Tendencias

Home

Política

Artículo

El expresidente Álvaro Uribe se mostró crítico con las marchas contra el gobierno anterior. - Foto: Alexandra Ruíz

política

Álvaro Uribe dijo que el “estallido social” del año pasado fue “patrocinado por el narcotráfico”

El máximo líder del Centro Democrático comparó lo sucedido en Colombia con otros países de la región, entre ellos Chile.

El expresidente y jefe máximo del Centro Democrático, Álvaro Uribe, lanzó una fuerte crítica a las manifestaciones que se presentaron el año pasado durante varios meses y que desde un sector fueron denominadas como el “estallido social”. Lo hizo en el Encuentro Regional 2022 del Centro de Análisis para Políticas Públicas en República Dominicana.

El líder del Centro Democrático aseguró que, en comparación con la pandemia, que era un fenómeno difícil de controlar, las manifestaciones fueron motivadas con otros propósitos.

“Es que la pandemia no la originó ninguna teoría política, de pronto un descuido político. Pero lo que sí tendría que destacarle uno a Uruguay y a República Dominicana es que la pandemia no les trajo temblores a la estabilidad política, en otras partes ayudó”, dijo Uribe.

Y agregó que en el caso del país fue distinto. “Era muy difícil. En Colombia, por ejemplo, la mezcla de la pandemia con lo que llamaron el ‘estallido social’. Allí patrocinado por el narcotráfico y que empezó sin ninguna causa, simplemente por la elección del presidente Duque”, afirmó el exmandatario.

El jefe del partido opositor también se refirió al caso de Chile, donde se presentaron hechos similares a los ocurridos en el país y que desembocaron en la convocatoria de una constituyente. “O en Chile, que de pronto lo permitió la falta de ajustes oportunos. Porque la democracia necesita permanentes ajustes. El día que ganó el desapruebo en Chile, que da la oportunidad de hacer una gran reflexión, yo me puse a pensar y en una reacción tardía dije: ‘la democracia necesita ajustes permanentes, pero no resiste desbarajustes’”, aseguró Uribe en el encuentro internacional.

El exmandatario agregó que es importante marcar esa diferencia entre lo que llama “ajustes y desbarajustes”. Para él, Chile se salvó del último, es decir del desbarajuste, cuando ganó el ‘No’ en el plebiscito que refrendaría la nueva Constitución.

Las declaraciones del expresidente en el evento internacional se dan días después de que el exmandatario se reuniera con el presidente Gustavo Petro y miembros de la bancada del Centro Democrático, en la Casa de Nariño.

Durante más de una hora, el mandatario y el ministro del Interior, Alfonso Prada, escucharon las quejas de la oposición sobre distintos temas y propuestas que hasta el momento ha planteado el Gobierno nacional.

Uno de ellos es la reforma tributaria, sobre la que dejaron varios puntos sobre la mesa, resaltando lo que no comparten. “La reunión fue únicamente de temas legislativos, escuchamos las observaciones sobre la reforma tributaria, aunque hay puntos que se respaldan. Sin embargo, nos comprometimos a revisarlos con el ministro de Hacienda”, afirmó el ministro Prada después de ese encuentro.

Desde la oposición también resaltaron que hay varios anuncios que han generado interrogantes en parte de la ciudadanía, entre ellos los borrados de una reforma de la salud y otros temas que motivaron la marcha de la oposición el pasado lunes 26 de septiembre.

“Con franqueza le planteamos las preocupaciones de un sector muy representativo de la ciudadanía, como quedó manifestado en las marchas a las que asistí y apoyé. Sin embargo, es evidente que tenemos una responsabilidad con el país y por eso hemos dicho que estamos defendiendo la democracia y hacemos una oposición democrática e inteligente que les sirva a los ciudadanos”, aseguró el senador de la bancada uribista Miguel Uribe Turbay.

Según detallaron los miembros del Centro Democrático, la reunión entre ambas partes fue cordial, pero no se trató ningún compromiso o componenda, sino que simplemente se expresaron las inconformidades de un sector social al que representan.

La reunión duró aproximadamente una hora y diez minutos, según contó el mismo expresidente Álvaro Uribe. El exmandatario llegó puntual a la cita en la Casa de Nariño y pidió cumplir los tiempos del espacio que Petro les había asignado.

Noticias relacionadas