nación

''Daniel Quintero jugó con EPM'': Federico Gutiérrez

El exalcalde de Medellín arremetió en un comunicado contra su sucesor por no cumplir sus promesas de campaña frente a la protección de EPM. "Ante la gravedad de lo que están haciendo, sería más imprudente seguir callado", dice.


Este 12 de agosto, el exalcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, realizó una dura crítica al hoy alcalde Daniel Quintero por la situación que atraviesa la empresa EPM, tras la renuncia de la junta directiva por diferencias con el actual alcalde. La inédita situación se presentó después de que el actual mandatario anunciara que EPM demandará por 9,9 billones de pesos a constructores, diseñadores, interventores y aseguradores del proyecto Hidroituango.

Según se conoció, los directivos no fueron consultados al respecto. Si bien la gerencia de EPM explicó que jurídicamente no estaban obligados, esto no cayó nada bien en la junta directivaEn una carta dirigida a Quintero, en la que se informó de la renuncia de la junta, se indica que sus miembros no están de acuerdo con el manejo que el mandatario y el gerente de EPM, Álvaro Guillermo Rendón, le han dado a la empresa pública más importante del país.

Vea el programa de SEMANA Noticias sobre la renuncia de la junta de EPM

En una misiva, el exalcalde se despachó sobre lo que piensa frente a la situación de la empresa. Este es el texto de la carta: 

EPM y Medellín están en peligro

Con gran preocupación quiero dirigirme a la ciudad, a los habitantes de Medellín, a los empleados de EPM, a todos. Desde que dejé la Alcaldía he sido muy prudente con mis opiniones, pero hoy, ante la gravedad de lo que están haciendo con nuestra ciudad, sería más imprudente seguir callado. En Medellín, una crisis institucional de estas dimensiones es algo sin precedentes.

Desde su campaña electoral, el actual alcalde Daniel Quintero jugó con EPM, fue su caballito de batalla. En un debate en el Consejo, siendo candidato, le llevó un queso gigante a Jorge Londoño, entonces gerente de EPM. Hoy me pregunto realmente para quién es el queso, se lo están devorando entre el alcalde, el gerente y sus amigos.

En su campaña prometió elegir un gerente de todas las calidades mediante un concurso de méritos, incumplió. Prometió que al llegar a la Alcaldía trabajaría por EPM, incumplió. Y lo hizo al desplazar a los técnicos que toda la vida han trabajado allí, ignorando el gran talento humano que ha hecho grande a EMP. Los hizo a un lado con unos intereses muy claros. Mi solidaridad, cariño y respeto para todos los empleados de EPM que hoy lamentan lo que está ocurriendo.

El discurso de Quintero, basado en mentiras, habla de una lucha social, de una lucha de clases, las mismas ideas de Gustavo Petro que, además, fue el primero que celebró y apoyó la decisión del alcalde de desinstitucionalizar a EPM, lo que obligó la renuncia de la junta. Pero miren qué contradicciones: ¿qué clase de lucha social destruye los motores de progreso? EPM es justamente eso, una ayuda incalculable para las comunidades más vulnerables, una herramienta para disminuir las brechas sociales.

Es muy peligroso lo que Daniel Quintero y sus aliados están haciendo con EPM y con la ciudad en general. Más allá de diferencias ideológicas, es Medellín la que hoy está en riesgo y por eso he decidido hablar, ya que la junta no encontró las garantías para ejercer su labor y debió renunciar; dicho control le corresponde ahora a la ciudadanía. Movilicémonos en la defensa y el cuidado de EPM y de Medellín.