belleza

Hongos en espalda y hombros: cómo identificar los síntomas y cuáles son las causas

Los climas cálidos y húmedos pueden facilitar su proliferación.


Los hongos en la piel son una afección más frecuente de lo que se cree. Existen diversos tipos y uno de ellos es el que se desarrolla en el tronco y en los hombros, principalmente.

Se trata de la tiña versicolor, una infección fúngica que afecta la pigmentación normal de la piel, lo que da lugar a la formación de pequeñas manchas decoloradas, precisa el instituto de investigación Mayo Clinic.

Son manchas que pueden tener un color más claro o más oscuro que el de la piel que las rodea y son los adolescentes y los adultos jóvenes los que más expuestos están a ellas. Factores como la exposición al sol puede hacer que la tiña versicolor sea más evidente.

“La tiña versicolor, también denominada “pitiriasis versicolor”, no es dolorosa ni contagiosa. Sin embargo, puede causar angustia emocional o inseguridad”, precisa la mencionada institución.

Si bien existen tratamientos como cremas, lociones o champús antifúngicos que pueden ayudar a tratar esta afección en la piel; lo cierto, dicen los especialistas, es que incluso después de un tratamiento exitoso, el color de la piel puede continuar siendo irregular durante varias semanas o meses.

Adicionalmente, es común que luego de quitarse reaparezca especialmente si las personas habitan en climas cálidos y húmedos.

Detalle de hongo en la piel de la espalda
La tiña versicolor es una infección fúngica frecuente de la piel y que se presenta especialmente en adolescentes y personas jóvenes. - Foto: Getty Images/iStockphoto

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos indica que la tiña versicolor es frecuente y es causada por un tipo de hongo llamado malassezia, el cual normalmente se encuentra en la piel humana, pero solo se desarrolla en algunas personas y en unos ambientes específicos. Se presenta típicamente en climas cálidos y húmedos.

Otros factores que pueden favorecer la proliferación del hongo son la piel grasa, los cambios hormonales y que la persona tenga un sistema inmune debilitado, asegura Mayo Clinic.

Síntomas

Los signos y síntomas de la tiña versicolor se dan principalmente en el aspecto de la piel. Por ejemplo, se hacen evidentes en zonas con cambios de color, por lo general en la espalda, el pecho y la parte superior de los brazos, que pueden verse más claras o más oscuras de lo normal. También se puede presentar una picazón leve, inflamación y descamación de la piel.

Normalmente eso parches decolorados que se forman tienen bordes bien delineados y escamas finas, dice la Biblioteca Nacional de Medicina.

Otra de las características es que el color es más claro o más oscuro que la piel que se encuentra alrededor.

Aunque no se trata de una enfermedad o una afección grave, lo cierto es que se debe recurrir al médico cuando la condición de la piel no mejora con las medidas de cuidado personal, en caso de que la infección fúngica vuelva a aparecer después de haberse quitado y cuando las manchas abarcan grandes zonas del cuerpo.

¿Cómo se previene?

Los expertos de Mayo Clinic precisan que para prevenir que se vuelva a producir la tiña versicolor, el médico puede recetar un tratamiento cutáneo u oral que la persona debe administrar una o dos veces por mes.

Por ejemplo, es probable que esos medicamentos solo se requiera consumirlos durante los meses cálidos y húmedos. Los tratamientos preventivos incluyen los siguientes, según indica el mencionado instituto.

- Sulfuro de selenio (Selsun) al 2,5 % en loción o champú

- Ketoconazol (Ketoconazole, Nizoral u otros) en crema, gel o champú

- Itraconazol (Onmel, Sporanox) en tabletas, cápsulas o solución oral

- Fluconazol (Diflucan) en tabletas o solución oral

Si bien existen estas opciones, siempre lo mejor es consultar con el médico cuando aparezcan los síntomas o señales que indican que el hongo proliferó en la piel.