vida moderna

Callos y talones agrietados: cómo eliminarlos con vitamina E

Aunque no son afecciones graves, es importante tratarlas a tiempo.


Los callos y las callosidades son capas duras de la piel que son el resultado de la fricción y la presión. Generalmente aparecen en los dedos de las manos o de los pies. No es una afección que sea grave, pero debe ser tratada oportunamente, especialmente si se tiene enfermedades como la diabetes.

Respecto a los callos, los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, explican que “si tienes diabetes o alguna otra enfermedad que disminuye la circulación de la sangre a los pies, tienes un mayor riesgo de tener complicaciones a causa de los callos y las callosidades. Consulta con tu médico sobre el cuidado adecuado de los callos y las callosidades si tienes alguna de estas enfermedades”.

Algunos factores que pueden causar callos son:

  • Calzado inadecuado: es importante elegir zapatos que no causen incomodidad o dolor al utilizarlos y que tampoco queden muy grandes. Al no utilizar un calzado correcto, puede haber fricción o presión y causar los callos.
  • No usar medias: al no usar medias con los zapatos, el pie entra en fricción con el material del calzado.
  • Tocar un instrumento: en algunas personas se pueden formar callosidades luego de la presión reiterada al tocar un instrumento o emplear una herramienta manualmente.

Por su parte, los talones agrietados, aunque son una afección sencilla, con el paso del tiempo pueden significar problemas graves. Para esta afección existen diferentes productos humectantes para hidratar la piel. Antes de elegir cualquiera, lo recomendable es consultar a un médico.

¿Cómo curar un talón agrietado?

  1. Remojar los pies por 10 minutos en agua con jabón.
  2. Secar.
  3. Con una piedra pómez o esponja frotar los talones para remover la piel muerta.
  4. Aplicar vaselina en la zona.
  5. Poner medias de algodón para dormir y que el tratamiento haga efecto toda la noche.

Además de consultar aun profesional de la salud, las personas también suelen recurrir a remedios caseros para combatir estas afecciones. Cabe resaltar que estos no reemplazan un tratamiento médico. En el caso de los callos, los expertos de Medline Plus recomiendan verificar el tipo de calzado que se utiliza para identificar si está causando daño. En caso de que no ajuste bien, lo mejor es cambiarlo. Para el tratamiento se puede proteger la piel afectada con parches para callos mientras sana. Este producto puede adquirirse en farmacias

El portal Salud 180 también explica cómo eliminar los callos y tratar los talones agrietados con vitamina E.

¿Cómo usarla?

  1. Antes de ir a dormir, remojar los pies en agua tibia por varios minutos.
  2. Cortar la cápsula de vitamina E y extraer su contenido.
  3. Aplicarlo en las zonas afectadas, dando un masaje suave.
  4. Secar los pues.
  5. Aplicar vaselina.
  6. Cubrir los pies con medias de algodón.

Otros remedios

Crema

El portal especializado en cuidado personal Mejor con Salud explica cómo preparar una crema casera para humectar los talones agrietados y combatir esta afección:

Ingredientes

  • 1 cucharada de gel de aloe vera (15 g).
  • 2 cucharadas de aceite de almendras dulces (30 g).
  • 100 g de manteca de cacao.
  • 10 gotas de aceite esencial de caléndula.
  • 1 recipiente de vidrio oscuro.

Preparación

  • Batir el gel de aloe vera para obtener un líquido.
  • En un recipiente aparte, agregar la manteca de karité y calentarla con baño de María para que se derrita.
  • Cuando esté líquida la manteca de karité se debe añadir el aceite de almendras y el gel de aloe vera.
  • Revolver muy bien para que se integren todos los ingredientes.
  • Añadir el aceite de caléndula, revolver y dejar enfriar.
  • Depositar en un recipiente de vidrio oscuro.
  • En la noche, limpiar los pies muy bien.
  • Aplicar la crema haciendo masajes suaves.
  • Repetir todas las noches para mejorar los resultados.