Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 11/14/2018 9:54:00 AM

La defensa de Aval y Corficolombiana en caso Odebrecht

Las compañías aseguraron en un comunicado que lo dicho por Pizano en la entrevista a 'Noticias Uno' “no es nuevo” y que nunca conocieron de las actuaciones irregulares de Odebrecht. Reiteraron que no efectuaron pagos irregulares y que son una víctima más.

La defensa de Aval y Corficolombiana en caso Odebrecht La defensa de Aval y Corficolombiana en caso Odebrecht Foto: Dataifx

Una nueva tormenta de proporciones aún incalculables en la investigación por el caso de corrupción de la brasileña Odebrecht se ha desatado tras la muerte de Jorge Enrique Pizano. Este ejecutivo era el controller, es decir el principal encargado de evitar situaciones de crisis, inseguridad y desequilibrio de la Concesionaria Ruta del Sol (Consol) desde el año 2010 y fue uno de los testigos estrella del caso Odebrecht.

El fin de semana Noticias Uno publicó una serie de conversaciones que sostuvo Pizano con el fiscal general en 2015, entonces abogado de Corficolombiana, donde le expresa su preocupación por las irregularidades de algunos contratos y que ha sido interpretado por muchos como la prueba de que el Grupo Aval conocía de dichas irregularidades.

Puede leer: Las grabaciones secretas que Pizano le dio a Noticias Uno

Cabe recordar que en Consol, el consorcio liderado por Odebrecht, con un 62 por ciento, hacía parte con un 33 por ciento Episol, una sociedad filial de Corficolombiana del Grupo Aval, del industrial Luis Carlos Sarmiento Angulo. También allí participaba CSS Constructores, una sociedad nariñense dueña del porcentaje restante.

A raíz de las grabaciones reveladas por el noticiero, el Grupo Aval, la Corporación Financiera Colombiana Corficolombiana y su filial Episol se pronunciaron a través de un comunicado en el que aseguran que lo afirmado por Pizano, en las declaraciones reveladas tras su muerte por Noticias Uno, no tienen nada de nuevo.

Rechazaron también cualquier afirmación contra el Grupo Aval o cualquiera de sus filiales en el sentido de que habría conocido antes de que se hiciera público el 21 de diciembre del año 2016, que Odebrecht había efectuado pagos de sobornos para obtener el contrato de Ruta del Sol. Además, afirma el comunicado que Grupo Aval ha pedido que su filial Corficolombiana sea reconocida como una víctima más en este caso y que han colaborado y lo seguirán haciendo con las autoridades que lo requieran para esclarecer los hechos asociados al escándalo propiciado por Odebrecht “y conocido solamente a finales de 2016”.

En su comunicado, el Grupo Aval propiedad de Luis Carlos Sarmiento, recordó que había explicado en varias oportunidades que cuando Pizano alertó a mediados del 2015 acerca de que ciertos contratos efectuados a través de Consol, a su modo de ver, parecerían ser cuestionables pues se referían a objetos duplicados y a obras que no se llevaron a cabo, era imposible inferir -afirma el comunicado- que dichos contratos estuvieran relacionados con los sobornos que posteriormente, en diciembre de 2016, Odebrecht confesó haber cometido para garantizar la adjudicación del contrato de concesión de Ruta del Sol 2.

Le recomendamos: Alejandro, el hijo de Enrique Pizano, murió envenenado con cianuro

También explican que a raíz del reporte de Pizano, Corficolombiana sospechó que Odebrecht –los accionistas controlantes de Consol– extraían irregularmente recursos de la compañía. Es decir, los estaban robando y por esto ordenaron una auditoría interna que fue difícil de realizar tanto como conseguir la información pues Episol era socio minoritario. No obstante, aseguran, lograron recolectar la evidencia suficiente y confirmar la irregularidad de varios pagos para pedirle explicaciones a su socio en el mes de octubre de 2015.

Sin embargo, aclaran que no pudieron establecer en manos de quiénes habían terminado los pagos que se hicieron a compañías como Profesionales de Bolsa, Consultores Unidos y otras, y que lo único claro es que ni desde Corficolombiana ni desde Episol, se efectuaron pagos irregulares.

Afirman que dado que Odebrecht nunca aceptó la ilegalidad de los contratos y pagos pero tampoco brindó explicaciones satisfactorias, Corficolombiana le exigió a finales de marzo del 2016 a Odebrecht la restitución de los pagos no justificados. Esto lo hicieron a través de la oficina del hoy fiscal Néstor Humberto Martínez, a quien encargaron la elaboración de un contrato para que “Odebrecht le restituyera a la concesionaria aquellos pagos que finalmente no fueron explicados a satisfacción”. Este contrato se materializó mediante la firma de un “Acuerdo de Transacción”, entre Odebrecht, Episol y Corficolombiana.

Puede interesarle: La última declaración de Pizano, el fallecido testigo estrella del caso Odebrecht

Finalmente, el Grupo Aval lamentó el fallecimiento del controller Jorge Enrique Pizano  y de su hijo, Alejandro Pizano y recordaron que Pizano fue postulado por Corficolombiana y nombrado por la Concesionaria Ruta del Sol en el año 2010, en donde ejerció hasta que el contrato fue terminado con la ANI.

EDICIÓN 1963

PORTADA

Cementerio del horror: el lugar donde estarían ocultos los falsos positivos que el país no conoce

Acaba de aparecer la que podría ser la primera fosa común masiva con más de 50 cuerpos de falsos positivos. SEMANA estuvo ahí y revela la escabrosa historia.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1963

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.