vida moderna

¿Cuántas horas hay que dormir para lograr adelgazar con dieta y ejercicio?

El sueño es esencial para gozar de una salud óptima.


Cuando una persona duerme está inconsciente, pero las funciones del cerebro y cuerpo siguen activas, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Además, el sueño es esencial para gozar de una salud óptima y también es ideal para perder peso, ya que la falta de sueño hace que los adipocitos (células grasas) liberen menos leptina, la hormona supresora del apetito. El insomnio provoca, además, que el estómago libere más grelina (la hormona del apetito) y ambas acciones hacen que dormir poco se asocie a la obesidad, según explicó la Fundación Española del Corazón.

Dicho lo anterior, un estudio del Centro del Sueño de la Universidad de Chicago (Estados Unidos) reveló cuántas horas se deben dormir para lograr adelgazar con dieta y ejercicio y lo recomendado es dormir 8,5 horas.

“Mucha gente se esfuerza por encontrar formas de disminuir su consumo de calorías para perder peso; pues bien, sólo durmiendo más, podría reducirlo sustancialmente”, señaló la doctora Esra Tasali, directora del Centro del Sueño.

Adicional, la Universidad de Harvard reveló un artículo que señala que para evitar subir de peso rápidamente una persona debe dormirse entre las 8 p. m. y 10 p. m.

Respecto a la actividad física, los ejercicios de cardio —también conocidos como ejercicios aeróbicos— son los más implementados cuando se busca quemar calorías y reducir el peso corporal. Sin embargo, los que involucren pesas ayudan al cuerpo a quemar grasa, mientras se construye masa muscular, lo que también funciona para acelerar el metabolismo.

De todos modos, las personas se preguntan cuál es la mejor hora para hacer ejercicio y, por tal razón, los expertos aseguran que es una cuestión de preferencia, gusto y horarios. Lo importante es cumplir los objetivos diarios.

Las nuevas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan por lo menos de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o vigorosa por semana para todos los adultos, incluidas las personas que viven con afecciones crónicas o discapacidad, y un promedio de 60 minutos al día para los niños y adolescentes. Lo vital es que se tenga un gasto energético.

Por su parte, sobre la alimentación, la base para lograr adelgazar sigue siendo una dieta saludable de bajas calorías, que es cuando las personas consumen menos calorías de las que se gastan en el día a día y Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, reveló algunos consejos para reducir la ingesta de calorías:

1. Comer al menos cuatro porciones de vegetales y tres porciones de frutas diariamente.

2. Reemplazar los granos refinados por cereales integrales.

3. Comer cantidades moderadas de grasas saludables, como el aceite de oliva, aceites vegetales, aguacates, nueces, mantequillas de nueces y aceites de frutos secos.

4. Reducir el consumo de azúcar tanto como sea posible, excepto el azúcar natural de la fruta.

5. Elegir productos lácteos bajos en grasa, carne magra y carne de ave de corral magra en cantidades limitadas.

Además, los expertos recomiendan ingerir mínimo dos litros de agua, dormir ocho horas y no saltarse ninguna comida diaria.

Sobre la misma línea, durante el proceso de pérdida de peso, las personas pueden sentir ansiedad, rabia, tristeza o frustración y estos sentimientos podrían frenarlo, ya que aumentan las ganas de comer. Por consiguiente, es importante buscar alternativas diferentes como tomar agua, comer algún fruto seco o tomar un café en vez de comer en exceso, ya que esas emociones solo llevan a tener malos hábitos.

Finalmente, hay que señalar que cada persona es diferente y por tal razón cada proceso es individual.