nación

¡Este año ya no fue! Debate sobre despenalización del aborto seguirá en 2022

Los magistrados no alcanzaron a discutir sobre la despenalización pese a que el tema aparecía primero en el orden del día de la Sala Plena.


Este año ya no habrá decisión sobre si se despenaliza o no el aborto en Colombia. La Corte Constitucional, pese a tener en el primer lugar del orden del día ese tema, no alcanzó a discutir las dos ponencias que definirán el futuro de este tema.

SEMANA ha venido informando que la votación está prácticamente anunciada. Habría cinco magistrados a favor de la ponencia principal que propone la despenalización y cuatro en contra en un tema que, con seguridad, generará polémica sea cual sea la decisión. 

En este caso, otros temas como el debate a la reforma del código electoral o la ponencia que SEMANA reveló en su momento sobre educación en tiempos de pandemia, parecieran haber quedado “guardados” para otro momento. Uno de los temas, sin duda, que dará de que hablar empezando el próximo año será precisamente ese, cuando la sala plena se reúna para decidir el impedimento del magistrado Linares y también para resolver de fondo la discusión tras dos demandas que piden despenalizar el aborto. Los magistrados quieren darle prioridad.

Y es que justamente, Hernando Yepes Arcila será el conjuez deberá decidir si acepta o no el impedimento presentado por el magistrado Alejandro Linares.

Sobre él recae la decisión más importante: por un lado, si Yepes considera que Linares puede votar en tema aborto y que no existe impedimento, lo más probable es que se abra la puerta a la despenalización con 5 votos a favor y 4 en contra. Si Yepes no acepta el impedimento, el escenario más probable es el empate (4-4) y que surja la necesidad de nombrar a otro conjuez para terminar de decidir.

 Los nueve magistrados de la Sala Plena se preparan para volver a discutir el futuro del aborto en Colombia. Aunque hay tendencias casi definidas, la última palabra sobre el tema se conocerá a finales de octubre o principios de noviembre. SEMANA revela detalles de lo que será la discusión.
Los nueve magistrados de la Sala Plena se preparan para volver a discutir el futuro del aborto en Colombia. Aunque hay tendencias casi definidas, la última palabra sobre el tema se conocerá a finales de octubre o principios de noviembre. SEMANA revela detalles de lo que será la discusión. - Foto: Guillermo Torres Reina / CORTESIA CORTE / Esteban Vega La-Rotta

Y es que el tema en Colombia sigue siendo un tabú para gran parte de la ciudadanía, a pesar de que está permitido bajo tres causales desde 2006: si el embarazo es producto de una violación, riesgo de vida de la madre o el menor, o enfermedad grave o malformación del feto.

Cabe anotar que en esta oportunidad, la Corte no cuenta con posiciones tan conservadoras como sí las tuvieron en su momento el magistrado Luis Guillermo Guerrero o Carlos Bernal Pulido, que fueron decisivos para examinar con lupa antes de dar un paso hacia una despenalización que sigue siendo una utopía para muchos. Y es que el debate genera pasiones, tanto que en 2020 hubo protestas a la salida del Palacio de Justicia de quienes se denominan “Provida” y de movimientos como Causa Justa. Hoy las banderas de ambos bandos se enfrentan una vez más.

Por un lado, la ponencia del magistrado Rojas plantea la inconstitucionalidad del artículo 122 del Código Penal, que condena a las mujeres que aborten a entre 16 y 54 meses de prisión, pero además, se le da un plazo de dos años al Congreso para que legisle con libertad sobre la interrupción voluntaria del embarazo.

Uno de los argumentos entre quienes están a favor del aborto, es del Movimiento Causa Justa, quienes a partir de investigaciones y estudios concluyeron que existen barreras estructurales que aún impiden que a las mujeres se les practique un aborto seguro a pesar de que estén amparadas por alguna de las tres causales.

Por ejemplo, encontraron que la falta de conocimiento legal, la interpretación restrictiva de las normas y las fallas en la prestación del servicio de salud son realidades reinantes en Colombia y que se ven seriamente ahondadas por el hecho de que el aborto sea considerado un delito y se mantenga en el Código Penal.

Será entonces en enero que la Corte vuelva a reunirse para discutir el tema. La última palabra la tienen los togados.