vida moderna

Así es la dieta china que se utiliza para bajar de peso

Este plan de alimentación, también conocido como “la pauta del Ying y el Yang”, prioriza alimento como vegetales, algunos tipos de carne y frutas.


Bajar de peso es una meta común para quienes desean mejorar su estado físico, por lo que es común recurrir a dietas que circulan en internet y prometen resultados inmediatos, sin embargo, es importante asesorarse con expertos en nutrición para no cometer errores durante el proceso.

Precisamente, algunos de los “pecados” que cometen las personas a la hora de cambiar sus planes de alimentación para bajar de peso es restringir irresponsablemente la ingesta de alimentos. En ese sentido, vale mencionar que los especialistas coinciden en que los pilares para una vida sana incluyen una alimentación saludable, ejercicio y descanso suficiente para que el cuerpo se recupere.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reseña en su sitio web que una dieta saludable ayuda a prevenir la malnutrición en todas sus formas, así como de las enfermedades no transmisibles, entre ellas la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer.

Ahora bien, el organismo obtiene los nutrientes que necesita para funcionar a partir de la comida, por lo que es muy importante mantener una alimentación equilibrada y no caer en la trampa de dejar de comer solo con el propósito de bajar de peso.

¿Qué es la dieta china para adelgazar?

El portal especializado Mejor con Salud, comparte los detalles de la dieta china o del “Ying y el Yang”, un plan de alimentación diseñado para provocar un déficit calórico que ayuda en la pérdida de peso. No obstante, también precisa que es importante mantener un equilibrio y variedad a la hora de comer, con el objetivo de que no se desarrolle una falta de nutrientes que conlleve a eventuales problemas de salud.

La dieta china, entonces, aplica el mencionado principio del “equilibrio” de la siguiente manera: los alimentos frío, en el Ying; y los alimentos calientes, en el Yang. De esta manera, permite que el organismo aproveche las propiedades de cada grupo alimenticio.

Por ejemplo, en el primer grupo (el Ying) estarían alimentos como las carnes frías de pescado y cerdo, así como los vegetales y algunas frutas. Por su parte, en el segundo grupo (el Yang) integra alimentos como el pollo, el cordero, especias y frutos secos, según expone Mejor con Salud. De igual manera, anota que un aspecto fundamental de la dieta china es que prioriza los productos frescos, especialmente, los vegetales.

De hecho, la OMS también sugiere en sus pautas para una alimentación saludable priorizar la ingesta de frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales. Así mismo, recomienda reducir el consumo total de grasa, azúcares y sal.

Así se puede adelgazar caminando media hora diaria

El sedentarismo es una de las principales causas del sobrepreso y la obesidad. Por esta razón, dentro de sus pautas para una vida saludable, la Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca que la actividad física es de vital importancia.

Puntualmente, la OMS reseña cualidades como su aporte a la prevención y gestión de enfermedades no transmisibles, como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes. De igual manera, señala que la actividad física tiene importantes beneficios para la salud del corazón, el cuerpo y la mente.

Otros beneficios de la actividad física moderada y recurrente son:

  • Reducción de los síntomas de la depresión y la ansiedad.
  • Ayuda a mejorar las habilidades de razonamiento, aprendizaje y juicio.
  • Mejora la sensación de bienestar en general.

A pesar de la usual recomendación de los médicos sobre la necesidad de evitar el sedentarismo y hacer ejercicio regularmente, a nivel mundial, uno de cada cuatro adultos no alcanza los niveles de actividad física recomendados, según datos de la OMS. En ese sentido, la entidad anota que se podrían evitar hasta cinco millones de fallecimientos al año con un mayor nivel de actividad física de la población mundial.

Para los adultos de entre 18 y 64 años, la OMS recomienda realizar actividades físicas moderadas durante 150 a 300 minutos a la semana. En caso de que se trate de actividades intensas, la entidad sugiere una duración de entre 75 a 150 minutos semanales. También menciona que es útil realizar actividades de fortalecimiento muscular para obtener beneficios adicionales en el estado general de la salud.

¿Es posible bajar de peso caminando 30 minutos al día?

Para la mayoría de las personas, caminar es una de las actividades físicas más sencillas que puede haber. Para ello, solo se necesita un par de tenis cómodos y disposición. Ahora, para que esta simple actividad impacte en el peso de cada persona, es clave complementar dicha rutina con otros hábitos de vida saludable para potenciar sus efectos.

El portal Hola, en su sección de bienestar, comparte algunos consejos para que una caminata de solo media hora al día contribuya de mejor manera a que la persona logre adelgazar.

Mantener el ritmo de caminata: Si bien no se está trotando o corriendo, la caminata también necesita de un ritmo constante y exigente para potenciar sus beneficios. No obstante, para que el ejercicio sea ejecutado con mejor técnica, la idea básica consiste en que la persona sea capaz de caminar y hablar al mismo tiempo sin sentirse agitada o jadear.

Constancia con el entrenamiento: La disciplina es esencial en un proceso de transformación física a partir del ejercicio. Según anota Hola, lo mejor es caminar de tres a cuatro veces por semana, dejando entre 30 y 45 minutos para cada sesión.

Otra sugerencia consiste en complementar esta rutina con ejercicios de fuerza para aumentar la masa muscular. Por supuesto, no sobra reiterar que la alimentación balanceada también es menester si se quiere adelgazar.