valle del cauca

Valle: conmoción por el asesinato de tres menores de edad en Buenaventura y Jamundí

Los menores de edad eran un hombre y una mujer de 14 y 17 años.


En Buenaventura, Valle del Cauca, hay conmoción por el asesinato este sábado de dos menores de edad. Hasta el barrio Los Pinos llegaron sujetos armados y dispararon contra los adolescentes.

Las víctimas son una mujer y un hombre, de 14 y 17 años, respectivamente, quienes fueron ultimados por sujetos que ingresaron de forma intempestiva a su vivienda.

Los adolescentes fueron identificados como Brandon Espinosa Quiñones y Ligia Fernanda Sinisterra.

El secretario de Gobierno de Buenaventura, Jesús Hernando Rodríguez, señaló que la menor muerta estaba, al parecer, esperando un bebé.

Así mismo, señaló que las pesquisas de las autoridades para dar con el paradero de los responsables ya se pusieron en marcha. Por ahora no hay ninguna hipótesis acerca de los asesinatos de estos dos jóvenes.

“Hay una menor de 14 años, aparentemente en estado de embarazo, y un joven de 17 años muertos. Las autoridades están en las investigaciones respectivas para establecer los móviles, las causas y los autores de este horroroso crimen que conmueve a toda la ciudad”, dijo el funcionario.

La comunidad bonaverense ha lamentado y repudiado estos asesinatos sobre los cuales las autoridades policiales no se han pronunciado.

Entre tanto, otro caso de violencia contra un menor de edad se registró en Jamundí, Valle del Cauca, este fin de semana.

Se trata de un adolescente de 15 años ultimado dentro de una vivienda del barrio Paso de las Flores, por un sujeto armado.

En medio de este ataque sicarial resultaron heridas dos personas que fueron trasladadas a hospitales de Cali.

Niña muere al recibir tres disparos

Por otra parte, hay indignación en la capital del departamento del Cesar, Valledupar, por el asesinato de una niña de apenas un año de edad. La pequeña falleció tras recibir tres impactos de arma traumática en la cabeza, según informaron las autoridades.

Trascendió que los hechos en los cuales la menor resultó herida ocurrieron en la noche del jueves en el barrio Las Manuelitas, zona sur de Valledupar.

Una discusión entre algunos familiares de la pequeña con el presunto homicida habría sido el detonante de la tragedia.

Luego de la discusión que, al parecer, se originó por diferencias económicas, el victimario se marchó del lugar. Momentos después regresó al lugar a bordo de un taxi, junto a otros dos sujetos, y en un acto de intolerancia disparó en repetidas ocasiones contra la familia.

Infortunadamente, los disparos alcanzaron a la menor, la cual estaba siendo cargada por su mamá. Los esfuerzos por salvarle la vida no fueron suficientes, pues falleció pese a ser llevada hasta un centro asistencial, debido a las graves lesiones ocasionadas por los disparos.

El coronel Luis León, comandante de Policía en el departamento del Cesar, explicó en una declaración brindada a los medios de comunicación que “el caso se presentó en medio de una discusión por un negocio que se había dado en días anteriores entre una señora y unos sujetos, lo que se dice es que esto no se pudo consolidar y pretendían obligar a la señora a continuar con el negocio que era una compra de un lote, y a raíz de la discusión uno de los sujetos con arma traumática comenzó a hacer disparos en contra de la mujer que tenía a una bebé en brazos, la cual recibió los disparos en la cabeza. Cuando la menor fue llevada a un centro asistencial, falleció”.

Poco después de que el sujeto abrió fuego, hiriendo mortalmente a la niña, unidades de la Policía de Valledupar iniciaron las pesquisas para encontrarlo.

La rápida acción dio como resultado la captura de Roberto Carlos Villadiego Ramírez, quien sería el presunto homicida. Los otros dos implicados que iban en el taxi no han sido detenidos.

A este sujeto le fueron encontrados varios cartuchos y el arma traumática. Por este motivo fue puesto a disposición de las autoridades competentes para que responda por el delito de homicidio agravado.

“Es un caso lamentable, de intolerancia, la idea es que en conjunto con la Fiscalía se haga justicia, seguimos con la investigación del caso”, añadió el comandante de la Policía del Cesar.