Las mujeres responderán por los delitos de lavado de activos y concierto para delinquir.

nación

Capturan a cuatro mujeres en Barranquilla por escándalo de lavados de activos de Elite International Américas; así operaba el entramado criminal

La Fiscalía detalló que les incautaron inmuebles avaluados en altas sumas de dinero que servirán para reparar a las víctimas de esta empresa.

Cuatros mujeres, entre ellas dos hermanas, fueron judicializadas por los delitos de lavado de activos y concierto para delinquir. Según la Fiscalía General de la Nación, armaron un entramado criminal para dar apariencia de legalidad a dineros adquiridos por la captadora ilegal Elite International Américas S.A.S.

Dicha empresa, según el ente, fue constituida en mayo de 2011 y tenía como principal actividad comercial la compra y venta de cartera en la modalidad de pagarés por libranza, “que supuestamente eran adquiridos directamente de entidades como cooperativas o empresas del sector real y, posteriormente, habrían sido vendidos a inversionistas con la promesa de entregarles flujos futuros del capital, más intereses”.

Delvis Sujey Medina Herrera, María Esther Vélez Araujo, y las hermanas Olga Lucia y Vilma Pertuz García fueron capturadas por agentes del CTI adscritos a la Dirección Especializada de Investigaciones Financieras (DEIF), en la capital del Atlántico. Luego, un juez de control de garantías avaló los cargos por lavado de activos y concierto para delinquir agravado, los cuales no fueron aceptados por las acusadas.

“De acuerdo con los elementos de prueba, Delvis Sujey Medina Herrera y su exesposo habrían diseñado un entramado ilegal que consistía en comprar bienes con los recursos captados por Elite Internacional y, posteriormente, entregarlos a terceros mediante la figura de dación en pago. Entre las personas señaladas de recibir los activos están las hoy procesadas”, detalló la Fiscalía.

El ente también señaló que “como parte de las acciones judiciales realizadas por la Fiscalía en este caso, se cumplieron diligencias de allanamiento en 10 bienes inmuebles avaluados en 26.000 millones de pesos y 900 hectáreas destinadas al cultivo de palma africana y a la ganadería en Pivijay (Magdalena). Estas propiedades serán destinadas a la reparación de las víctimas de la firma captadora Elite International Américas S.A.S.”.

En 2018, el ente investigador indicó, tras la captura de cuatro exdirectivos de Elite International Américas, que sobre la empresa recaían distintas irregularidades, “entre ellas ventas que no tenían el respaldo de libranzas, ventas de pagarés que estaban en mora, ventas de libranzas que ya habían sido canceladas y se negociaban nuevamente, y el denominado ‘gemeleo’ de libranzas, modalidad en la que vendían paralelamente la misma obligación financiera. Así, los flujos asociados a las negociaciones realizadas habrían sido insuficientes y en muchos casos inexistentes, con lo que varios inversionistas no tuvieron garantías de retorno sobre su inversión”.

“Mediante auto del 9 de diciembre de 2016, la Superintendencia de Sociedades decretó apertura del proceso de liquidación judicial como medida de intervención de Elite y de 16 personas naturales vinculadas a su operación, al considerar que la empresa incurrió en una captación masiva y habitual de recursos. En esa decisión se aceptaron 6.040 reclamaciones, que incluyen 47.262 libranzas cuyo monto de defraudación se tasó en $ 440.574.553.490. De manera paralela, la Dirección Especializada de Investigaciones Financieras de la Fiscalía General de la Nación puso al descubierto una captación aun mayor, que superaría el billón de pesos”, explicó el ente investigador hace cuatro años.