paro nacional

Fiscalía les imputó cargos a policías de Cali por muerte de seis personas durante el paro nacional

El ente acusador les imputó por los delitos de homicidio agravado y afectación de la integridad de los ciudadanos


La Fiscalía General de la Nación acusó al Comando operativo de la Policía de Cali con los delitos de homicidio agravado y afectación a la integridad de los ciudadanos debido a la muerte de seis personas en el marco de las protestas del paro nacional.

De acuerdo con el ente acusador, los acusados fueron el coronel Édgar Vega Gómez, comandante operativo de la Policía de Cali; el teniente Néstor Mancilla, comandante de los Grupos de Operativos Especiales de Seguridad (Goes), y el patrullero Wilson Orlando Esparragoza.

En la audiencia de imputación de cargos, la Fiscalía aseguró que el coronel Vega tuvo la posibilidad de evitar que varios de los hechos que sucedieron durante las manifestaciones no terminaran en la muerte de los ciudadanos.

Así mismo, la Fiscalía responsabilizó al patrullero Esparragoza por la muerte de Miguel Ángel Pinto, un comerciante que falleció luego de recibir un disparo en el sector de Puerto Rellena, que había sido llamado Puerto Resistencia, explicó Infobae.

Los acusados serían los responsables de la muerte de José Emilson Ambuila, Kevin Antonhy Agudelo, Harold Antonio Rodríguez, Einer Alexander Lasso, Edwin Villa Escobar y Miguel Ángel Pinto.

En el caso del joven Agudelo, la Fiscalía pudo determinar que era un joven electricista que fue asesinado el tres de mayo cuando se encontraba en un velatón por las víctimas que había dejado el paro aquel día cuando las autoridades abrieron fuego contra él y otros participantes de la jornada.

Einer Alexander Lasso fue otra de las víctimas fatales y del cual se pudo determinar que no estaba participando en las manifestaciones e igual fue acribillado por un uniformado.

La familia de una de las víctimas aseguró que están conformes con el paso que da la Fiscalía, pero que hace falta precisar más detalles sobre lo que ocurrió en la noche del 3 de mayo y que esperan que eso se haga durante todo el proceso.

Cali fue una de las ciudades en las que más se reportaron fallecidos en el marco del paro nacional y además fue el centro de denuncias de violaciones de derechos humanos se registraron, según cifras de autoridades oficiales.

En el mes de junio, en el sector de Siloé se registró una situación de alteración al orden público, con enfrentamientos entre vándalos y el Esmad que lamentablemente terminaron en tragedia.

En redes sociales circuló un video en el que un hombre, que al parecer transitaba por el sector sobre las 8:00 p. m. del jueves 10 de junio, recibió un disparo de un proyectil aparentemente disparado por la Policía, el hecho sigue siendo materia de investigación.

Según la Policía, los hechos sucedieron en la parte baja de Siloé, a pocos metros de la glorieta. Lo que se conoce hasta el momento es que el hombre fue sacado de un vehículo que al parecer fue impactado por un proyectil de arma de fuego en medio de los tiroteos. Algunas oenegés defensoras de derechos humanos aseguraron que el vehículo fue afectado por los disparos, por lo que personas de la comunidad acudieron para ayudarlos. Sin embargo, el hombre que iba en el vehículo resultó herido y llegó al centro médico sin signos vitales.

Esto ocurrió luego de la intensa jornada de violencia que se vivió en la noche del miércoles 9 de junio. En el barrio Andrés Sanín, al oriente de la ciudad, cuando varios grupos de encapuchados generaron una ola de violencia en medio de disturbios y enfrentamientos con la fuerza pública que se salieron de control; un hombre de 42 años falleció por arma de fuego, mientras que tres policías resultaron lesionados y varios manifestantes quedaron detenidos.