vida moderna

Astigmatismo: seis ejercicios oculares para combatir la enfermedad visual de forma natural

El astigmatismo se diagnostica mediante un examen ocular.


El astigmatismo es una imperfección común y, por lo general, tratable en la curvatura del ojo, que causa visión borrosa de lejos y de cerca, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

“El astigmatismo ocurre cuando la superficie frontal del ojo (córnea) o el cristalino en el interior del ojo tienen curvas dispares. En vez de tener una curva como una pelota redonda, la superficie tiene forma de huevo. Esto causa visión borrosa de todas las distancias”, explicó la entidad sin ánimo de lucro.

Los signos y síntomas del astigmatismo pueden incluir:

  • Visión borrosa o distorsionada.
  • Vista cansada o incomodidad.
  • Dolores de cabeza.
  • Dificultad con la visión nocturna.
  • Bizco.

¿Cómo se corrige el astigmatismo?

El Instituto Nacional del Ojo de Estados Unidos (NEI, por sus siglas en inglés) reveló que el astigmatismo se puede corregir con anteojos, lentes de contacto o cirugía.

No obstante, la Clínica de ojos D’Opeluce reveló en sus portal web seis ejercicios oculares para combatir la enfermedad visual de forma natural:

1. Relajación del músculo recto. Para hacerlo se debe colocar el dedo pulgar sobre la nariz. Luego se debe mover el dedo pulgar en sentido del reloj. Después, en contra del sentido del reloj.

2. Masaje ocular. Se deben cerrar los ojos y se deben colocar dos dedos sobre los párpados y suavemente se realiza presión en forma circular desde la parte de arriba hasta abajo y desde la derecha hacia la izquierda.

3. Leer. Leer un párrafo y después mirar un objeto al lado y se puede repetir de dos a cuatro veces al día.

4. Pausas en la visión. Para reducir la fatiga ocular, se puede probar la regla 20-20-20: cada 20 minutos, desviar la vista unos seis metros hacia adelante por 20 segundos.

5. Inclinación de la cabeza. Para hacerlo se debe apoyar la oreja sobre el hombre por unos segundos.

6. Yoga para los ojos. Se deben cerrar los ojos y se deben mover hacia todas las direcciones; este ejercicio se debe realizar varias veces al día.

Ojo - visión
Ojo - visión - Foto: Getty Images

Por su parte, Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos reveló varias recomendaciones para el cuidado de los ojos:

1. Comer una dieta saludable y equilibrada: la dieta debe incluir bastantes frutas y verduras, especialmente verduras amarillas y de hojas verdes. Comer pescado rico en ácidos grasos omega 3, como el salmón, el atún y el fletán (halibut), también puede beneficiar a los ojos.

2. Mantener un peso saludable: tener sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de desarrollar diabetes. La diabetes pone en mayor riesgo de contraer retinopatía diabética o glaucoma.

3. Hacer ejercicio regularmente: el ejercicio puede ayudar a prevenir o controlar la diabetes, la presión arterial alta y el colesterol alto. Estas enfermedades pueden conducir a algunos problemas del ojo o de la visión.

4. Usar gafas de sol: la exposición al sol puede dañar los ojos y aumentar el riesgo de cataratas y degeneración macular relacionada con la edad. Por ende, hay que proteger los ojos con gafas de sol que bloqueen el 99 al 100 % de la radiación UVA y UVB.

5. Evitar fumar: fumar aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades de los ojos relacionadas con la edad, como la degeneración macular y cataratas; y puede dañar el nervio óptico.

6. Conocer el historia clínica familiar: algunas enfermedades oculares son hereditarias, por lo que es importante averiguar si alguien en la familia las ha tenido. Esto puede ayudar a determinar si se está en mayor riesgo de desarrollar alguna.

7. Conocer otros factores de riesgo: a medida que envejece, se está en mayor riesgo de desarrollar enfermedades y afecciones a los ojos relacionadas con la edad. Es importante conocer los factores de riesgo, ya que pueden reducirse si se cambian algunos hábitos.

8. Si se usan lentes de contacto, tomar medidas para prevenir infecciones oculares: lavarse bien las manos antes de ponerse o quitarse los lentes de contacto. Seguir las instrucciones sobre cómo limpiarlos correctamente y reemplazarlos cuando sea necesario.