medioambiente

Cambio climático: así amenaza a las mujeres y niñas

Los efectos de la crisis climática golpean con mayor fuerza a estas poblaciones. Estas son cinco grandes amenazas.


El cambio climático es una realidad y cada día nos afecta más. La avalancha mundial de olas de calor, incendios forestales, inundaciones y sequías, evidencia la difícil situación climática a la que se enfrenta el mundo.

Nadie escapa de las consecuencias angustiosas y desgarradoras de la crisis climática. Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas, el número de personas que necesitarán asistencia humanitaria se duplicará en 2030 debido a ello. De acuerdo con la Oficina de Coordinación Humanitaria de las ONU, unos 235 millones de personas necesitaran ayuda para entonces.

Si bien no habrá excepciones y todo el mundo terminará afectado por cuenta de esta problemática, lo cierto es que hay grupos vulnerables y marginados, como las mujeres, que constituyen la mayoría de las personas pobres del mundo y cuyos medios de vida dependen en gran medida de los recursos naturales.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, las mujeres, las niñas y los niños tienen 14 veces más probabilidades que los hombres de morir en un desastre climático. Según la ONU, hay cinco aspectos por los que el cambio climático genera una gran amenaza para las mujeres y las menores.

1. Más violencia de género

En muchas partes del mundo, las mujeres y las niñas tienen la responsabilidad primordial de recoger agua y leña para combustible y cada vez tienen que caminar más en búsqueda de recursos escasos. Cuando las poblaciones son desplazadas debido al cambio climático, las mujeres y las niñas enfrentan un mayor riesgo de violencia basada en el género en los campamentos de refugiados o desplazados internos.

Buscar agua es una de las funciones tradicionales de las mujeres en muchas partes del mundo.
Buscar agua es una de las funciones tradicionales de las mujeres en muchas partes del mundo. - Foto: Archivo SEMANA

Las mujeres constituyen el 80 % de las personas desplazadas a causa del cambio climático. Al tener que salir a buscar recursos para sus hogares, caminan por territorios desconocidos, lo cual aumenta su vulnerabilidad.

El Fondo de Población descubrió que la trata sexual se disparó después de que ciclones y tifones azotaran la región de Asia y el Pacífico, y que la violencia de pareja aumentó durante la sequía en África oriental, las tormentas tropicales en América Latina y otros fenómenos meteorológicos extremos similares en la región de los Estados árabes.

2. Aumento del matrimonio infantil

Los eventos extremos generados por el clima destruyen los medios de subsistencia y exacerban la pobreza. Esto, dice el organismo multilateral puede incentivar a las familias a casar a sus hijas jóvenes para que haya una boca menos que alimentar, a cambio de un precio de la novia o porque creen que están mejorando las oportunidades futuras de una menor. Cualquiera que sea la motivación, hay muchos países en los que se han observado aumentos en los índices de matrimonio precoz.

3. Aumento de la mortalidad neonatal

De acuerdo con la ONU, las investigaciones indican que un aumento en la temperatura puede incidir en el desarrollo y éxito de los partos. Si bien la ONU considera que es necesario realizar estudios más exhaustivos, las pruebas apuntan a una conexión entre el calor extremo y los resultados negativos relacionados con los partos.

4. Salud materno infantil

El cambio climático puede aumentar la propagación de enfermedades transmitidas por vectores, como el virus del Zika, que en las embarazadas puede causar graves defectos congénitos como la microcefalia.

5. Interrupción de la salud sexual y reproductiva

La pandemia del coronavirus ha demostrado que las emergencias desvían los recursos de atención sanitaria hacia la lucha contra la amenaza más reciente y los alejan de servicios que se consideran menos esenciales. Las emergencias debidas al cambio climático se harán más frecuentes, lo que significa que los servicios de salud y derechos sexuales y reproductivos podrían estar entre los primeros en reducirse.

Anuncian $1.500 millones para proyectos de investigación sobre mujer rural
Las mujeres que habitan en áreas rurales son más vulnerables al cambio climático. - Foto: SEMANA RURAL

Sin embargo, incluso si se mantienen este tipo de servicios, las mujeres y niñas desplazadas a menudo pierden el acceso a estos, lo que puede dar lugar a embarazos no planificados e infecciones de transmisión sexual.

La pérdida de cosechas debido al cambio climático también puede afectar la salud sexual y reproductiva. Un estudio determinó que después de impactos tales como la falta de alimentos, las mujeres de Tanzania que trabajaban en la agricultura pasaron a tener relaciones sexuales transaccionales para sobrevivir, lo que dio lugar a mayores tasas de infección por el VIH.

Por esta razón, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, indica que el mundo debe reconocer que la salud y los derechos sexuales y reproductivos son una cuestión climática, y que las mujeres deben formar parte de la formulación de políticas públicas en este sentido. “Cuando se integra a las mujeres en esa tarea, el planeta mejora debido a huellas de carbono más bajas y mayores áreas de tierras protegidas”, asegura este organismo.