tecnología

Youtuber y streamer ganó más de 56 millones de pesos en Twitch por grabarse mientras dormía

A pesar de que no pudo dormir plácidamente, sus bolsillos se llenaron de dinero.


Hay personas que hacen de todo para llamar la atención y verdaderamente no tienen límites. Durante los últimos días se conoció la historia de Asian Andy, un creador de contenidos de Vietnam que obtuvo más de 16.000 dólares -más de 56 millones de pesos- por solo por dormir.

El youtuber y streamer realizó una transmisión en vivo por medio de su canal de Twitch y llamó la atención entre sus seguidores, puesto que los usuarios podían donar dinero y molestar de diferentes maneras, al creador de contenidos asiático para despertarlo.

El hombre se las ingenió con música, ladridos de perro, alarmas y hasta una voz que leía un texto gritando, entre muchos otros mecanismos cada vez que la gente le donaba dinero. Finalmente, el joven de 26 años agradeció a quienes lo vieron dormir y con un “muchas gracias” terminó su transmisión.

Por lo tanto, a pesar de que el hombre no logró dormir plácidamente, terminó llenando sus bolsillos de dinero.

Tras revelar la cuantiosa cantidad de dinero que recaudó, en redes sociales se desataron diversas reacciones, la mayoría jocosas, entre sus seguidores.

“Yo también quiero que me molesten. Tengo tres hijos, estoy acostumbrada al ruido, jajaja”, señaló una usuaria.

Vale destacar que este no es el primer caso similar que ha tenido éxito, teniendo en cuenta que Poseidon -streamer de Twitch- consiguió 5 mil dólares en 2017, tras soportar ocho horas de ruidos molestos.

A propósito, en otro caso, el mundo conoció la historia de un hombre que se volvió millonario gracias a Instagram. Se trata de Branden Condy, un joven estadounidense de 25 años de Virginia (Estados Unidos), quien es un ejemplo de superación. El hoy empresario contó cómo logró salir de la pobreza y ahora vive rodeado de lujos gracias a la empresa que creó con perseverancia.

De acuerdo con Branden, cuando tan solo era un niño su mamá, madre soltera, fue despedida de un momento a otro de la empresa donde laboraba y luego su familia recibió un aviso para que desalojaran la vivienda donde vivían, por lo que les dieron un plazo de 12 horas.

“Ella se esforzó mucho y nos amaba mucho, pero las cosas eran realmente difíciles en ese entonces”, narró Branden Condy en declaraciones a medios británicos.

De acuerdo con el joven, una vez debieron desocupar la casa, se vieron en la necesidad de dormir en la calle y usar los baños públicos que habían cerca de donde los cogía la noche. Sin embargo, en ocasiones les permitían quedarse en las viviendas de algunos amigos. “En ese momento estaba asustado y perdido; de ahí viene mi impulso, porque nunca quiero que nadie en mi vida vuelva a estar en esa posición”, explicó el hombre.

Pasaron los años y cuando ya tenía 16 años de edad, consiguió su primer trabajo lavando platos y, a los 21 empezó a limpiar yates de propiedad de personas adineradas y famosas. Fue allí cuando, según Condy, empezó a ver un estilo de vida que quería para él y su familia.

A partir de ahí empezó a mentalizarse que debía tratar de ahorrar “todo el dinero que ganaba” para poder emprender un negocio. Luego empezó a trabajar en sus redes sociales y aumentar sus seguidores en Instagram. Contó que en medio de su proceso de crecimiento lo que hizo fue contactar a empresarios a los que admiraba para consultarles cómo habían logrado amasar tanta fortuna.

Decidido, creó una compañía de marketing de Instagram que se llama Branden Condy LLC, que tiene como objetivo aumentar seguidores a través de sorteos hechos por famosos. En sus inicios, empezó a seguir a diferentes famosos e influenciadores que tenían muchos seguidores en dicha red social y con el pasar del tiempo, sin imaginarlo, estas personas pasaron a ser colaboradores y socios comerciales, hasta convertirse hoy en día en millonario.

Tras lograr el éxito que tanto soñó y por el que trabajó diariamente, Branden Condy afirma que nunca olvidará sus orígenes y todas las necesidades por las que atravesó, que en últimas lo ayudaron a ser más fuerte.

“Mucha gente simplemente parece estar buscando dinero y reconocimiento. Si fallan, tienen familiares y amigos que los sacarían de apuros en un santiamén. Mi ascenso proviene de un lugar algo diferente y, aunque casi odio admitirlo, en gran parte se debe al temor de que mi futuro se parezca mucho a mi pasado”, dijo el estadounidense.