nación

SEMANA revela quiénes son los presuntos 11 disidentes de las Farc que cayeron en el operativo militar en el Putumayo

Todos estarían relacionados con el GAOR 48, de la Segunda Marquetalia. El contacto directo serían alias Bruno, Managua y Andrés Araña.


Tan pronto se acabaron los combates entre el Ejército y las disidencias de las Farc en la vereda Altos del Remanso, en Puerto Leguízamo (Putumayo), el Ejército se dio cuenta de que 11 presuntos disidentes relacionados con el GAOR 48, de la Segunda Marquetalia, murieron.

Los cuerpos sin vida quedaron dispersos entre los árboles, el río, los alrededores de la cancha principal y el embarcadero.

- El primero en ser identificado fue alias Managua, cuya identificación sería Enuar Ojeda Sánchez. Este hombre sería “cabecilla de comisión, encargado de compra de pasta base sobre el sector para la estructura GAOR 48 bajo el direccionamiento de alias Pasinga”.

Documentos oficiales, conocidos en exclusiva por SEMANA, señalan que este hombre habría realizado actividades de reclutamiento forzado y que aparentemente era conocido por los Comandos de Frontera, del GAOR 48, como alias Managua o Jairo. También le adjudican el supuesto autor material del asesinato de tres personas en el sector de Lupita, en Perú. Sería oriundo de Huila y, como señal característica, tenía cicatriz en dedos de una mano.

- Alias Rogelio sería identificado como Jhon Jairo Silva Mutumbajoy. Este hombre es el mismo que aparece en un video grabado por el grupo de asalto desde una mirada en la cual se le observa de buzo rojo y portando un arma en la espalda. Este hombre habría hecho parte de las extintas Farc y habría pagado cárcel. En el GAOR 48 se encargaba, supuestamente, de la compra de pasta de base de coca. También estaría relacionado con los Comandos de Frontera y, al parecer, se desmovilizó en el 2017, según un certificado ACOPA, con resolución de noviembre de 2017.

- Alias Gordo Anillo o Chiqui. Su posible identificación es Rubén Darío Peña Escarpeta. Este sería un lanchero de confianza del GAOR 48 y de alias Pasinga. También es conocido con los alias de Jhon o El Gordo. Al parecer, era el encargado de realizar las anotaciones de la pasta de base de coca que comercializaba alias Bruno. Las autoridades tienen un dossier fotográfico donde, aparentemente, este mismo hombre aparece con base de coca en sus manos y con un arma de fuego.

- Alias Crespo o Enano. Su posible identificación sería José Antonio Peña Otaya. También sería conocido con el alias de Avispa. Aparentemente hacía parte de la comisión “del sujeto alias Mono Faiver en el sector de Las Piñuñas y posteriormente de la comisión del sujeto alias Reinaldo por el sector del Hacha, quienes serían presuntos cabecillas de comisión del GAOR 48″. Este hombre, a quien también conocerían en los Comandos de Frontera como alias “Salcerín”, habría hecho parte de la seguridad de alias Bruno. En su registro fotográfico aparece vestido de civil y también de camuflado.

- Alias Monito. Su posible identificación es Alexander Peña Muñoz. Al parecer portaba un chaleco y un arma larga el día del operativo, el 28 de marzo. Estaría al servicio de alias Rogelio, de GAOR 48.

- Alias Pantalón. Su posible identificación es Pablo Panduro Coquinche. El registro que tienen sobre él las autoridades es muy particular y dice: “Personal comprometido en la operación militar manifiesta observar durante el desarrollo de la maniobra a esta persona portando el arma larga y disparando hacia la tropa, tenía fusil con mira”. En el mismo informe, en manos de SEMANA, se lee que sería el gobernador indígena de la comunidad Kichwa. Un desmovilizado aseguró que supuestamente hacía parte del GAOR 48.

- Alias Alexander o Loco. Su posible identificación es Luis Alfonso Guerrero Martínez. Lo relacionan supuestamente con alias Cirugía, del GAOR 48. Nació en Rovira (Tolima).

- Alias Dayana. Su posible identificación es Ana María Sarrias Barrera. En las fotografías de registro aparece como compañera sentimental de alias Gordo. Según se lee en los reportes oficiales, habría estado relacionada con alias Caballo, del GAOR 48. Además, habría estado “en el sector de Bellavista en las confrontaciones con el GAOR, CR”.

- Alias Gordo. Su posible identificación sería Divier Hernández Rojas. Entre los elementos que están en poder de los investigadores aparece una fotografía que fue colgada en su Facebook, sosteniendo un arma corta. Lo relacionan con alias Pitufo, del GAOR 48, y lo señalan de supuestamente prestar seguridad en su momento a la compañera de este cabecilla. Lo identifican como presidente de la junta de acción comunal y a su vez lo relacionan con las disidencias de las Farc. Sería oriundo de Florencia.

- Un menor de 16 años, cuyo nombre se mantiene en reserva. En el reporte oficial se señala: “Personal comprometido en la operación militar manifiesta observar durante el desarrollo de la maniobra a esta persona portando arma larga, realizando desplazamiento en posición de combate, en dirección hacia la tropa”.

- Oscar Oliva Yela. Sobre él, el informe asegura: “Personal comprometido en la operación militar manifiesta que durante el desarrollo de la maniobra vio a esta persona portando arma larga disparando hacia la tropa, al caer herido, se esconde en una vivienda desde continúa disparando hacia la tropa, posteriormente sale sin ropa”. Nacido en Puerto Asís (Putumayo).

Alias Bruno, uno de los comandantes de esta estructura de las disidencias de la Segunda Marquetalia, se habría escapado y, por tanto, salvado de la intervención militar.

Es importante destacar que esta organización criminal del GAOR 48, según las autoridades, ha funcionado como una especie de empresa del crimen, dedicándose plenamente al narcotráfico y contando incluso con estatutos, contenidos en un documento de 18 páginas y llamado “Compendio de instrucción”.

Hay un capítulo de fundamentos y pensamiento ideológico. La misma estructura se llama así mismo como “empresa”, tiene una organización y una jerarquía. En este documento justifica el rearme, identifican a su supuesto enemigo y dejan en evidencia que son una “facción narcotraficante”. Además se identifican como enemigos directos de la estructura Carolina Ramírez de las Farc; del Estado; del Gobierno y de las Fuerzas Militares.

Llama la atención que en este documento hablan de gastos funerarios, atención médica para convencer y respaldo jurídico a los integrantes de dicha disidencia de las Farc. Todos vestirían de civil y estarían dedicados al negocio del narcotráfico.