Tendencias
Dolor de cabeza
Existen diferentes tipos de dolor de cabeza. - Foto: Referencia Pexels

vida moderna

Dolor de cabeza y migraña: plantas medicinales que ayudan a aliviarlos

Es importante consultar a un médico antes de consumir cualquier tipo de bebida para este malestar.

El dolor de cabeza es uno de los malestares comunes en muchas personas. Según explica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el dolor de cabeza tensional es muy común. “Estos ocurren por la tensión que usted hace en los músculos de los hombros, del cuello, del cuero cabelludo y de la mandíbula. Suele relacionarse con el estrés, la depresión o la ansiedad. Usted podría tener una tendencia a tener este tipo de dolor de cabeza si trabaja demasiado, no duerme lo suficiente, se salta comidas o bebe bebidas alcohólicas”.

En pocos casos, un dolor de cabe puede indicar una afección grave:

  • Sangrado en la zona entre el cerebro y el tejido delgado que lo cubre (hemorragia subaracnoidea)
  • Presión arterial muy alta.
  • Infección cerebral como meningitis o encefalitis, o absceso.
  • Tumor cerebral.
  • Acumulación de líquido dentro del cráneo que lleva a hinchazón cerebral (hidrocefalia).
  • Acumulación de presión dentro del cráneo que parece ser un tumor, aunque no lo es (pseudotumor cerebri).
  • Intoxicación con monóxido de carbono.
  • Falta de oxígeno durante el sueño (apnea del sueño).
  • Problemas con los vasos sanguíneos y sangrado en el cerebro, como malformación arteriovenosa (MAV), aneurisma cerebral o accidente cerebrovascular.

En caso de presentar dolor de cabeza frecuentemente es importante consultar a un médico. Esto puede indicar dolor de cabeza crónico. “La naturaleza constante del dolor de cabeza crónico diario hace que sea uno de los dolores de cabeza más incapacitantes. El tratamiento inicial agresivo y un control constante a largo plazo podrían disminuir el dolor y hacer que padezcas menos dolores de cabeza”, detalla Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Algunos cambios en el estilo de vida, alimentación, evitar el estrés y relajarse pueden ser una de las opciones para aliviar los síntomas de este malestar. Sin embargo, también existen remedios caseros, que antes de ser probados, se recomienda consultar a un médico.

Tua Saúde, portal especializado en salud, señala varias plantas medicinales que pueden ayudar a aliviar el dolor de cabeza.

Té de manzanilla

Según destaca el portal especializado la manzanilla es una planta que se caracteriza por sus propiedades calmantes y relajantes. También por sus propiedades antiinflamatorias que pueden contribuir a aliviar la migraña.

Ingredientes

  • 2 cucharadas pequeñas de flores secas de manzanilla.
  • 1 taza de agua.

Preparación

  1. En una olla, agregar el agua y la manzanilla. Poner a calentar y esperar a que hierva.
  2. Cuando llegue a su punto de ebullición, tapar y dejar reposar por 10 minutos.
  3. Colar y servir.
  4. Consumir máximo 3 veces al día.

Té de boldo

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas frescas de boldo picadas.
  • 1 taza de agua.

Preparación

  1. Calentar el agua.
  2. Cuando llegue a su punto de ebullición, agregar las hojas de boldo.
  3. Dejar reposar por 10 minutos.
  4. Retirar del fuego.
  5. Colar y servir.
  6. Tomar tibio, 2 o 3 veces al día.

Cabe resaltar que las personas que tengan enfermedades hepáticas como cáncer de hígado o hepatitis no deben consumir esta bebida, al igual que tampoco lo deben hacer mujeres embarazadas o lactantes.

Té de orégano

Ingredientes

  • 1 cucharada de sopa de orégano fresco o seco.
  • 1 taza de agua.

Procedimiento

  1. Poner a calentar el agua.
  2. Cuando llegue a su punto de ebullición, agregar el orégano.
  3. Dejar reposar por 10 minutos.
  4. Retirar del fuego. Colar.
  5. Consumir tibio de 2 a 3 tazas al día.

Té de menta piperita

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de menta piperita fresca picada.
  • 150 ml de agua.

Procedimiento

  1. Calentar el agua.
  2. Cuando hierva, agregar la menta.
  3. Dejar reposar por varios minutos.
  4. Retirar, colar y servir.

El sitio web resalta que la menta no es recomendable durante el embarazo, lactancia o en casos de inflamación estomacal o enfermedades hepáticas.