vida moderna

Exfoliantes caseros para hidratar la piel y reducir arrugas naturalmente

Aquellas personas con piel sensible deben consultar a un especialista antes de aplicar nuevos productos en la dermis.


A medida que se envejece la piel se hace más delgada y pierde grasa, tornándose menos suave y lisa. Así, comienzan a aparecer arrugas, manchas por la edad y resequedad, lo que para muchos puede significar un problema de apariencia.

Según Medline Plus, web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la luz solar es una causa importante del envejecimiento de la piel. Fumar cigarrillos también contribuye a tener arrugas. Incluso, aumentan con la cantidad de cigarrillos y el número de años que una persona fuma.

Además, muchas personas mayores sufren de piel seca. El Instituto Nacional del Envejecimiento de Estados Unidos indicó que hay muchas posibles razones por las que la piel se reseca, tales como:

  • No tomar suficientes líquidos.
  • Pasar mucho tiempo afuera en el sol o bronceándose.
  • Estar en un lugar con aire muy seco.
  • Fumar.
  • Sentir estrés.
  • Perder las glándulas de sudor y aceite, lo cual es común con la edad.

Para reducir los signos de la edad y mantener una piel hidratada, es necesario tener un rutina de belleza diaria que se enfoque en el cuidado de la dermis. En ella, se debe exfoliar la cara máximo tres veces a la semana para eliminar las células muertas que puedan obstruir los poros.

Por lo anterior, el portal especializado en belleza Glamour explicó cómo realizar algunos exfoliantes caseros que “le darán al clavo para lograr una renovación cutánea completa”.

Café, miel y yogur

1. En un recipiente mezclar café (que no sea instantáneo) junto con miel y yogur.

2. Limpiar el rostro para que se adhieran los nutrientes.

3. Aplicar la mascarilla sobre la piel, haciendo masajes circulares.

4. Dejar de masajear y esperar diez minutos más.

5. Pasado el tiempo, retirar con abundante agua.

Avena, leche y miel

1. En un envase agregar media taza de avena molida y una cucharada de azúcar.

2. Revolver mientras se agrega la leche necesaria para que la mezcla se torne líquida pero consistente.

3. Limpiar el área en la que va a aplicar con agua y jabón.

4. Frotar la preparación con suavidad sobre la piel.

5. Después de unos minutos, enjuagar.

Plátano, azúcar y miel

1. Triturar un banano hasta crear un puré.

2. Mezclar el puré con cuatro cucharadas de azúcar y dos de miel.

3. Limpiar el rostro para que los nutrientes penetren correctamente.

4. Aplicar la mezcla realizando pequeños masajes durante algunos segundos.

5. Retirar con abundante agua.

Además de lo anterior, según información de la American Academy of Dermatology, citada por Mejor con Salud, existen algunos hábitos para el cuidado de la piel que podrían conservar por más tiempo la juventud de la dermis.

  • Hidratación: para lograr una piel más joven después de los 40 hay que mantener el cutis hidratado, pues suaviza la piel mejora sus características. También es posible aplicar vitaminas, antioxidantes, colágeno, entre otros nutrientes, que ayudan a incrementar las funciones de las cremas hidratantes.
  • Consumo de vitaminas C y E: estas vitaminas son fundamentales para conservar la piel tersa; sin embargo, si no se han consumido los alimentos mucho antes de llegar a los 40 años, es posible que no se pueda detener el deterioro cutáneo.
  • Limpieza: tanto por las mañanas, como por las noches, hay que realizar una rutina de belleza que limpie las impurezas y ayude a regenerar las células del rostro. Esta se puede realizar con agua tibia, jabón neutro y abundante agua. También es posible usar un desmaquillante adecuado para el tipo de piel que se tiene.
  • Beber más agua: en todas las etapas de la vida es indispensable el consumo de agua. Sin embargo, después de los 40, su consumo debe aumentar para disminuir la deshidratación de la piel y ayudar con su firmeza.