sostenibilidad

Así ha cambiado en los últimos años la temperatura en Bogotá por el calentamiento global

Los hábitos de consumo de los ciudadanos influyen en el desarrollo del planeta.


A veces con frío, a veces con calor, o mucha lluvia o mucho sol, así se viven los días en Bogotá vez tras vez, e incluso, hay ocasiones en las que algunos sectores experimentan fuertes lluvias, mientras que en otros puntos de la ciudad brilla el sol.

Así las cosas, la temperatura en la capital del país, ha tenido ciertas variaciones, pues el clima de ahora, en el 2022, nunca será el mismo que tenían los ciudadanos a comienzos, por ejemplo, del siglo XX; esto debido a que en la ciudad se hicieron nuevas edificaciones, los hábitos de los bogotanos cambiaron también, y el consumo desmedido hizo que las condiciones, fueran diferentes.

En cuanto a esto, según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), desde los años 1990 la temperatura ha aumentado en la ciudad al rededor de 0.12° y 0.15° Celsius cada 10 años. Además, aproximadamente hace 60 años, la misma ha aumentado de persistentemente, según la estación meteorológica 802220 (SKBO) que se halla en el Aeropuerto Internacional El Dorado.

A mediados de los años 60′s el promedio por año estaba por los 12.6° Celsius. Pero esa medida sobrepasó los 13° únicamente en el año 1963, cuando aumentó 0.8°, alcanzando los 13.2° y 7 años más tarde, cuando volvió a los 13°. Pero antes de eso, se mantuvo por debajo. Luego, entre los años 80′s y 90′s, la temperatura promedio bajó de los 12° Celsius en 1985, 1989 y en 1996, pero al año siguiente, el cambio marcó una cifra superior, con 13.5°, después de haber estado por los 12.8°, es decir, un crecimiento de 0.7° Celsius.

Luego, en el año 2008, volvió a registrarse otro gran cambio, en la medida, que retomó los 12.9° C, considerado un año más frío. Así, en el 2022 la temperatura ha marcado 13.8° Celsius, lo que la pone 0.2° por debajo de la registrada en 2021.

Creativo Getty
Desarrollar conceptos de CO2 sostenibles y negocios de energías renovables, reduciendo las emisiones de CO2 de forma respetuosa con el medio ambiente utilizando energías renovables. y puede limitar el cambio climático, el clima, el calentamiento global - Foto: Getty Images/iStockphoto

Este tipo de variaciones se han dado, por el cambio climático que atraviesa el planeta Tierra, pues según los últimos informes de la ONU, miles de científicos y revisores gubernamentales coincidieron en que limitar el aumento de la temperatura global a no más de 1,5 °C ayudaría a evitar los peores impactos climáticos y a mantener un clima habitable. Sin embargo, según los actuales planes sobre el clima, se prevé que el calentamiento global alcance unos 3,2 °C para finales de siglo.

El cambio climático puede afectar la salud, la capacidad de cultivar alimentos, la vivienda, la seguridad y el trabajo. Algunas personas ya son más vulnerables a los impactos climáticos, como quienes viven en pequeñas naciones insulares y países en desarrollo.

Condiciones como el aumento del nivel del mar y la intrusión de agua salada han avanzado hasta el punto que comunidades enteras han tenido que reubicarse, y las prolongadas sequías están creando un riesgo de hambruna. Se prevé que en el futuro aumente el número de refugiados climáticos, de acuerdo a información de la ONU.

Hay que decir que la organización, explica que esa expresión se refiere a los cambios a largo plazo de las temperaturas y los patrones climáticos. Estos cambios pueden ser naturales, por ejemplo, a través de las variaciones del ciclo solar. Pero desde el siglo XIX, las actividades humanas han sido el principal motor del cambio climático, debido principalmente a la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas.

La quema de combustibles fósiles genera emisiones de gases de efecto invernadero que actúan como una manta que envuelve a la Tierra, atrapando el calor del sol y elevando las temperaturas.