cop26

El elogioso comentario de Boris Johnson a Iván Duque en Escocia: ¿qué le dijo?

El primer ministro británico destacó la labor del presidente colombiano en medio de la COP26.


Este martes desde Glasgow, Escocia, donde se desarrolla la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 (COP26) el primer ministro británico reconoció los esfuerzos del presidente Iván Duque para combatir el cambio climático.

“Muchos de los aquí presentes han hecho compromisos importantes. El presidente Duque ha tomado acciones importantísimas para salvar la Amazonía colombiana”, dijo Johnson en el evento de apertura de este día ante otros líderes mundiales.

De igual manera, el primer ministro británico indicó en su intervención que el cambio climático requiere que protejamos el entorno natural y los derechos de los pueblos indígenas. “Es fundamental que actuemos ya y le pongamos fin al papel de la humanidad como destructor de la naturaleza y se convierta más bien en el custodio de la misma”, indicó Johnson.

Por otra parte, señaló que es necesario detener la pérdida de todos los bosques y de los ecosistemas y de las catedrales de la naturaleza, porque “hay tres billones de catedrales de la naturaleza, que son los pulmones del mundo. La destrucción de los bosques con el cambio del uso de la tierra, la agricultura y todas las emisiones mundiales están afectando al planeta, por lo que tenemos que trabajar si queremos mantener la meta de limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados”, añadió el mandatario.

Johnson también destacó que el acuerdo, que fue firmado por 28 países que representan tres cuartas partes del comercio en productos básicos, va a beneficiar a África Occidental, que va a recibir mejores precios por sus productos y así proteger sus bosques.

“Las normas internacionales de comercio deben recompensar a los productores que cambien la producción a métodos más sostenibles con nuevas tecnologías, para que podamos comer y comprar alimentos libres de culpa, sin abrirle la puerta a la deforestación”, agregó durante su intervención.

Por su parte, el presidente Iván Duque inició su intervención diciendo que para él es un honor participar de esta importantísima cumbre, en la que se discute el futuro del mundo, que logrará impactar la COP15 sobre biodiversidad al realizarse en el 2022 ambos eventos, los cuales estarán entrelazados.

“El futuro de la biodiversidad también depende de lo que nosotros hagamos aquí y somos conscientes de que lo más importante que podemos hacer, con el fin de evitar un desastre de climático, es acelerar nuestro esfuerzo por alcanzar la neutralidad de las emisiones de carbono”, enfatizó Duque.

Así mismo, el jefe de Estado afirmó que Colombia es un país donde el 52 % del territorio son bosques húmedos tropicales. “Venimos con compromisos claros, con los que estamos proponiendo que para el año 2030 tengamos el 30 % de nuestro territorio declarado como tierra protegida, pero no estamos esperando al 2030, hoy ya nos estamos comprometiendo a proteger el 30 % de nuestro territorio como área protegida en 2022″, dijo el presidente, a la vez que indicó que “debemos actuar ya”.

Duque insistió en que “estamos trabajando para alcanzar este fin con una regulación sana y por ese motivo aprobamos un proyecto de ley contra la deforestación que está haciendo que el castigo por los delitos ambientales sea más severo y también la protección de la biodiversidad que forma parte de nuestra campaña de seguridad”.

A través de la campaña Artemisa, la Fuerza Pública trabajará en evitar una mayor deforestación y por eso también “nos vinculamos a la iniciativa de un billón de árboles, con la que nos comprometimos a sembrar 180 millones de árboles en agosto de 2022. Esta meta la vamos a cumplir este año, pues vamos a cerrar con 120 millones de árboles sembrados en Colombia”, dijo Duque.

Por último, reconoció que el reto más importante es “cómo conectar el financiamiento con la conservación de estos ecosistemas. Así que mi invitación para todos ustedes es que para proteger los bosques tropicales y los bosques del mundo tenemos que empezar a pagar por servicios ambientales y también necesitamos ampliar nuestra pedagogía para aplicar la ética del siglo XXI”.