Home

Nación

Artículo

Creativo
Una revisión exhaustiva es la que hará la Superintendencia de Salud en los hospitales públicos, pero no se podrán liquidar. - Foto: Getty Images

salud

¿Corrupción? SuperSalud anuncia lupa a altos salarios de interventores en hospitales públicos, pero las IPS no se podrán liquidar

La entidad de control dice que hará revisión para establecer lo que sucede, pues son hospitales que tienen escasos recursos.

Mientras en los hospitales públicos escasean los recursos para la atención a los ciudadanos, a los agentes interventores les estarían pagando altas sumas y los procesos no avanzan. Inclusive, hay algunos que llevan cinco y seis años y no se muestran los resultados de la gestión del interventor.

Fue así como el superintentente de Salud, Ulahí Beltrán López, dijo este sábado que pondrá la lupa en la situación, pero, en todo caso, según las directrices del presidente Gustavo Petro y los contenidos que tendrá la reforma a la salud, los hospitales públicos no se podrán liquidar.

El funcionario anunció que hará una revisión exhaustiva a las altas remuneraciones que reciben los agentes designados en hospitales públicos que están intervenidos, porque son entidades que tienen una frágil situación financiera y, debido a su estado (de intervención) se ven a gatas para prestar la atención a los usuarios.

“Estamos hablando de salarios exageradamente altos de entidades que ya están en criticidad financiera, por eso estamos haciendo toda una serie de consideraciones para anunciar próximamente una serie de medidas que incluyen variaciones a la remuneración de estas personas”, dijo el funcionario.

Supersalud / Hospitales
Ulahí Beltrán, superintendente de salud. - Foto: Superintendencia de Salud

La Superintendencia de Salud ha estado activa en las últimas semanas, poniendo el ojo en todo lo que afecte las finanzas del sector del cual depende la atención y la vida de los colombianos.

En la actualidad, existen diez hospitales que están bajo la medida de intervención forzosa para administrar de parte de la Superintendencia.

Sobre ellos está puesta la mira, según expresó Beltrán López, quien advirtió que “se está haciendo un seguimiento especial a la gestión desarrollada por los agentes interventores designados en estos centros asistenciales para evaluar los indicadores de recuperación y desempeño”.

En ese sentido, el funcionario dijo que, pese a los amplios tiempos que llevan las intervenciones, los resultados para sacar a esas IPS de las difíciles situaciones financiera, son escasos, pero que, no obstante, no podrán ser liquidados.

El superintendente nacional de Salud, Ulahí Beltrán López, anunció que, en cumplimento con una de las directrices dadas por el presidente de la República, Gustavo Petro, frente a los hospitales públicos, estos no podrán ser liquidados.

“No podemos acabar con lo que es el patrimonio social de los colombianos y, por el contrario, tenemos que fortalecerlos con equipos de alta tecnología y con servicios que permitan que la ciudadanía reciba una atención garantizada y con calidad”, expresó el superintendente.

Beltrán López, quien participó en un Foro Nacional en el que se analizaron los elementos centrales de la reforma a la salud y el papel del hospital público en el nuevo sistema, recordó que la búsqueda del gobierno de Gustavo Petro es el fortalecimiento de la red pública hospitalaria.

Principalmente, el objetivo es revisar los casos en los que los hospitales afrontan grandes dificultades, lo que coincide con zonas apartadas, que han estado lejos de la mira del Estado.

“Acercarnos a la ‘Colombia profunda’ hace parte de lo que propone el nuevo modelo de atención primaria en salud con enfoque territorial, tal como lo ha explicado la ministra de Salud, Carolina Corcho”, dijo.

No obstante, las intervenciones que llevan un largo tiempo sin avanzar, son parte de las investigaciones más rigurosas que se adelantan, para establecer si los agentes se atornillan en la tarea y la dilatan, para mantener sus altas remuneraciones.

Ulahí Beltrán, además, anunció que se encuentran estudiando el caso puntual de las remuneraciones a los agentes interventores, para establecer si los altos pagos que reciben pueden estar contribuyendo a la fragilidad financiera de hospitales que están en crisis.