nación

Niños venezolanos en condición de abandono recibirán la nacionalidad colombiana

La Sala Plena de la Corte Constitucional definió los lineamientos para beneficiar a los menores de edad migrantes.


Con la firma del ministro del Interior, Daniel Palacios, junto a la jefe de Gabinete, María Paula Correa, y la directora del ICBF, Lina María Arbeláez, se había radicado el pasado 17 de mayo en el Senado el proyecto de ley que busca la adquisición de la nacionalidad colombiana por adopción de menores de edad migrantes bajo protección del Estado.

Hemos radicado una iniciativa, con la firma de todos los ministros del gabinete, en donde se busca que el Congreso de la República haga ley que los más de 1.200 niños, que en este momento se encuentran en custodia del ICBF, que han sido abandonados, que no tienen familia, que se encuentran bajo la custodia del ICBF, reciban la nacionalidad colombiana para que puedan tener acceso a todos los derechos, garantías y protección de la constitución y, de igual forma, bajo esa decisión, poder garantizar que estén en los hogares del ICBF con patria de potestad para poder garantizarles la protección y el ejercicio pleno de sus derechos”, dijo Palacios en ese momento.

Luego de un poco más de una semana, la Sala Plena de la Corte Constitucional fijó este jueves 26 de mayo los lineamientos necesarios para entregar la nacionalidad colombiana a niños venezolanos que estén actualmente en el país y que se encuentren en condición de abandono.

Esto sucedió tras estudiar el caso de un niño extranjero y decidir proteger sus derechos a la vida digna, a la igualdad y buscar que reciba el cuidado y el amor que necesita cualquier menor sin importar su lugar de nacimiento.

Por eso se ordenó al Ministerio de Relaciones Exteriores que el menor reciba la nacionalidad, mientras que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ICBF deberá radicar el registro civil del niño. Al ser un menor de edad latinoamericano por nacimiento, se le otorga la nacionalidad colombiana y se comienza a tramitar la documentación correspondiente.

Aquellos menores de edad de origen venezolano, migrantes irregulares y en situación de abandono probado, que acrediten como mínimo un año de domicilio permanente y continuo en Colombia, para efectos exclusivos de que se les tramite la nacionalidad colombiana por adopción”, dice textualmente el fallo.

Con lo anterior se puede entender que este fallo no aplicará para todos los menores migrantes en Colombia, sino exclusivamente para los niños y niñas extranjeros que estén en condición de abandono. Esto se declara una vez se termina la búsqueda de su familia. Así se decidió con la ponencia del magistrado Jorge Ibáñez.

Con esta decisión se pretende beneficiar a miles de niños venezolanos que en este momento se encuentran en custodia del ICBF reciban la nacionalidad colombiana “para que puedan tener acceso a todos los derechos, garantías y protección de la Constitución y de igual forma bajo esa decisión poder garantizar que estén en los hogares del ICBF con patria potestad para poder garantizar la protección y el ejercicio pleno de sus derechos”.

“Esto pone al país en el contexto internacional y se cumplen con las directrices de la Unesco. Es un proyecto muy bueno porque dejaremos de ver en las calles a menores de edad y el Estado podrá garantizarles sus derechos sin problema alguno”, había afirmado el representante del Centro Democrático Edwar Rodríguez que apoyó el proyecto desde que se presentó.