Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/4/2018 10:43:00 PM

La paz que Uribe buscó con las Farc: lo que revelan las cartas de los comandantes guerrilleros

Detalles inéditos de los acercamiento entre Uribe y la guerrilla, la propuesta de una zona de despeje y hasta la rabia personal del expresidente con las Farc, se leen entre los documentos secretos del informe Génesis, presentado a la Comisión de la Verdad.

Informe Génesis: Diálogos de paz de Álvaro Uribe con las Farc La paz que Uribe buscó con las Farc: lo que revelan las cartas de los comandantes guerrilleros Foto: SEMANA

Cuando era presidente, Álvaro Uribe Vélez intentó negociar la paz con las Farc. Es sabido que envió a Angelino Garzón a contactar la guerrilla, y que se habló incluso de despejar dos municipios de ese departamento para que el grupo armado se concentrara allí. Sin embargo, son pocos los detalles que se conocen de ese acercamiento del hoy senador, quien terminó siendo el más férreo opositor de las negociaciones de paz de La Habana.

Entre los miles de archivos que la Fiscalía y el Ejército le entregaron a la Comisión de la Verdad hay una secuencia de cartas entre altos mandos del Secretariado de las Farc en los que se revelan los pormenores de ese intento de negociación, y de las apreciaciones que las Farc tenían del mismo. SEMANA accedió a los documentos.

En agosto de 2004, Manuel Marulanda y Alfonso Cano intercambiaron correspondencia sobre los reportes que estaban recibiendo sobre el posible diálogo. El puente era Pablo Catatumbo, para entonces comandante del Bloque Occidental, que operaba en varios departamentos de esa región del país, entre esos Valle del Cauca, y Angelino Garzón, quien fungía como gobernador del Valle, y fue designado por Uribe para esa tarea.

Le recomendamos: El dosier secreto de las Farc

A través de un contacto en Cali, Garzón le hizo llegar a Catatumbo los puntos que, textualmente, le había dictado el entonces presidente en una reunión privada, y con los que daba las primeras directrices de negociación con la guerrilla, en los que ya se habla de un cese al fuego bilateral. El entonces gobernador se los transmitió a las Farc, que los consignó así:

"1. Usted, Angelino, es el Delegado Directo del Presidente de la República, en su condición de vocero facilitador". 2. Su tarea, Angelino, es: Dialogar con ellos (las FARC) y crear las condiciones para un proceso de paz, con cese de hostilidades y por un acuerdo humanitario"; 3. Su trabajo, en este campo, en principio es confidencial y no público"; 4. El canal de comunicación debe procurar hacerse en la región del Valle del Cauca, por su condición de Gobernador de ese Departamento"; 5. Al cese de hostilidades de las FARC, el Gobierno responder con cese de acciones militares ofensivas, con verificación internacional"; 6. Si ellos, (las FARC), lo aceptan y están dispuestos a avanzar en lo anterior, yo estaría dispuesto a que el Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, lo acompañara en un nuevo encuentro con las FARC".

Al recibir la propuesta, Marulanda le envió una carta a Alfonso Cano con sus apreciaciones. De entrada, creía, Uribe estaba interesado en una negociación para promover su reeleción. "El gobierno en el actual momento está considerando que las condiciones con la insurgencia están dadas para hacerle propuestas, por la presión del "plan patriota" para obligarnos a negociar sin condiciones y por ello, la propuesta para tantear cómo nos encontramos y con la finalidad de reencaucharse por sus desaciertos en la guerra y la conducción política del país y así buscar simpatía para su reelección".

Le sugerimos: El secuestro del general Alzate contado por sus captores de las Farc

Además, el fundador de las Farc le transmitió sus dudas a Alfonso Cano. "Si nosotros nos comprometemos a suspender acciones militares y hostilidades, él hará lo mismo con verificación internacional. ¿Lo económico, social y político qué, con base en qué, el ejército persiguiendo los principales jefes del secretariado y su organización con quienes debe negociar? ¿Qué dice? si aceptamos, el comisionado podría viajar con Garzón a hablar de intercambio humanitario y de paz. Pero no hay territorio despejado para garantizar el encuentro entre gobierno y FARC. Seguimos siendo sindicados de terroristas y narcotraficantes".

En un siguiente informe se habla ya de un encuentro entre Angelino Garzón y Pablo Catatumbo, con el fin de acordar una propuesta concreta para presentarle al entonces presidente y al Secretariado. "Uribe le pidió a Angelino una propuesta porque quería salir de eso pronto", dice el documento de la guerrilla. Lo que sale de esa reunión queda consignado por Alfonso Cano: "Angelino elabora la propuesta donde Pablo y se sintetiza así: a. hay consenso que el siguiente paso es sentarse a conversar. b. hay que concretar sitio. c. Se pueden aprovechar mecanismos de transporte usados en el pasado como helicópteros, etc. d. ofrece al Valle como lugar para recibir negociadores. e. Uribe pregunta si aceptaríamos conversación privada de Pablo, Angelino y Luis Carlos Restrepo. - Son las ideas de Angelino que sale a presentar a Uribe. Pablo le plantea los interrogantes pendientes y queda de informar al Secretariado".

Sin embargo, cuando Angelino Garzón quiere reunirse con Uribe para presentarle el avance, no lo logra. El gobernador habría buscado otros canales: Así lo cuenta Alfonso Cano: "Uribe no lo recibió. Habló con Restrepo. Entonces buscó al senador Barragán (padre de uno de los diputados retenidos) quien a su vez se apoyó en Mario Uribe y en Claudia Blum, para conseguir la entrevista. Uribe no recibió a Angelino sino a Barragán y le dijo: no me hable de esos hp bandidos que mataron a mi papá y al papá de la senadora Blum. Yo estoy mamado de recibir y  contactar gente: que Lula, que los suizos, que Chávez, que los mejicanos, estoy mamado de todo eso".

Puede leer: La ‘vaca‘ para matar a Uribe

La carta continúa relatando el episodio y da muestras de que el gobierno sí habría contemplado en canje humanitario que, a la larga, no se dio. " (Uribe) luego llamó a Restrepo y le dijo: vea Luis Carlos, hágame el favor hágame una lista de 50, 100 o 200 guerrilleros para soltarlos esta semana. Por eso es que quiero estar 8 años en la presidencia para acabar con esos bandidos. Vea Luis Carlos, el senador Barragán queda designado negociador de este proceso de canje o acuerdo humanitario y usted lo acompaña cuando él lo solicite. Y comuníquele a Angelino esta decisión. Senador Barragán, usted puede hacerse acompañar de Angelino cuando lo estime conveniente. Dígales que haré despeje si es para conversar de un acuerdo de paz. Que no extraditaré a Simón y a Sonia si estas conversaciones son para buscar un acuerdo de paz. Luego agregó: todo esto debe quedar entre nosotros cuatro. Yo después lo voy a anunciar".

A la par que Reyes le envía ese relato a Marulanda, le comparte sus apreciaciones: "El episodio evidencia bastante la clase de personaje que es Uribe. Está enceguecido de odio y venganza. Y así la razón no funciona. Parece que sacó al gobernador de una patada en el trasero y trata de engolosinar a los familiares de los prisioneros de guerra, nombrando al senador como negociador de papel".

En una carta posterior al Secretariado, del 30 de noviembre de 2004, Alfonso Cano toca por primera vez el tema de los municipios que deberían despejarse para que se adelantara el acuerdo humanitario: "Sobre los dos municipios pienso que en áreas del Bloque Sur o del EMBO le darían mayor credibilidad a la propuesta, sobre todo por aquello de la entrega y recepción de tanto personal y por las facilidades de asistencia de los negociadores designados. Si estos referentes no son relevantes porque de antemano sabemos de la negativa de Uribe, Pablo Catatumbo sugiere a Florida y Pradera en el Valle como municipios posibles, considerando que el gobernador ofreció su departamento y seguramente ayudaría a presionar".

Allí se corta la comunicación sobre el tema que el Ejército y la Fiscalía pudieron recopilar. Sin embargo, siguió siendo recurrente para la guerrilla, que pidió reiteradamente durante el siguiente cuatrenio el despeje de Florida y Pradera para consolidar un acuerdo humanitario de secuestrados por guerrilleros presos y, a la larga impulsar un diálogo de paz con el gobierno Uribe.

VIDEOS MÁS VISTOS

  •  Las lecciones de mis 50 años

    Las lecciones de mis 50 años

    close
  • El ‘youtuber’ de las matemáticas

    El ‘youtuber’ de las matemáticas

    close
  •  El fin de la banda del israelí Assi Moosh, el demonio de Taganga

    El fin de la banda del israelí Assi Moosh, el demonio de Taganga

    close
  • Las grandes discusiones que le faltan a la tributaria

    Las grandes discusiones que le faltan a la tributaria

    close
  • ¿Es la hora de que Duque dé un timonazo?

    ¿Es la hora de que Duque dé un timonazo?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1910

PORTADA

Duque: ¿Llegó el momento de dar un timonazo?

¿Es hora de que el presidente Duque introduzca ajustes en su gobierno? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1910

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.