Home

Política

Artículo

María Fernanda Cabal
La senadora María Fernanda Cabal se mostró inconforme con los bloqueos de las marchas que generaron los grupos feministas. - Foto: juan carlos sierra-semana

política

“Entonces los bogotanos deben caminar durante horas porque si no las feministas rompen todo a su paso”: la crítica de María Fernanda Cabal

En la tarde de este martes grupos de mujeres se volvieron a volcar a las calles para rechazar otro presunto caso de violencia sexual en el sistema de transporte público.

La senadora María Fernanda Cabal cuestionó que se hayan presentado de nuevo bloqueos por parte de grupos de feministas en Bogotá. “Entonces los bogotanos que deben volver a sus hogares en transporte público deben caminar durante horas porque si no, las feministas rompen todo a su paso. ¡Cuánta empatía!”, criticó la senadora María Fernanda Cabal.

La congresista del Centro Democrático compartió un video de SEMANA en el que se ve a miembros de la Fuerza Pública controlando la situación cerca a la estación de TransMilenio de la calle 72 con Avenida Caracas, mientras que cientos de personas deben caminar por el carril exclusivo de los biarticulados. En las imágenes se observa hasta mujeres con bebés en brazos y mujeres mayores.

Previamente, el grupo de mujeres se había volcado en la calle 79 con carrera 11, en la Universidad EAN, para elevar su voz de protesta. Según se ha conocido, su inconformidad fue para evidenciar otro presunto caso de abuso sexual del que habría sido víctima una joven de 18 años en un bus del SITP cuando se dirigía a sus clases en ese centro educativo.

Ese plantó generó una gran afectación de movilidad. La Secretaría de Movilidad recomendó tomar la carrera 7 para las personas que se movilizaban hacia el sur; sin embargo, en las horas siguientes el tráfico se ha visto afectado.

Cuando las mujeres decidieron desplazarse a las estaciones de TransMilenio en la Avenida Caracas, la entidad informó que las estaciones Héroes, Virrey y Calle 85 estuvieron sin servicio, especialmente en horas cercanas al final de la jornada laboral hacia las 5:00 de la tarde.

Esta manifestación se suma a las que se habían presentado hace unos días por parte de colectivos feministas en contra del sistema público de la ciudad porque se habría presentado otro caso de abuso sexual.

Se trató del caso de Hillary Castro, una joven que relató a través de sus redes sociales cómo presuntamente habría sido abusada en el sistema público de la ciudad. Sin embargo, desde algunos sectores cuestionaron que no era a través del vandalismo que se debía hacer sentir esa inconformidad. En esa jornada se registraron varios vidrios rotos y cientos de personas también resultaron afectadas para volver a sus hogares.

En las últimas horas, se conoció que el presunto abusador, Juan Pablo González, falleció luego de haber sido detenido. El hombre fue hallado sin signos vitales en la celda de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Puente Aranda.

Según conoció en primicia SEMANA el dictamen de Medicina Legal, la necropsia arrojó que el hombre fue asesinado a golpes en la celda de la URI. El dictamen estableció que la Fuerza Pública encontró el cuerpo de González luego de haber sido golpeado.

El presidente Gustavo Petro desde el momento en el que el caso se hizo mediático había pedido celeridad para hallar al responsable. Según dijo, Castro participó en su campaña política.

“Hilary fue activista en mi campaña presidencial, y fue abusada sexualmente en una estación de TransMilenio. Le solicito a la Policía en la brevedad del tiempo la captura del criminal”, aseguró Petro.

Las autoridades de inmediato emprendieron la búsqueda y hallaron a González como el presunto responsable. “Inicia la investigación a través del acto urgente para determinar las circunstancias de este hecho que se presentó y el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses determina la causa, mecanismo y manera de muerte de esta persona privada de la libertad”, aseguró el general Carlos Triana, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

Las autoridades sacaron al detenido de manera inmediata e intentaron reanimarlo; sin embargo, no respondió. Según se ha establecido, habría sido asesinado en la misma celda que compartía con decenas de detenidos.