salud

El té natural que protege el corazón y retarda el envejecimiento celular

Su poder protector se lo otorgan los compuestos antioxidantes.


Desde hace siglos en la cultura asiática se usa el té verde como remedio natural para hacerle frente a diversas afecciones como el cansancio, la debilidad e incluso para perder peso. Está compuesto por diversidad de antioxidantes y nutrientes que resultan favorables para el organismo, según el portal Healthline.

Este té se elabora a partir de la hoja de la planta Camellia sinensis y se caracteriza por ser rico en compuestos fenólicos, catequinas y flavonoides, los cuales actúan como antioxidantes, además de tener una acción antidiabética, antiobesidad, antiinflamatoria, antibacteriana, antiviral y antimutagénica, indica información del portal de bienestar y salud Tua Saúde.

Este té contiene cafeína, un compuesto estimulante que mejora la disposición física y mental, precisa la mencionada fuente.

Uno de los beneficios que más gana reconocimiento es su poder antioxidante, que se lo otorgan los polifenoles, especialmente un tipo llamado catequinas, responsables de su función protectora y de su sabor. “Una de ellas, la EGCG o epigalocatequina-3-galato, una sustancia 20 veces más antioxidante que la vitamina E y 100 veces más que la C, mostrándose eficaz en la prevención de ciertos tipos de cáncer y para mantener una buena salud cardiovascular”, precisa un artículo publicado por el portal Cuerpo Mente.

Precisamente, gracias a su riqueza en antioxidantes, el té verde previene el envejecimiento de las células, debido a que estos combaten los radicales libres, cuidando la piel y permitiendo que se mantenga hidratada, con un aspecto saludable. De esta forma retrasa la formación de arrugas y señales tempranas que van apareciendo con el transcurrir de los años.

“Además, las catequinas ayudan a reducir la producción de producto de glicación avanzada (AGEs), disminuyendo la inflamación y previniendo la flacidez de la piel”, precisa Tua Saúde.

Por otro lado, el té verde es un aliado del corazón, gracias a que previene enfermedades cardiovasculares, como la cardiopatía o el accidente cerebrovascular, que son de las mayores causas de muerte en el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De acuerdo con Healthline, este producto puede mejorar algunos de los principales factores de riesgo que influyen el desarrollo de las enfermedades relacionadas con el corazón, dentro de los que se incluyen el colesterol y los triglicéridos elevados.

“El té verde también incrementa de forma drástica la capacidad antioxidante de la sangre, lo que protege a las partículas LDL de la oxidación. Estas proteínas son responsables de las cardiopatías”, asegura Healthline.

Otro de los factores de riesgo para el corazón es la presión arterial alta y este té con sus propiedades antioxidantes ayudaría a relajar los vasos sanguíneos y, como consecuencia, a evitar la hipertensión.

Otros beneficios

La información de Tua Saúde indica que debido a la acción antioxidante de las catequinas, el té verde disminuye el estrés oxidativo y mejora la resistencia a la insulina, regulando los niveles de azúcar y ayudando en la prevención y el tratamiento de la diabetes.

Por otro lado, asegura Healthline, esta bebida ayuda a perder peso y cita una investigación para la cual se realizó un ensayo controlado y aleatorio durante 12 semanas en 240 hombres y mujeres. En el estudio, el grupo que consumió té verde presentó una disminución significativa en el porcentaje de grasa corporal, peso, cintura y grasa abdominal.

Esto está relacionado con sus diversos compuestos bioactivos como la cafeína, las catequinas y los polifenoles, que ayudan a acelerar el metabolismo.

Por último, el té verde no solo mejora la función cerebral a corto plazo, sino que también puede proteger el cerebro del envejecimiento. Las evidencias científicas, producto de ensayos clínicos y análisis en animales, han demostrado que las catequinas de este producto tendrían efectos protectores en las neuronas, lo que disminuye el riesgo de padecer enfermedades como Alzhéimer y Párkinson.