sostenible

Líderes mundiales se comprometerán a detener la deforestación para 2030 con 19.000 millones de dólares

Durante la COP26, lanzaron un gran plan para acabar con la deforestación y dar impulso a negociaciones muy complejas en ese sentido.


Durante la 26ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), más de cien líderes mundiales se comprometieron desde Glasgow a detener y revertir la deforestación para 2030, con 19.000 millones de dólares de fondos públicos y privados.

Brasil, China, Rusia, Colombia, Indonesia, la República Democrática de Congo, entre otros, firmaron el martes 1 de noviembre la Declaración de Glasgow, prometiendo detener y revertir la deforestación y la degradación del suelo en 2030.

En su conjunto, reúnen el 85 por ciento de los bosques del mundo, una superficie de más de 13 millones de millas cuadradas o 33.6 millones de kilómetros cuadrados, de acuerdo con la presidencia de Reino Unido de la COP26.

Puntualmente, las medidas se apoyarán en 12.000 millones de dólares de dinero público aportado por doce países entre 2021 y 2025, sumados a 7.200 millones de dólares de inversión privada por parte de más de treinta instituciones financieras mundiales, incluidos gigantes como Aviva, Schroders y Axa.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, se pronunció durante la conferencia en Escocia, durante un evento dedicado a los bosques y el uso de suelo: “Nuestros bosques son también el modo en que la naturaleza captura el carbono, sacando el CO2 fuera de nuestra atmósfera (...) Tenemos que abordar esta cuestión (de la deforestación) con la misma seriedad que la descarbonización de nuestras economías”.

En el evento de presentación de la iniciativa, el presidente Iván Duque señaló, según un extracto difundido por los organizadores: “Nunca antes tantos líderes, de todas las regiones, representando todos los tipos de bosques, habían unido sus fuerzas de esta manera”.

Lo anterior, sumado a que Colombia se comprometerá oficialmente a declarar, de aquí a 2022, el 30 por ciento de su territorio como área protegida, ocho años antes de lo previsto, según anunció el martes el presidente.

“El futuro de la biodiversidad también depende de lo que hoy hagamos aquí”, aseguró Duque en un evento dedicado a los bosques y el uso del suelo al margen del encuentro que precede las negociaciones clave de la conferencia de la ONU sobre el cambio climático.

La iniciativa de declarar el 30 por ciento del patrimonio natural como áreas protegidas para 2030, es una meta que surgió en 2019 y más de setenta países se han unido, de acuerdo con la denominada Coalición de Alta Ambición para la Naturaleza y las Personas (HAC), de la que forma parte Colombia.

“Es muy importante ser neutros en carbono pero también es muy importante ser positivos con la naturaleza”, agregó Duque, uno de los más de cien líderes mundiales que el martes firmaron la Declaración de Glasgow, prometiendo detener y revertir la deforestación y la degradación del suelo en 2030.

En ese sentido, el mandatario sostuvo que el país lo hará antes, en 2022, porque es necesario actual ahora mismo. Además, preguntó a los asistentes si un país como Colombia, que solo representa el 0.6 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero hace semejante compromiso, no deberían hacerlo también otros países.

*Con información de AFP