Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/9/2019 12:24:00 PM

"Si en octubre no llega el operador, que nos entreguen Electricaribe": Jaime Pumarejo

El candidato que puntea en las encuestas para ganar la Alcaldía de Barranquilla habla de los principales problemas de la ciudad y las posibles soluciones: seguridad, informalidad, la Triple A y Electricaribe. Entrevista con SEMANA.

Jaime Pumarejo: Si en octubre no llega el operador que nos entreguen Electricaribe "Hemos empezado a hacer el tránsito para que Barranquilla sea una ciudad con empresas propias y prósperas", asegura Pumarejo. Foto: Juan Carlos Sierra / SEMANA

SEMANA: Uno de los lunares del gobierno Char ha sido la seguridad, ¿qué propone en esta materia?

Jaime Pumarejo: Lo más importante es la regeneración del tejido social de los jóvenes en riesgo, con cultura, deporte y oportunidades. Tenemos programas sociales muy importantes, queremos apoyarlos para evitar que sigan siendo carne de cañón de las bandas delincuenciales. Por otro lado, hay que entender que es un tema sumamente complejo porque hay varias capas, depende del Legislativo, el poder Judicial, del nivel local y de la Policía, que es un híbrido en el cual se le endilga constitucionalmente a la jefatura de la Policía al alcalde o al gobernador, pero en realidad el policía le responde a su general en Bogotá. Eso es producto del conflicto interno que llevó a centralizar las fuerzas para ser más eficaces. Hoy tenemos que migrar hacia una seguridad ciudadana, descentralizar la manera como opera la fuerza pública, necesitamos que la reforma a la Justicia se haga, y vigilar que sea para la gente de a pie, es decir, que quiere poder poner una denuncia y ver que al bandido lo capturan. Nosotros queremos ser el integrador entre la comunidad y la fuerza pública. Como la comunidad sabe dónde están las ollas del microtráfico, sabe dónde operan las bandas criminales, dónde hay el deterioro de la seguridad. Queremos ser el intermediario.

SEMANA: ¿Cómo funcionaría esa “ayuda ciudadana”?

J. P.: La idea es que nos cuenten a nosotros primero y nosotros vamos a exigirle a la fuerza pública los resultados pertinentes. Que seamos nosotros los que cargamos con el peso de la gestión de la denuncia, porque la verdad es que en el barrio la gente queda muy expuesta al denunciar y por eso es que hablamos de los asesinatos de los líderes. Si nosotros podemos asumir esa responsabilidad, el líder puede denunciar sin exponerse.

SEMANA: Se espera una fuerte inversión en Electricaribe y que quede en manos de un solo operador. ¿Cómo ve el futuro de Electricaribe?
Jaime Pumarejo: Hay dos problemas. Primero los barrios informales o subnormales. Es gente que no está formalizada eléctricamente, no tienen un contador instalado en su casa y las redes no fueron instaladas por la empresa, la comunidad las construyó. El problema es que las pérdidas del sistema se le cargan a los usuarios que no consumieron el servicio. Entonces, alguien con dos abanicos, una nevera y cinco focos en su casa recibe una factura de luz de 250.000 pesos al mes. Eso es impagable para alguien que a duras penas se gana el salario mínimo, y tienen que escoger entre pagar la luz o darle de comer a sus hijos. Electricaribe dice que somos mala paga, pero la verdad es que la gente no paga un servicio que no consumió. Ese problema hay que arreglarlo con el Ministerio de Minas e inversión pública, porque es responsabilidad de nosotros. El segundo es el operador calificado, ojalá llegue en octubre. Tenemos que exigirle que haga las inversiones necesarias. En la ciudad no tenemos problemas de orden público de gran impacto, excepto por Electricaribe.

SEMANA: Hace poco agredieron a funcionarios que estaban cortando la luz...

J. P.: Es una bomba social y hay que solucionarla. Si en octubre no llega el operador, el Atlántico y Barranquilla están listos para asumir la prestación del servicio. Que nos entreguen la empresa, nos adueñarnos de nuestro destino y buscamos el operador calificado, pero la meta es que a partir de enero eso no siga quedando a la deriva. Por otro lado, queremos crear la unidad de planeación y seguimiento de los servicios públicos que no hay en Barranquilla.

Confidencial: Todo queda en familia

SEMANA: ¿Para qué serviría?

J. P.: Bogotá queda muy lejos de la ciudad y desafortunadamente la planeación y el seguimiento no se han hecho adecuadamente. No queremos que en diez años vuelva a suceder lo mismo por falta de control. Queremos crear nuestra propia unidad para poder estar más cerca al problema y monitorearlo.

SEMANA: ¿Le apostarán a las energías alternativas?

J. P.: Desafortunadamente en Barranquilla nos quedamos sin empresas públicas. Lo único que nos queda son los pensionados, a quienes les tenemos que pagar todos los meses. Por eso hemos empezado a hacer el tránsito para que Barranquilla sea una ciudad con empresas propias y prósperas. Y una idea que hemos estudiado minuciosamente es crear una unidad de nuestra empresa de alumbrado que los próximos cuatro años que deje montado un banco de energía solar capaz de suministrar toda la energía que consume el distrito Barranquilla, los colegios, puestos de salud, nuestro alumbrado público. Y que deje las bases sentadas para convertirse en una empresa que le vende energías alternativas al país.

SEMANA: ¿En cuánto tiempo proyectan que sea una realidad?

J. P.: Creemos que en los próximos cuatro años el suministro propio será de un 100 por ciento y en una década se podría pensar en una unidad que llegue a tener mínimo 1.000 megas suministrados por energías alternativas. Hoy los proyectos de energía solar en el Caribe son una realidad, tienen retorno de inversión positivos que superan el 12 por ciento, así que son inversiones realizables que valdrían la pena.

SEMANA: La Triple A ha tenido problemas de financiamiento por cuenta del Caso Lezo en España. ¿Va a pedir que le paguen dividendos al Distrito, lo que puede afectar la capacidad de inversión de esa empresa? El Distrito tiene una deuda de 50.000 millones con Triple A desde hace años, por los intereses ha aumentado 20.000 millones. ¿Se compromete a pagarla para que la ciudad pueda tener inversiones en acueducto?

J. P.: La verdad es que la Triple A es una empresa increíblemente sólida en su capacidad de generar caja y su recaudo es del 97 por ciento, es una empresa modelo en la prestación del servicio, más allá de los cuestionamientos y hechos que han encontrado los entes de control. Se ha venido trabajando con el Gobierno Nacional para que las obras necesarias de los próximos años en la ciudad y en el área metropolitana se puedan acometer rápido. Creo que en el 2033 la empresa revierte al distrito. Y eso significa que toda ese aparato productivo y esa prestación del servicio pasará a manos exclusivamente del distrito. Hasta que eso suceda hay que navegar las aguas y entender qué pretende hacer la justicia con la empresa. Mientras tanto, esa deuda no se ha pagado en los últimos meses, hay una disputa entre qué le debe el distrito y qué le debe la Triple-A al Distrito. Porque si la Fiscalía termina teniendo razón y dice que el fisco, durante los últimos años, se cobró de una manera irregular, sería la Triple A la que le debe al distrito de Barranquilla. Sí es al revés, y la empresa Canal Isabel II termina teniendo la razón y la Fiscalía desestima su su imputación de cargos el Distrito le debería a la empresa. Por esa razón, el Distrito no se ha apresurado a pagar. Estas cosas están cuantificadas en nuestro marco fiscal de mediano plazo y entendemos que probablemente se pagará si la justicia así lo determine o que de pronto, al revés, terminaremos recibiendo un cheque de parte de Canal Isabel II.

Puede leer: Acusación a exgerente de Triple A pone la lupa en dos aliados de la alcaldía de Barranquilla

SEMANA: El desempleo es el problema que más le preocupa a los colombianos. ¿Cómo lo reduciría en Barranquilla?

J. P.: En los últimos años Barranquilla ha ocupado los primeros lugares en las mediciones de la tasa de desempleo, entre las ciudades principales. Además, ha sido la ciudad que más ha reducido la pobreza, pasando del 43 al 21 por ciento. Eso se debe a que ha sido una de las ciudades que más empleo formal ha generado, pero seguimos teniendo un problema muy importante que resolver: la informalidad o el rebusque.

SEMANA: ¿Cómo reducirían la informalidad?

J. P.: Primero hay que darles la oportunidad a las empresas privadas, nacionales y extranjeras, para que se sigan asentando en Barranquilla y sigan creciendo su capacidad instalada. Para eso, debemos seguir construyendo a Barranquilla como una ciudad donde vale la pena vivir. Segundo, haciendo que sea competitiva, por eso tenemos grandes desafíos, como incorporar el bilingüismo en todos los colegios oficiales de la ciudad a partir del otro año y en los próximos 12 años podamos decir que somos 100 por ciento bilingües. Queremos que todos los jóvenes que se gradúan de un colegio público tengan la oportunidad de ir a un instituto técnico y tecnológico. Por eso, se están construyendo 12 sedes del Sena y el distrito es el que rige el destino del Itsa, Instituto Tecnológico y Universitario, de muy buena calidad. Queremos construir una segunda sede para 7.000 estudiantes más. Eso nos daría la oportunidad de mejorar no solo el bilingüismo, sino la capacidad técnica de nuestros jóvenes.

SEMANA: Pero, ¿qué opción le darán a las personas que viven del rebusque?

J. P.: Creemos en el emprendimiento social, se trata de acompañar a quien hoy vive del rebusque, con capacitación y capital semilla. Para que el señor que vende tinto tenga la oportunidad de aprender cómo vender mejor, cómo hacer un tránsito hacia la formalidad, y dejar de ser preso del paga diario y que poco a poco se vuelva un miembro productivo de la sociedad. La idea no es combatir la informalidad acabando al informal, porque es un ser humano, hay que ayudarlo a hacer el tránsito hacia un empleo formal o un emprendimiento. Creo que esa es la tarea que tenemos que hacer en Colombia y en Barranquilla. Ya empezamos, pero hay que redoblar la marcha.

SEMANA: ¿A qué le apostarán en infraestructura?

J. P.: Tenemos grandes proyectos, como la construcción del puerto de aguas profundas. Un anhelo de los barranquilleros y del Caribe hace muchos años. Lo proponemos como una empresa de economía mixta, que a partir del otro año empiece a operar.

SEMANA: ¿Qué beneficios traería el puerto?

J. P.: Puede usar la vía más importante y el motor de competitividad del próximo siglo del país: el río Magdalena. El puerto es de todos, el bogotano podrá exportar de una manera eficiente usando el río y saliendo por el puerto de aguas profundas, un puerto marítimo y fluvial, y así no tener que cambiarse de ciudad obligado por las limitaciones de transporte interno.

Consulte: Junior: una pasión y una estrategia política de los Char

SEMANA: ¿Cómo mejorarán el transporte del área metropolitana?

J. P.: Con la recuperación y la implementación de la Red Integrada de Transporte Metropolitano (Ritmo). Llevamos dos años estudiándolo y queremos usar el río Magdalena también como una troncal, vamos a montar el bus del río que va por todo el Atlántico.

SEMANA: Barranquilla es una ciudad con unas finanzas muy sanas, pero sus propuestas exigen una inversión importante, sin embargo, la ciudad está en el límite legal de endeudamiento. ¿Cómo financiarlas?

J. P.: Hemos hecho un análisis del marco fiscal de mediano plazo de la ciudad y hemos reconocido cuánto vamos a poder invertir nosotros y cuánto le vamos a pedir al Gobierno Nacional de acuerdo a lo que es posible. También cuánto puede sumar la empresa privada y la propia dinámica de la ciudad. En el tema de emprendimiento es más un tema de gestión y acompañamiento, en el de la educación la verdad es que no hay que invertir mucho más de lo que venimos invirtiendo.

Los grandes proyectos de infraestructura, como las troncales nuevas que necesitamos para nuestro sistema integrado, se financian 70 por ciento por la nación, 30 por ciento por la ciudad y el marco fiscal nos permite ver que en los próximos años, se amortiza una buena parte de la deuda y podemos volver a emitir deuda. Hay unas buenas noticias, por primera vez Barranquilla está lista para emitir bonos, y eso nos va a permitir bajar las tasas de intereses y darnos la oportunidad de invertir más, ser más inteligentes con el manejo de nuestras finanzas y mejorar nuestras tasas. De un buen manejo financiero creo que hay más de 450.000 millones de pesos.

SEMANA: ¿Ha hablado con la bancada de la Costa Caribe para impulsar iniciativas en el Congreso?

J. P.: Sí, la verdad es que más que se viene teniendo un diálogo, en el que nos hemos podido unir inclusive con las instituciones del Estado desde hace mucho tiempo. Por eso a través de Findeter se hizo un proyecto que se llama Diamante Caribe y Santanderes, en donde se buscaba determinar los proyectos de más alto impacto para sacar adelante la región, en el que se estableció, por ejemplo, el puerto de aguas profundas. Estos proyectos de gran envergadura ya no son una casa de Jaime, o de Alex o de Pedro, son una casa común de los de los seres caribe. Estos proyectos vienen siendo definidos por entes técnicos refrendados y ahora nosotros lo que nos toca empujarlos con todo el peso de las instituciones locales para que el Gobierno nos acompañe y nos ayude a sacarlos adelante.

EDICIÓN 1955

PORTADA

Prueba de fuego

Con la caída de la Ley de Financiamiento, el presidente Iván Duque se juega su capital político por sacar adelante las reformas económicas esenciales para el país. ¿Habrá crisis ministerial?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1955

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.