hecho por el cual se está intentando constatar si en efecto adelantó actividades para coordinar el movimiento de dinero o hablar con los representantes de la primera línea en la capital de Antioquia.

Los registros indican que Vargil movía sumas de dinero entre los cinco, once y 15 millones de pesos. Igualmente, le enviaba un detallado informe a varias personas en Moscú sobre las actividades que se realizaban en Colombia.

Prueba de ello son los videos que envió en los momentos más álgidos de las manifestaciones en Bogotá. En varias oportunidades se grabó mientras sonaban al fondo explosiones, lo que generaba algarabía y gritos de la población.

Sergeí Vagin, ciudadano ruso, fue capturado este miércoles en Bogotá.
Sergeí Vagin, ciudadano ruso, fue capturado este miércoles en Bogotá. - Foto: Suministrada

Según fuentes de SEMANA, además del Ejército y la Fiscalía, sobre la situación de estos ciudadanos rusos, también está en alerta máxima Migración Colombia, pues desde que se supo de esta presunta influencia en las protestas, están a la espera de las decisión para determinar si quedan privados de libertad o son expulsados del país. Cinco colombianos también serán capturados.

Tras la publicación de los informes periodísticos la Embajada de Rusia en Colombia publicó un comunicado de prensa con un tono burlón y en el que no ahorró en descalificativos. Incluso señaló que todos estos informes hacían parte de una estrategia para fomentar la ‘rusofobía’, es decir, el odio a los rusos.

En la noche del pasado jueves, Sergei Vagin incluso rindió declaraciones públicas en una rueda de prensa. Pese a que reconoció haber grabado, participado y transmitido en varias de las jornadas de la protesta el hombre indicó que jamás financió las actividades y ataques contra la fuerza pública.

“Me dedico a apuestas deportivas, transmití en directo porque era la mejor forma de hacerlo, como lo puede hacer cualquier persona y eso no es un delito”, agregó. En la rueda de prensa justificó el movimiento de dinero en diferentes cuentas bancarias, reseñando que él tiene su propia casa de apuestas deportivas, aunque nunca dio el nombre exacto de la misma.

Ante otra de las preguntas reconoció su relación cercana con el tercer secretario de la embajada de Rusia en Colombia. “Yo no tenía con qué comer ni dónde dormir y él me tendió la mano. Me dieron el certificado de que yo tengo buena conducta en Rusia, ninguna investigación. Pero tenía problemas personales”.