foros semana

¿Cómo fortalecer la economía circular en Colombia?

A pesar de los avances en la adopción del modelo de economía circular, Colombia debe profundizar en el compromiso empresarial, el fortalecimiento del marco regulatorio y en nuevos hábitos de parte de la ciudadanía que estén alineados con la sostenibilidad.


Foros Semana y Acoplásticos, con la invitación de Darnel, SmurfitKappa, Afinia y EPM, llevaron a cabo un foro en el que se resaltó la importancia del modelo de economía circular para la mitigación del cambio climático, las mejoras en la competitividad empresarial y la protección de la biodiversidad del país.

La directora de la Fundación Ellen MacArthur para América Latina, Luisa Santiago, explicó que este modelo es una manera de innovar en la economía para obtener resultados satisfactorios alineados con la sostenibilidad ambiental, el desarrollo de la sociedad y el crecimiento monetario. “Es un cambio sistémico que impacta de manera positiva a las personas, hace frente al cambio climático y permite regenerar y aprovechar el inmenso beneficio que contiene la biodiversidad de nuestra región”, comentó.

Desde hace varios años, Colombia viene diseñando una política pública que cambia el enfoque lineal de utilización de los recursos por uno circular. “Todas las políticas y normativas tienen que apuntarle a este modelo”, afirmó el director de Desarrollo Urbano del DNP, Redy López, para enfatizar en el hecho de que la economía circular no puede ser un tema exclusivo de los ministerios de Ambiente o de Vivienda. “Se necesita una mayor inversión tanto del sector público como del privado para la investigación y el desarrollo de la economía circular”, agregó. Y, como Gobierno, trabajar en los incentivos con el objetivo de acelerar el salto a las nuevas tecnologías que ayudarán a que el país sea cada día más sostenible.

También se resaltó cómo la economía circular ha venido calando de una manera muy profunda en el empresariado colombiano. A juicio de Carlos Herrera, vicepresidente de Desarrollo Sostenible de la Andi, la sostenibilidad se convirtió en un tema integral en el negocio, que aumenta la competitividad y mejora la calidad de los productos. “Hoy las empresas quieren contarle a la sociedad qué están haciendo en materia sostenible, una actividad que mejora su desempeño”, dijo.

Los retos

Solo en reciclaje, Colombia tiene que sobrepasar el 17 por ciento de residuos reciclados de los 12 millones de toneladas de basura que se producen anualmente. Lograr una conciencia de país sobre el cuidado del medioambiente es uno de sus grandes retos. Y, para lograrlo, hay que ir más allá de la acción de reciclar, acotó el presidente de Acoplásticos, Daniel MitchellRestrepo. “La cultura es clave. Como consumidores, resulta fundamental demandar productos con atributos ambientales, así como una infraestructura que permita la buena disposición de residuos”, precisó.

En este sentido, empresas como Darnel impulsan la economía circular mediante líneas de empaques de alimentos que están elaboradas con mínimo 70 por ciento de material posconsumo y líneas de aluminio fabricadas con 80 por ciento de material reciclado. “Comprar productos reciclados también es reciclar”, aseguró.

Para Luis Fernando Sanabria, director de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), el Estado debería desarrollar políticas públicas con el fin de estimular e incentivar hábitos responsables con el medioambiente. Además, destacó la importancia de las plantas de tratamiento de aguas residuales (PTAR) para los asuntos ambientales del país, no solo por el trabajo de saneamiento, sino porque son un modelo de economía circular. “Se deben destinar recursos para las PTAR porque son cruciales en la contribución al desarrollo medioambiental. Muchos municipios y gobernaciones no cuentan con los recursos para estas obras, que son necesarias”, puntualizó.

Los panelistas de este foro y un grupo de recicladores de El Rosal (Cundinamarca), que asistieron al evento, hicieron un llamado a modificar el funcionamiento del Sistema de Gestión de Residuos en Colombia para que se empiece a transitar de las disposiciones finales en relleno sanitario hacia esquemas de aprovechamiento, además del reciclaje.