Tendencias

Home

Nación

Artículo

La periodista no está pasando un buen momento en la terminal aérea bogotana
En diálogo con SEMANA, la periodista –que tuvo que huir de la isla caribeña luego de sufrir reiterados intentos de censura por parte del gobierno– aseguró que bajo ningún punto de vista considera regresar a su país. - Foto: Prensa Aeropuerto El Dorado / Twitter

nación

“Prefiero quitarme la vida antes que volver”: periodista cubana pide asilo político en Colombia

La comunicadora asegura que está varada en el aeropuerto El Dorado de Bogotá desde el 5 de febrero, mientras espera que se resuelva su solicitud de asilo político.

La periodista cubana Yailén Insúa, que ofició como periodista y jefa de redacción en la televisión cubana, completó el pasado viernes 11 de febrero siete días en el aeropuerto El Dorado de Bogotá, desde donde ha solicitado asilo político en Colombia y ha alertado de que si es devuelta a Cuba “será mandada a prisión o desaparecerá” por cuenta de la dictadura que gobierna su país.

En diálogo con SEMANA, la periodista –que tuvo que huir de la isla caribeña luego de sufrir reiterados intentos de censura por parte del gobierno– aseguró que bajo ningún punto de vista considera regresar a su país: “Preferiría quitarme la vida aquí delante de todos antes que regresar a Cuba para que me torturen, lo digo de todo corazón”.

Aeropuerto el Dorado
foto Guillermo Torres Reina / Semana
En juez ordenó que a la periodista cubana se le debía permitir la salida del aeropuerto El Dorado con un salvoconducto mientras espera el resultado del asilo. (Foto Guillermo Torres Reina / Semana) - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

Según su relato, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia se ha negado a estudiar el caso porque se trata de alguien que se encontraba en tránsito por el país, ya que su idea inicial era hacer conexión con destino a Nicaragua. Sin embargo, luego de interponer una tutela, un juez ordenó que se le debía permitir la salida del aeropuerto El Dorado con un salvoconducto de permanencia mientras espera el resultado del asilo.

A pesar de que esa orden fue radicada el pasado 10 de febrero, la comunicadora denuncia que Migración Colombia no ha atendido el dictamen del juez y hasta ahora nadie ha procedido con el traslado de ella y su esposo a un lugar de la ciudad en el que puedan esperar la resolución de su solicitud de asilo político.

“Es como si la orden del juez no existiera, a pesar de que ya está radicada”, le contó Yailén Insúa a SEMANA. También aseguró que en los últimos días ha sufrido algunos quebrantos de salud y que su esposo es diabético, por lo que requieren ser trasladados a un lugar adecuado en el que puedan esperar noticias sobre su situación migratoria.

“Yo espero que el lunes [14 de febrero] ya pueda tener una respuesta, porque es increíble que haya una orden de un juez y que no la respeten”, reiteró la periodista cubana, quien narró cómo las agencias de seguridad del gobierno cubano la persiguieron durante los últimos años por su posición política en contra del régimen.

Las relaciones bilaterales entre Cuba y Colombia podrían romperse
Yailén Insúa también ha narrado que fue en el año 2009 cuando comenzó a trabajar en la televisión cubana como periodista y jefa de redacción. - Foto: Getty Images / Sergio Amiti

La periodista cuenta que desde el año 2017, cuando fue expulsada del noticiero estatal en el que trabajaba, incluso ella y su esposo fueron detenidos en varias ocasiones y se les negó la posibilidad de acceder a otros trabajos. “Llegó el momento en que le dije [a su esposo] que teníamos que irnos porque nos iban a desaparecer”, relató la mujer en diálogo con SEMANA.

Además, reveló que la salida de su país ha sido difícil también desde el punto de vista emocional, debido a que tiene un hijo de trece años de edad que se quedó en la isla junto con su abuela. Por esa razón, insisten en que no entiende las razones por las que sigue varada en el aeropuerto El Dorado de Bogotá desde el pasado 5 de febrero.

Insúa también ha narrado que fue en el año 2009 cuando comenzó a trabajar en la televisión cubana como periodista y jefa de redacción. No obstante, sus problemas en la isla comenzaron cuando decidió publicar temas sensibles para el régimen y evidenciar que no estaba de acuerdo con muchas posturas del gobierno cubano, como recoge la agencia Europa Press. Incluso, reconoce que a medida que fue ocupando cargos importantes en la televisión, pensó que podría tener más libertad de prensa, lo cual no ocurrió. Por el contrario, fue citada más de una vez a las estaciones de Policía en la isla y posteriormente fue expulsada de su trabajo.