Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/21/2018 6:56:00 PM

"Solo tengo dos reclamaciones de 8.000 cirugías realizadas": Carlos Ramos Corena

Después de pasar por un lío con la justicia puertorriqueña el médico volvió a Medellín, donde continúa al mando de su empresa de procesos estéticos, asegura que vive una persecución por parte del concejal Bernardo Alejandro Guerra.

El médico Carlos Ramos Corena dice que el concejal Bernardo Guerra lo persigue "Solo tengo dos reclamaciones de 8.000 cirugías realizadas": Carlos Ramos Corena Foto: Cortesía

El médico Carlos Ramos Corena, conocido como el médico de las barbies, ha estado desde hace varios años en medio de polémicas por las denuncias por supuestas malas prácticas que le ha hecho el concejal de Medellín, Bernardo Alejandro Guerra, quien también lo ha llamado jefe de una gran bacrim de cirugías estéticas. Ramos Corena cree que su mala imagen, que ahora parece haber invertido pues su clínica mantiene atiborrada de pacientes, se debe a una persecución por parte del político. SEMANA habló con el médico.

SEMANA: Cuénteme un poco de su historia. ¿Dónde nació? ¿Cómo llegó a Medellín? ¿Dónde estudió la carrera de medicina?

Carlos Ramos Corena: Soy de Barranquilla, llegué a Medellín porque quise terminar mi carrera acá porque es ampliamente conocido que la mejor medicina del país se estudia acá, y estudie medicina en la Universidad Metropolitana de Barranquilla y terminé realizando mi año de internado con la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín.

SEMANA: ¿Cómo empezó a ejercer la cirugía plástica? ¿Es cierto que se aventuró a ejercerla sin un posgrado porque la ley lo permite?

C.R.C.: Lo que yo ejerzo es la cirugía estética, que es una especialidad que no está reglamentada en el país, pero ese hecho no implica que no se pueda practicar. Con respecto de la cirugía plástica, yo directamente no la ejerzo, básicamente actúo como empresario en el ámbito de la medicina en ejercicio del derecho a la libertad de empresa que se regula en el artículo 333 de la Constitución Política. Para tales efectos, en calidad de empresario he conformado un grupo médico quirúrgico compuesto por un equipo interdisciplinario de diferentes especialidades como la anestesiología y naturalmente la cirugía plástica.

Puede leer: Cuando una cirugía de senos no sale como se esperaba

SEMANA: ¿Esto quiere decir que usted no hace intervenciones?

C.R.C.: Debo indicar que yo directamente no hago intervenciones quirúrgicas en el campo de la cirugía plástica sino dentro de la medicina estética. Sin embargo, es necesario aclarar que el Estado colombiano no exige un título de posgrado para el ejercicio de la cirugía plástica, por lo que todos los profesionales a los que el Estado les concedió el título de “médicos y cirujanos” pueden válidamente ejercer en este campo. Este aspecto lo ha dejado claro el Consejo de Estado en sentencia del 23 de octubre de 2014, que en resumen deja establecido que el Ministerio de Educación no podrá exigir título de idoneidad a los médicos para ejercer la medicina o una de sus especialidades a excepción de la anestesia y reanimación o de imágenes diagnósticas y radiología. En consecuencia, las intervenciones quirúrgicas que realizo directamente o como empresario a través del grupo de profesionales que se ha conformado para tal fin se ejecutan con total apego a la ley y al ordenamiento jurídico colombiano.

SEMANA: ¿Desde cuándo está en el negocio y cuántas personas han pasado por sus manos?

C.R.C.: A través del grupo de profesionales que se han integrado a la empresa que actualmente lidero, desde el punto de vista administrativo y organizacional, venimos ejerciendo en el ramo de la cirugía plástica desde el año 2004. Desde esa fecha hasta la actualidad se han atendido más de 8.000 pacientes de Colombia y del extranjero con resultados totalmente satisfactorios.

SEMANA: ¿Qué piensa de los escándalos que ha tenido por cuenta de las complicaciones y las muertes de pacientes? ¿Ha compensado a los familiares de las víctimas?

C.R.C.: No existen ningunos escándalos como los que se mencionan en la pregunta. Existen algunas reclamaciones de pacientes y de esos solo dos casos, de más de 8.000 cirugías que se han realizado. El primer caso es el de la odontóloga Tatiana Posada, que lamentablemente falleció como resultado de un riesgo inherente a la cirugía, caso que ya fue fallado por la justicia de acuerdo con la demanda que sobre ese particular presentó la familia. En primera instancia un juzgado administrativo me declaró libre de toda responsabilidad, aspecto que fue ratificado en decisión de segunda instancia por el Tribunal Administrativo de Antioquia. El segundo caso es el de la puertorriqueña Nancy Santana, cuyo informe de necropsia determinó como causa de la muerte una intoxicación medicamentosa en la que no tuvo nada que ver la intervención quirúrgica que se le realizó; la paciente consumió voluntariamente y sin haber contado con aprobación profesional un conjunto de medicamentos que generaron el fatal desenlace. Es absolutamente claro que el grupo médico que lideró nada tuvo que ver en el resultado de esta paciente.  Lo demás que se propaga en medios de comunicación es únicamente información difamatoria y mentirosa del concejal de Bernardo Alejandro Guerra Hoyos, quien ha emprendido en mi contra una persecución sin cuartel acusándome de todo lo malo que ocurre en materia de salud en la ciudad. Tan claro es que la información del concejal carece de veracidad que ninguno de esos datos que se han convertido en procesos judiciales ha llevado a algún tipo de sanción o condena en mi contra.

Puede interesarle: El testimonio del médico que operó bailando durante cirugía estética 

SEMANA: ¿Cómo conoció al concejal Bernardo Guerra? ¿Cree que lo tiene perseguido? ¿Por qué?

C.R.C.: Al concejal no lo conozco personalmente, salvo los encuentros sostenidos con ocasión de diferentes diligencias judiciales en las que hemos coincidido. Se trata de un personaje que me ataca a mí y a los miembros de mi familia con toda suerte de imputaciones deshonrosas y carentes de veracidad. Por las difamaciones que se han realizado en mi contra de parte de este concejal usando el espacio y la figuración del honorable Concejo de la ciudad, se interpuso una demanda administrativa contra él y el municipio de Medellín, con pretensiones valoradas en cerca de 3.500 millones de pesos, demanda que el concejal no se dignó a responder. Lamentablemente por la actitud negligente del concejal ha sido necesario vincular en estas demandas al Municipio de Medellín, puesto que el Concejo no tiene capacidad procesal para comparecer al juicio que se ha instaurado.  La única razón para que exista una persecución de parte de este sujeto, es el enorme éxito que el grupo de médicos que lidero ha obtenido con ocasión de las cirugías que se han realizado a lo largo del país y los resultados muy satisfactorios que se han reportado.

SEMANA: ¿A qué se debe su fama creciente? ¿Cree que es el médico más famoso del país?

C.R.C.: El concejal ha intentado hacer en mi contra mala prensa intentando convertir dos hechos aislados y en los cuales no tengo responsabilidad, como un error mayúsculo merecedor de un linchamiento público. Este señor se propuso realizar un hostigamiento mediático en mi contra, con el uso intensivo de información mentirosa en redes sociales, sin embargo, con el pasar de los años la actitud del concejal me ha resultado finalmente favorable, pues muchas personas han podido conocer de primera mano la verdad de mi actuar profesional lo que no guarda correspondencia con lo afirmado por el concejal. Esto ha permitido revertir en parte el impacto negativo y aprovechar esa exposición en medios para realizar actuaciones más didácticas  de comercialización en el campo de la medicina estética y la cirugía plástica. En las redes sociales difundo información con un contenido informativo sobre las formas en que trabajamos y los positivos resultados que nos respaldan. Gracias al trabajo juicioso, tenaz y persistente he podido demostrar que las imputaciones deshonrosas del concejal son falsas, y la gente confía en mí al ver los resultados que se obtienen en sus cuerpos y en la salud mental. Mucha gente me reconoce por mi profesionalismo y dedicación al área de la salud, no solo en el país sino a nivel internacional, en lugares tan importantes como Estados Unidos y México. Justamente en este último país en días pasados se me otorgó un honoris causa por una reconocida universidad por el hecho de los positivos resultados de las intervenciones quirúrgicas que realizo con mi equipo de profesionales. Todos esos factores sumados me han permitido contar con ese enorme reconocimiento en redes sociales, de manera que si no soy el médico más famoso, ciertamente si soy uno de los más famosos del país.

SEMANA: ¿Pero qué pasó en Estados Unidos? ¿Por qué le dictaron medida de aseguramiento? ¿Pagó fianza?

C.R.C: Todo el asunto de Puerto Rico se dio porque el mismo concejal al que hemos venido haciendo referencia se dedicó a realizar una campaña de desprestigio en la isla, por lo que la instancia que allá hace las veces de Fiscalía literalmente me fabricó un caso penal. Se inventaron entonces que yo había estado practicando la medicina en la isla, que había realizado consultas allá y recomendado tratamientos para algunas mujeres. Resulta que soy médico en Colombia, pero no estoy habilitado para ejercer en Puerto Rico pues se requiere de una habilitación especial. En dicho lugar ejercer la medicina sin tener habilitación es sancionado penalmente y solo por eso se me acusó. Un comportamiento como ese acá en Colombia tiene connotaciones exclusivamente administrativas, pero allá tiene efectos penales. Fue así como varias instituciones de justicia en Puerto Rico se pusieron de acuerdo para sancionar ese supuesto ejercicio de la medicina en Puerto Rico y por ello se dictó orden de captura y me vi enfrentado al correspondiente juicio ante un jurado. El caso que me fabricaron resultaba tan falso y absurdo que afronté el proceso sin ningún temor a la eventual condena, pues dicho resultado lo consideramos desde todos los puntos de vista, imposible. Y en efecto, realizado el proceso el jurado reconoció lo que era evidente, esto es, que yo era inocente de todos los cargos que me habían imputado. Se habían formulado 5 cargos por un igual número de pacientes supuestamente atendidas por mí en la isla y en todos ellos se declaró la inocencia por el jurado. Debo recalcar que allí me juzgó un sistema de justicia rígido e implacable, con lo que una vez más he demostrado que mis actuaciones en el campo médico se realizan con un apego a la estricta legalidad. Sí pagué fianza por 500.000 dólares.

En contexto: Los cargos que enfrentará el ‘médico de las barbies‘

SEMANA: ¿Cómo le está yendo después de todo ese problema?

C.R.C.: Mis actividades médicas hoy por hoy, con mi grupo de trabajo, están en un excelente punto. Las acciones malintencionadas realizadas por el concejal me han dado una fortaleza personal y profesional enorme, por lo que de forma constante y persistente me contactan personas famosas y de la farándula en busca de mis servicios médicos y estéticos, en tanto tienen plena claridad de los resultados muy positivos que logramos con mi grupo de trabajo. Mantenemos completa agenda de consultas y de intervenciones en cantidad superior a los 5 meses. Todo esto no es gratuito, se debe a un trabajo constante y muy profesional que ha permitido construir toda una marca que identifica un servicio médico con un estándar de calidad muy superior, que está muy reconocido en el medio médico.

 

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1946

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.