coronavirus

Incremento de contagios de la covid-19 obliga a buscar 300 camas más de UCI en Antioquia

Este departamento suma 876.359 casos de coronavirus.


Las autoridades de salud de Antioquia encendieron sus alarmas por el incremento en los contagios de la covid-19 tras las vacaciones y festividades de fin de año, lo cual elevó la cantidad de pacientes en los hospitales y consigo la ocupación de las camas de las unidades de cuidados intensivos (UCI).

Según precisaron medios de la capital antioqueña, la saturación de las unidades de cuidados intensivos alcanza el 90 %. En vista de este panorama, reactivarán en todo el departamento 300 camas UCI adicionales.

Este plan es una expansión al proceso de reactivación de 150 camas adicionales que se programaron, pero se habilitarán 150 UCI más, hasta completar de manera gradual 300 de estas unidades para atender la alta demanda, indicaron autoridades a la emisora Blu Radio.

Hasta este miércoles 19 de enero se reportaban seis municipios con ocupación UCI en alerta roja, entre ellos Medellín y La Ceja, que se encuentran al borde del colapso con el 95 %, y Bello, que tiene el 100 % de sus 39 camas UCI ocupadas.

El médico Edward Blandón, coordinador de cuidado crítico del hospital San Vicente Fundación de Medellín, acotó que tiene camas de cuidados especiales que se podrían convertir de cuidados intensivos, en vista de la demanda de pacientes y el apoyo para su operación.

En total, en el departamento están habilitadas 977 camas UCI, pero se podría llegar de manera gradual a las 1.250 camas, según se requiera con el plan de reactivación, citado por el medio radial.

Jorge Andrés Giraldo, coordinador de la Unidad de Cuidados Intensivos y Urgencias del hospital San Vicente Fundación de Río Negro, declaró a Caracol Radio que ha venido aumentando los pacientes con coronavirus, especialmente en quienes no tienen el esquema completo de vacunación.

“Ante el aumento de contagios, ya hay pacientes críticamente enfermos y necesitan cuidados intensivos, eso nos obliga a aumentar la capacidad”, acotó Giraldo.

El 16 de enero, cinco municipios del departamento de Antioquia reportaron que se encontraban en alerta por la ocupación de las camas de la unidad de cuidados intensivos. Entre estos se destacan La Ceja y Rionegro, en el marco del cuarto pico de la pandemia por coronavirus en el país.

Según los últimos reportes de cifras de la covid-19 emitido por el Ministerio de Salud y Protección Social, en el departamento antioqueño hay más de 50.000 casos activos y un total de 863 pacientes se encuentran en ocupación de cama UCI.

En cifras diarias, el departamento aporta un promedio de 4.000 contagios por día, por lo que se ha tenido que incrementar la disponibilidad de camas UCI. Sin embargo, este aumento no ha sido suficiente.

En este sentido, autoridades alertaron que de seguir incrementándose las hospitalizaciones tendrían que remitir a otros centros médicos a algunos de sus pacientes en estado más crítico. Con este panorama y tras el posible aumento de casos diarios y críticos, la Gobernación de Antioquia anunció que 13 hospitales y clínicas están en alerta por el incremento en la demanda de sus servicios y por el aumento en el contagio de sus profesionales de la salud.

Ante este panorama, las agremiaciones médicas de Antioquia le pidieron al gobierno departamental restablecer algunas medidas restrictivas como el control de aforos en espacios públicos y en el transporte.

De acuerdo con estas organizaciones, ha habido un incremento exponencial en los casos de contagio, motivado esencialmente por la variante ómicron, que se ha convertido en predominante en varias regiones del país.

El Colegio Médico de Antioquia advirtió que mientras aumenta el número de infectados, han disminuido las medidas de bioseguridad, especialmente por la reactivación de los diferentes sectores económicos.

En medio de este cuarto pico de la pandemia, Antioquia ha tenido reportes de hasta 6.000 contagiados diarios, 48.000 casos activos y una ocupación de las camas UCI en el 90 %.