Tendencias
Maíz
El maíz posee gran cantidad de antioxidantes que ayudan a mantener el cuerpo alejado de afecciones. - Foto: Getty Images

vida moderna

Este es el tipo de maíz que ayuda a prevenir el cáncer de colon y enfermedades del corazón

Antes de agregar este alimento a la dieta, es necesario consultar con un especialista para no agravar afecciones preexistentes.

El cáncer de colon es un tipo de cáncer que comienza en el intestino grueso y suele afectar a los adultos mayores, aunque puede ocurrir a cualquier edad, de acuerdo con la entidad dedicada a la investigación en salud, Mayo Clinic.

Los signos y síntomas del cáncer de colon incluyen: un cambio persistente en los hábitos intestinales, incluidos diarrea o estreñimiento, o un cambio en la consistencia de las heces, sangrado rectal o sangre en las heces, molestia abdominal persistente, como calambres, gases o dolor, una sensación de que el intestino no se vacía por completo, debilidad o fatiga, pérdida de peso sin causa aparente.

Sin embargo, muchas personas con cáncer de colon no experimentan síntomas en las primeras etapas de la enfermedad y cuando aparecen los síntomas, es probable que varíen, según el tamaño del cáncer y de su ubicación en el intestino grueso.

En cuanto a las enfermedades cardiovasculares o del corazón, existe una gran variedad como: enfermedad de los vasos sanguíneos, enfermedad de las arterias coronarias; problemas en el ritmo cardíaco (arritmias); defectos cardíacos de nacimiento (defectos cardíacos congénitos); enfermedad de las válvulas cardíacas; enfermedad del músculo cardíaco; entre otras.

Los síntomas dependen de la enfermedad. Por ejemplo, los hombres son más propensos a tener dolor en el pecho, mientras que las mujeres pueden tener otros signos y síntomas junto con el malestar en el pecho, como falta de aire, náuseas y fatiga extrema.

Para prevenir tanto el cáncer de colon, como las enfermedades cardiovasculares, es posible consumir, según el Instituto Nacional de Perú (INS), maíz morado.

La institución explicó que la facultad preventiva del maíz morado es posible debido a su importante contenido de antioxidantes, que tienen la propiedad de proteger a las células para que no desarrollen males como el cáncer.

Estos antioxidantes, denominados antocianinas, están alojados en los granos y la coronta (cuerpo del maíz debajo del grano), estos, son los causantes de la coloración característica de la chicha morada.

Así mismo, los antioxidantes previenen o pueden retrasar la oxidación de las moléculas, proceso que guarda relación con el origen de enfermedades crónicas no transmisibles como el cáncer y males cardiovasculares.

Para prevenir esas enfermedades, el INS peruano, aconsejó consumir uno o dos vasos de chicha morada al día, pero sin azúcar. Para prepararla se necesitan: tres cuartos de kilo de maíz morado, una piña grande, cuatro limones, cuatro clavos de olor, tres cuartos de kilo de manzana, una rama de canela, y cuatro y medio ½ litros de agua.

Preparación:

1. En una olla grande con tres litros de agua hervir el maíz, las cáscaras de la manzana, las de la piña, la canela y el clavo.

2. Cocinar tapado a fuego lento por 45 minutos.

3. Colar y reservar.

4. Volver a hervir las cáscaras con un litro y medio más de agua a fuego lento. Esperar 45 minutos con la olla tapada.

5. Finalmente colar y juntar con el líquido anterior.

6. Añadir el jugo de limón.

Además del maíz, para proteger el organismo es necesario llevar hábitos saludables. Por ello, el portal de salud Salud Digital, de la Fundación Carlos Slim, reseñó algunos de las rutinas que pueden perjudicar el buen funcionamiento del corazón y otros órganos:

  • Estrés: la sensación de estrés influye en la salud cardíaca, pues se aumentan las hormonas de cortisol que generan varios daños en la salud cuando son expulsadas en grandes cantidades.
  • Sedentarismo: pasar mucho tiempo sentado o acostado y no practicar ejercicio está relacionado con varios problemas de salud como diabetes, cáncer, obesidad y enfermedades cardíacas.
  • Trabajar de noche: los trabajos nocturnos suelen afectar el buen descanso y alterar el ritmo cardíaco. Esto puede modificar el grado en que el músculo cardíaco se contrae, la presión arterial y la frecuencia cardíaca.