Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 2/6/2019 10:54:00 AM

¿Por qué no querían que el presidente del concejo de Bogotá fuera de Alianza Verde?

Nelly Patricia Mosquera, de la U, fue elegida como presidenta de la corporación. Hay varios inconformes pues se había pactado que el turno era para el partido Verde. ¿Qué pasó?

Polémica por la elección de la nueva presidenta del concejo de Bogotá, Nelly Patricia Mosquera Daniel Palacios y Nelly Patricia Mosquera. Foto: Cortesía Concejo de Bogotá.

En una plenaria que se extendió este martes hasta las 11 de la noche, la concejal Nelly Patricia Mosquera, del partido de la U, fue elegida como nueva presidenta de la Concejo de Bogotá. En esta nueva mesa directiva la acompañará como primer vicepresidente el concejal Manuel Sarmiento del Polo Democrático y, como segundo vicepresidente, Álvaro Acevedo del partido Liberal.

La jornada fue atípica. Y no solo por la extraña intervención de Xinia Navarro, ni por la discusión entre algunos concejales de Cambio Radical, sino también porque el presidente de la corporación suele ser elegido por unanimidad y esta vez esa votación en bloque se rompió con 25 votos a favor de Nelly Patricia y 20 a favor de María Clara Name, de la Alianza Verde.

Al inicio de este periodo la coalición de gobierno -conformada por Cambio Radical, la U, el Centro Democrático, el partido Liberal y Alianza Verde- habían acordado turnarse la mesa directiva del Concejo en los siguientes cuatro años. Como resultado de esos acuerdos, en 2018 fue presidente Daniel Palacios, del Centro Democrático; en 2017, Horacio José Serpa, liberal y en 2016 Roberto Hinestrosa, de Cambio Radical. Ahora le tocaba el turno a los verdes, pero la coalición se quebró. Estos últimos sienten que les hicieron conejo, pues contribuyeron para que otros gozaran de beneficios y, cuando les tocaba a ellos, no se pudo. Los ganadores fueron los del partido de la U que en ese acuerdo habían quedado por fuera de aspirar a la presidencia del Concejo porque habían tenido la menor cantidad de votos en las elecciones al Concejo.

Puede leer: "¿Se adjudicará el metro en la administración Peñalosa?", pregunta del millón en el Concejo

Hay dos teorías sobre por qué se rompió la coalición. Yefer Vega, de Cambio Radical, le dijo a SEMANA que “el acuerdo se había roto desde 2017 cuando los verdes incumplieron”. La segunda hipótesis es que algunos partidos no querían que el Verde tuviera tanta visibilidad, para evitar que adquieran impuilso para la campaña por la Alcaldía de Bogotá.

La primera versión es porque en el acuerdo inicial también se estableció que se turnarían la elección los secretarios de las comisiones de Gobierno, Hacienda y Planeación. Se trata de puestos de libre remoción y nombramiento que los partidos pueden darle a alguien de su colectividad. Además, también está la elección del presidente y dos vicepresidentes por cada una de esas comisiones. El Partido Verde iba a elegir los cargos de las secretarías en el primer año. Así que se definió que Antonio Sanguino iba a seleccionar a una persona que finalmente no pudo por cuestiones de tiempo. Entonces Sanguino acordó con Jorge Lozada, de Cambio Radical, que ellos eligieran ese año y al siguiente elegiría el Verde.

El problema es que no todos los concejales de Cambio Radical estuvieron de acuerdo con ese trueque de turnos. Varios de ellos aseguran que esa fue una jugada por debajo de la mesa, una “avionada de Lozada”, pero para los verdes ese es un problema interno de Cambio Radical que nada tiene que ver con el incumplimiento de su parte del trato. 

Recomendamos: 12 datos clave sobre el cobro de la valorización en Bogotá

La concejal Lucía Bastidas, de Alianza Verde, le dijo a SEMANA: “Aceptamos que perdimos, pero no que mientan. Cambio Radical tuvo su turno de elegir secretaría”. María Fernanda Rojas, también de la bancada verde, explicó a esta revista que “hay varios concejales que saben que la alcaldía podría quedar en Alianza Verde y no querían que tuviéramos protagonismo”. Diego Molano, del Centro Democrático -quien votó a favor del Verde-, también dijo que algunos concejales no quieren que ese partido tenga tanto brillo, pero que él considera que hay que respetar la palabra. No obstante, Yefer Vega y Fabián Castillo insisten en que la presidencia de un Concejo no pone a un alcalde y que la decisión fue por el supuesto incumplimiento.

Quienes estaban al margen de la polémica fueron quienes terminaron ganando. Ahora Nelly Patricia Mosquera será quien esté a la cabeza del Concejo de Bogotá y tiene grandes retos. Este año tendrá que presidir la aprobación o no del Plan de Ordenamiento Territorial presentado por la Alcaldía de Bogotá. Este año también se define el concurso para la elección del Contralor para vigilar al siguiente alcalde. Pero, además, también se contratará la nueva sede del Concejo, que cuesta miles de millones de pesos.

Sugerimos: La decidida defensa de Duque de la gestión de Peñalosa

EDICIÓN 1955

PORTADA

Prueba de fuego

Con la caída de la Ley de Financiamiento, el presidente Iván Duque se juega su capital político por sacar adelante las reformas económicas esenciales para el país. ¿Habrá crisis ministerial?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1955

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.