Alzheimer
Las personas mayores de 60 años tienen más probabilidades de sufrir Alzheimer. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Alzheimer: el método que ayuda a prevenirlo y a mantener la mente activa

Además de la gimnasia cerebral, es importante mantener una buena alimentación y una rutina de ejercicio físico.

El Alzheimer es una enfermedad que provoca una degeneración irreversible del cerebro, la cual causa trastornos en la memoria, disminuye las habilidades cognitivas, provoca cambios en la personalidad y otras funciones que eventualmente conducen a la muerte debido a un cese completo del cerebro.

De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, esta condición es la forma más común de demencia y como tal, las personas mayores de 60 años tienen más probabilidades de sufrir este trastorno. No obstante, las personas más jóvenes también tiene un leve riesgo de padecer esta enfermedad.

Actualmente, no existe ningún tratamiento que cure el Alzheimer, pero existen métodos para prevenir esta afección, que cada vez es más común. Los expertos en salud aseguran que la enfermedad se puede prevenir adquiriendo hábitos saludables de vida como una buena alimentación, hacer ejercicio con regularidad, mantener activo el cerebro por medio de actividades mentales y teniendo una vida social activa.

Adicional a ello, hay algo más que se puede hacer y es ejercitar la mente realizando actividades que promuevan la gimnasia cerebral. Según el portal web Alimente, los ejercicios intelectuales tales como realizar crucigramas o fichas con palabras ayudan al desarrollo cognitivo y el bienestar de las personas mediante el aumento y el fortalecimiento de las interconexiones neuronales en el cerebro que potencia la destreza menta y la concentración de las actividades diarias.

Otro de los beneficios de realizar ejercicios de gimnasia cerebral es que aumenta la capacidad de retención de información por un periodo de tiempo más largo y también fortalece la capacidad creativa, la memoria y las habilidades para resolver problemas. Asimismo, este tipo de ejercicio combate el retraso de la motricidad y disminuye el riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas.

Ejercicios de gimnasia cerebral

Los expertos en salud aconsejan los siguientes ejercicios y actividades cerebrales que ayuda a prevenir el Alzheimer:

  • Realizar actividades de entretenimiento rutinario como la resolución de crucigramas, sopas de letras, sudokus o resolver puzles. Estos ejercicios hace que la persona se esfuerce mentalmente y se mantenga activo.
  • La lectura es un hábito que le brinda información constante al cerebro. Si se lee en voz alta, se retendrá mejor la información, y de esta forma se recordará todo más fácilmente.
  • Recordar palabras complicadas o que no se utilizan habitualmente mediante la asociación de hábitos o circunstancias comunes.
  • Escribir lo que se realiza en el día ayuda a fortalecer la memoria. Se puede escribir en un diario las actividades diarias e intentar recordarlas al día siguiente, de esta forma se mantendrán los recuerdos del día.
  • Realizar actividades rutinarias como abrir las puertas o los grifos con la mano no dominante.
  • Entrelazar los dedos índice y meñique de cada mano para conectar los dos hemisferios del cerebro, así como realizar ejercicios cruzados como tocar la rodilla izquierda mientras se levanta la mano derecha y al contrario. Este movimiento se debe repetir al menos 10 veces.

Estos ejercicios se pueden practicar a cualquier hora del día, pero lo ideal es hacerlos en la primera hora del día, ya que así se activará el cerebro y este reaccionará mejor a las situaciones que puedan surgir en medio de la jornada.

Por otra parte, la gimnasia cerebral debe ir acompañada de una buena alimentación. Por ello, el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia señala que reducir las grasas, especialmente las saturadas, los productos animales y los alimentos procesados, es determinante. De igual forma, se deben ingerir más plantas de todas las variedades, especialmente verduras y frijoles, incrementar el consumo de frutas, especialmente bayas, y bajarle a la ingesta de sal.