cesar

‘Los Chirris’ fueron capturados por la venta de drogas en colegios de Valledupar

Incautaron cincuenta dosis de marihuana listas para su comercialización.


En flagrancia se logró la captura de presuntos miembros de una banda delincuencial en Valledupar, quienes, según información de las autoridades, se dedicaban a la venta de estupefacientes en cercanías de colegios de la capital del Cesar.

En trabajo articulado con la Sijín, la Policía Nacional logró la aprehensión de ocho sujetos, quienes se hacen llamar ‘Los Chirris’; identificados como Alcides Javier Mieles Rodríguez, alias Mai; César Augusto Guerra Ibarra, alias Tayson; Jhon Mojica, alias Jhon Kevin; Heiner Giovanni Bolaños Pérez, alias Chupo; Keiner David Lázaro Borrego, alias Chatico; Jesús David Millán Bolívar, Kevin Enrique Frías Hernández y Carlos Andrés Torres Aguilar.

En información preliminar, se conoció que los implicados aparentemente también se dedicarían a otras actividades delictivas, presentando antecedentes judiciales por los delitos de hurto, concierto para delinquir, violencia intrafamiliar, extorsión y daño en bien ajeno.

Los señalados fueron sorprendidos con 50 dosis de marihuana que se encontraban listas para ser comercializadas.

Según la investigación, los sectores de distribución de la banda serían los colegios Joaquín Ochoa Maestre, Milciades Cantillo, Sendero de Dios, y parques de la zona, por lo que estarían incitando a menores de edad a la compra y consumo de esta.

“Este grupo venía sosteniendo disputas territoriales con otros jíbaros del sector de las Torres de Nando Marín, y se extienden hasta el barrio Las Manuelitas, en Valledupar”, afirmaron las autoridades.

La policía, aseguró que continúan en operativos para dar fin a estos grupos que golpean el bienestar y seguridad de la población vallenata.

Alias Gordo 40, señalado cabecilla de Los Costeños, fue enviado a la cárcel junto a su hermano

Un juez de control de garantías avaló el abundante material probatorio presentado por la Fiscalía Seccional Atlántico, legalizando la captura de Dionisio Frías Castillo, alias Gordo 40, quien sería el líder de la estructura criminal Los Costeños, y Danny William Frías Castillo, segundo al mando en la citada organización.

A los presuntos integrantes de la banda señalada por homicidio, extorsión y concierto para delinquir y otros delitos perpetrados en el departamento del Atlántico, se les imputaron cargos por fabricación, tráfico o porte ilegal de armas de fuego, a los cuales no se allanaron. Sin embargo, fueron enviados a la Cárcel Modelo, ubicada en Barranquilla.

“Según la indagación, las áreas de injerencia de los procesados, serían los barrios Nuevo Milenio, Los Cusules, Villa del Carmen, El Manantial y algunos aledaños a Soledad, en los que se presume que extorsionaban a comerciantes y residentes”, así lo indicó la directora Seccional Atlántico, Diana María Núñez Forero.

Hechos pasados

El pasado jueves, 28 de abril, luego de que se lograra la captura de Dionisio Frías Castillo, uno de los delincuentes más buscados de la región Caribe, se conoció que habrían intentado sobornar a policías.

Así lo habría informado Diego Molina, comandante del Gaula en el Atlántico, que indicó que el líder de la banda delincuencial habría recurrido a varias estrategias contra las autoridades para conseguir su libertad.

Entre ellas, se conoció que Digno Palomino, uno de los líderes de la organización, estaba ofreciendo la suma de 20 millones de pesos con el objetivo de realizar un mal procedimiento en la detención del cabecilla.

Frías fue encontrado en una vivienda del barrio La Unión por la Policía Metropolitana, con panfletos amenazantes y una granada de fragmentación, y junto a él, cayeron su hermano alias Dany 40 y Melkis Antonio Leal Frías, su sobrino.

Asimismo, cuatro abogados llegaron a la URI de la Fiscalía para intentar anular la captura.

El líder de la banda delincuencial es señalado por orquestar múltiples casos de extorsión, homicidios, comercialización de estupefacientes, atribuidos a la organización criminal.

Por los presuntos actos delictivos cometidos, las autoridades habían ofertado una recompensa de hasta 50 millones de pesos para conducir al paradero del sujeto, que sería el heredero de la estructura liderada por alias Castor, de quien recibía órdenes desde una cárcel en Venezuela.

La Policía Metropolitana, además, aseguró que Gordo 40 sería el encargado de financiar a un grupo delincuencial denominado Los Carambola, que tiene injerencia en el barrio Rebolo.