Tendencias
.
Para tener un vientre plano es necesario comer bien y hacer ejercicio. - Foto: Getty Images/iStockphoto

belleza

Avena y chía: así puede consumirse para aplanar el vientre rápidamente

Una dieta balanceada es fundamental para reducir la grasa abdominal.

La actividad física y la alimentación son indispensables para tener un vientre plano. Los expertos recomiendan contar con un plan de ambos factores para encaminarse hacia el objetivo que se desea cumplir. Aunque no hay productos ni recetas milagrosas que brindan un abdomen plano, existen algunas recetas que son saludables y funcionan como un complemento para este proceso.

Mejor con Salud, portal especializado en belleza y cuidado personal, explica cómo preparar un desayuno de avenas y chía que “que contiene todo lo que se requiere para empezar el día con energía y evitar picar entre horas. Es rica en proteínas, vitaminas, minerales y fibra necesarias para activar el metabolismo y aumentar la sensación de saciedad durante el resto de la jornada”, apunta el sitio web.

Ingredientes

  • Sal al gusto.
  • 500 ml de agua.
  • 1 taza de avena (105 g).
  • 2 cucharadas de miel (50 g).
  • 1 cucharada de canela en polvo (10 g).
  • 4 cucharadas de semillas de chía (40 g).
  • 2 cucharadas de esencia de vainilla (20 g).

Preparación

  1. Poner a hervir el agua junto con la canela y la esencia de vainilla.
  2. Cuando llegue a su punto de ebullición, poner a fuego bajo y agregar la avena.
  3. Dejar cocinar por cinco minutos.
  4. Luego, apagar el fuego y tapar la olla. Dejar reposar cinco minutos.
  5. Agregar la miel y sal. Revolver.
  6. Añadir los demás ingredientes. Mezclar muy bien.
  7. Servir y agregar las semillas de chía. También se pueden agregar frutos secos, fresas, moras, etc.

Ejercicios para tener un abdomen plano

Mejor con Salud explica que la actividad física es importante para obtener buenos resultados. Por eso, menciona varios ejercicios que contribuyen a tener un abdomen plano.

Los abdominales son unos de los ejercicios más conocidos por sus beneficios para disminuir la grasa abdominal, tonificar el vientre y reducir la cintura.

¿Cómo hacerlos?

  • En una colchoneta o tapete, acostarse boca arriba con las piernas flexionadas y los pies apoyados en el suelo.
  • Ubicar las manos a la altura de las orejas y elevar un poco el tronco haciendo fuerza con los músculos del abdomen. La columna debe mantenerse recta y no se debe doblar el cuello, ya que esto puede causar dolor.
  • Se recomienda realizar tres series de 10 a 20 repeticiones cada una.
  • Para intensificar el ejercicio, se puede realizar el mismo movimiento, pero elevar un poco las piernas.

Plancha

Este ejercicio es conocido por el gran esfuerzo que se requiere para hacerlo. Además, se trabajan varios músculos al tiempo. Es importante contraer el abdomen mientras se realiza el ejercicio para obtener buenos resultados.

¿Cómo hacerla?

  • En una colchoneta o tapete, ubicarse boca abajo y apoyarse en los antebrazos y las puntas de los pies. Los codos deben quedar debajo de los hombros. La espalda muy bien erguida.
  • La esencia del ejercicio es mantener el equilibrio, mínimo 20 segundos, inicialmente. Realizar cinco series. Aumentar el tiempo de duración gradualmente. Intentar aguantar hasta un minuto de equilibrio.

Patadas de rana

Este ejercicio puede complementarse con otras rutinas para mejorar los resultados. Las patadas de rana se enfocan en trabajar la parte media y superior del abdomen, las cuales pueden ser difíciles de tonificar.

¿Cómo hacerlas?

  • En una colchoneta o tapete apoyarse con los glúteos y las manos. Elevar las piernas y flexionar un poco las rodillas.
  • Ubicada en esa posición, mover las piernas hacia atrás y adelante, al tiempo que se mueve el pecho para encontrarse con las piernas.
  • Realizar cuatro o cinco series de 10 a 20 repeticiones.

Elevación de piernas

Es fundamental mantener el abdomen contraído durante el ejercicio. Esto permitirá trabajar y perder la grasa abdominal.

¿Cómo hacerlas?

  • Acostarse boca arriba, con los brazos en la zona lumbar y con las piernas totalmente estiradas, las cuales deben permanecer juntas.
  • Elevar las piernas y mantenerlas en esta posición durante varios segundos. Luego, bajarlas lentamente hasta la posición inicial.
  • Realizar tres series de 15 a 20 repeticiones.