vida moderna

Crema casera de cáscara de huevo para reducir arrugas y obtener colágeno: cómo prepararla

Los residuos de un alimento tan común como lo es el huevo, pueden poseer grandes características y beneficios para el cuidado de la piel.


El huevo es uno de los alimentos más recomendados para su consumo debido a su precio, valor nutritivo y versatilidad. La Fundación de Hipercolesterolemia Familiar recomienda comer de tres a cuatro huevos por semana, pero también puede ser utilizado para la piel.

Gracias a los beneficios que tiene la cáscara de huevo se ha podido determinar que esta podría reducir la aparición de arrugas y reafirmar la piel. El portal web Bienestar180 comparte que la membrana delgada que tiene la parte dura del huevo, es decir, la cáscara, es óptima para tratar las arrugas en el rostro.

De acuerdo con especialistas en salud y cuidado dermatológico, la membrana de la cáscara de huevo es rica en colágeno y elastina, tiene condroitina, glucosamina y ácido hialurónico que cuidan la piel. El citado medio dice que esta telita es soluble en el agua y eso hace que se pueda combinar fácilmente.

¿Cómo preparar una crema antiarrugas con cáscara de huevo?

Antes de dar las especificaciones del paso a paso de cómo crear una mezcla de crema para el rostro con base en la cáscara de huevo, es necesario advertir que cada tipo de piel es diferente y, por ello, las personas deben consultar con un especialista sobre cuál es el tratamiento más viable.

Así las cosas, la crema antiarrugas casera con la membrana y la parte dura del huevo es ideal para adicionar a una rutina de belleza y, teniendo en cuenta información dada por Bienestar 180, así se debe preparar:

Ingredientes: 6 o 10 cáscaras de huevo, vodka, una cucharada de glicerina y, para almacenar, un frasco de vidrio.

Preparación:

  • Separar las membranas de la cáscara de huevo y deja secar a temperatura ambiente sin que les dé el sol directo.
  • Al estar completamente secas las membranas, triturar con una licuadora, cuchara o manualmente hasta obtener un polvo.
  • Colocar el polvo en el frasco de vidrio y agregar vodka hasta cubrirlo.
  • Dejar reposar la mezcla de 10 a 15 días, moviéndola cada día.
  • Luego del reposo, colar la mezcla y llevarla a baño maría (poniendo un recipiente en otro que contenga agua), así el alcohol se evaporará y quedará la mitad del líquido.
  • Para terminar, agregar la glicerina y revolver todo conjuntamente.

Si la persona tiene una crema facial de su preferencia, puede agregar algunas gotas a la crema casera de cáscara de huevo para reducir arrugas y obtener colágeno, la cual se recomienda aplicar directamente en el rostro cada noche para evitar exposiciones de luz solar o ambiente.

Cuidado de la piel: Así puede obtener colágeno natural a partir de la cáscara de huevo
Cuidado de la piel: Así puede obtener colágeno natural a partir de la cáscara de huevo - Foto: Getty Images/iStockphoto

Por otro lado, si lo que se desea es crear una mascarilla con base en la membrana de la cáscara de huevo, esta se puede realizar con una cucharada del líquido de membrana del alimento mencionado, una cucharada de aloe vera y una cápsula de vitamina E; se combinan hasta formar una mezcla homogénea y luego se procede a su respectiva aplicación en la cara.

cuidado de la piel, mascarilla facial, rejuvenecer la piel, envejecimiento, manchas, acné, espinillas
cuidado de la piel, mascarilla facial, rejuvenecer la piel, envejecimiento, manchas, acné, espinillas - Foto: Getty Images

La membrana de huevo en la piel es beneficiosa para mitigar los signos del envejecimiento, un artículo publicado en Natural Practitioner Magazine y mencionado por Bienestar180, explica que esta membrana puede aumentar la actividad celular y la producción de colágeno, además de prevenir el envejecimiento de la piel y reducir el daño causado por la luz ultravioleta y la inflamación.

Asimismo, se ha llegado a comparar la tela de la membrana con varios productos cosméticos antiarrugas y, luego de efectuarse estudios clínicos, se concluyó que esta parte de la cáscara de huevo tiene la capacidad de reducir la profundidad de las arrugas y el daño oxidativo, mejorando la suavidad y luminosidad de la piel.