ciencia

Nasa: el descubrimiento de la estrella más lejana, Earendel, promete abrir una era inexplorada

Earendel es el nombre de una estrella que, según científicos, existía cuando el universo tenía unos 4.000 millones de años y es 50 veces más grande que el Sol.


El telescopio espacial Hubble ha detectado la luz de una estrella que existió en los primeros mil millones de años después del nacimiento del universo en el Big Bang.

Esto la convierte en la estrella individual más lejana jamás vista hasta la fecha. Ha sido denominada Earendel y su luz ha recorrido 12.900 millones de años luz.

Como se ha informado por el equipo de astrónomos responsables del descubrimiento de la estrella que esta categorizado como “el más asombroso de la agencia espacial”, Earendel alcanza una temperatura de 20.000 grados centígrados.

Su nombre significa “astro naciente” o “estrella de la mañana”, un término que procede del inglés antiguo. Se trataría también de un homenaje a El viaje de Eärendel, la estrella vespertina, un poema de 1914 del escritor británico John R. R. Tolkien (El señor de los anillos), según ha explicado el CSIC.

El hallazgo es un gran salto más atrás en el tiempo que con el récord anterior de una sola estrella; esta fue detectada por Hubble en 2018. Esa estrella existía cuando el universo tenía unos 4.000 millones de años, o el 30 % de su edad actual, en un momento al que los astrónomos se refieren como un “desplazamiento al rojo de 1,5″. Los científicos usan el término “desplazamiento hacia el rojo” porque a medida que el universo se expande, la luz de los objetos distantes se estira o “se desplaza” a longitudes de onda más largas y rojas a medida que viaja hacia la Tierra.

La estrella recién detectada está tan lejos que su luz ha tardado 12.900 millones de años en llegar a la Tierra, y se nos aparece como cuando el universo tenía solo el 7 % de su edad actual, con un desplazamiento al rojo de 6,2. Los objetos más pequeños vistos anteriormente a una distancia tan grande son cúmulos de estrellas dentro de galaxias primitivas.

“Al principio casi no lo creíamos: estaba mucho más lejos que la anterior estrella de mayor desplazamiento al rojo más distante”, dijo en un comunicado el astrónomo Brian Welch de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, autor principal del artículo que describe el descubrimiento, publicado el 30 de marzo en la revista Nature. El descubrimiento se hizo a partir de los datos recopilados durante el programa Estudio de la reionización con lentes gravitacionales en cúmulos (RELICS, por sus siglas en inglés) del Hubble, dirigido por el coautor Dan Coe en el Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial, también en Baltimore.

“Normalmente, a estas distancias, las galaxias enteras se ven manchas pequeñas, donde se mezcla la luz de millones de estrellas”, dijo Welch. “La galaxia que alberga esta estrella ha sido ampliada y distorsionada por lentes gravitacionales en una larga media luna que llamamos el Arco del Amanecer”.

Después de estudiar la galaxia en detalle, Welch determinó que uno de los elementos es una estrella extremadamente magnificada que llamó Earendel, que significa “estrella de la mañana”. El descubrimiento promete abrir una era inexplorada de formación estelar muy temprana.

Se espera que este nuevo astro sea observado con el telescopio espacial James Webb para conocer su composición, así como más detalles de Earendel, esta increíble estrella que tiene acaparada la atención de toda la comunidad de astrónomos y científicos alrededor del mundo.

*Con información de la Europa Press.