vida moderna

Beneficios del jugo de arándano para la salud del corazón

El corazón es el órgano encargado de bombear sangre a todas las partes del cuerpo.


El corazón es un órgano del tamaño aproximado de un puño y está compuesto de tejido muscular y bombea sangre a todo el cuerpo, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés).

Además, según la Fundación Española del Corazón, este es un órgano muscular (miocardio) y, como todos los músculos, necesita para su funcionamiento oxígeno y nutrientes.

Por ende, el portal de salud Clikisalud.net de la Fundación Carlos Slim reveló que el jugo de arándano es bueno para la salud del corazón por tener un alto contenido de antioxidantes por sus flavonoides.

Además el portal citó una investigación realizada por la Universidad de Quebec en Canadá, publicada por la revista Británica de Nutrición, la cual señaló que “tomar jugo de arándano tiene un efecto positivo en los niveles sanguíneos del colesterol, principalmente en hombres con obesidad o altos índices de grasa abdominal”.

Sobre la misma línea, el diario ABC de España, con el aval de la dietista-nutricionista de Alimmenta Julia Farré, detalló que la composición nutricional de 100 gramos de arándanos habla por sí misma, ya que tiene 30 kilocalorías, 89 gramos de agua, 0,6 gramos de proteína, 6,9 gramos de hidratos de carbono, 0,2 gramos de grasa, 1,8 gramos de fibra, 0,5 gramos de hierro, 88 miligramos de potasio, 6 microgramos de ácido fóolico, 3 miligramos de sodio, 5 microgramos de vitamina A y 17 miligramos de vitamina C.

En consecuencia, para obtener los beneficios se debe consumir un jugo de 250 mililitros con una concentración de 25 % de jugo de arándano.

Otras formas de cuidar el corazón

1. Seguir una alimentación balanceada, ya que esto es bueno para el cerebro, el corazón y el cuerpo. Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, recomienda comer frutas, verduras y granos integrales, así como elegir fuentes de proteína bajas en grasa, como pescado, fríjoles y carne de pollo sin piel.

2. Mantener bien los niveles de glucosa, pues los niveles altos de glucosa en la sangre (hiperglucemia) pueden ser un signo de diabetes, una enfermedad que causa enfermedad del corazón, ceguera, insuficiencia renal y otras complicaciones.

3. Realiza actividad física, ya que la recomendación es hacer al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica intensa a la semana, o una combinación de actividad moderada e intensa, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pues esto aumenta el flujo sanguíneo al cuerpo entero. Según la OMS, las personas con un nivel insuficiente de actividad física tienen un riesgo de muerte entre 20 % y 30 % mayor en comparación con las personas que alcanzan un nivel suficiente de actividad física.

4. Controlar la presión arterial, porque la presión arterial alta (hipertensión) es una afección frecuente en la que la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias con el transcurso del tiempo es lo suficientemente alta como para poder causar problemas de salud, como una enfermedad cardíaca, de acuerdo con Mayo Clinic.

5. No fumar, pues el hacerlo aumenta el riesgo de morir de enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos (cardiovasculares), que incluyen ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

6. Mantener los niveles de colesterol dentro de los límites aconsejados, ya que la entidad sin ánimo de lucro explicó que con el colesterol alto es posible que se formen depósitos grasos en los vasos sanguíneos y, con el tiempo, estos crecen y hacen que sea más difícil que fluya suficiente sangre a través de las arterias. A veces, esos pueden romperse de repente y formar un coágulo que causa un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.