vida moderna

Hongos en las uñas: cómo usar canela para eliminarlos

Esta enfermedad comienza con una mancha blanca o amarilla en la uña.


Los hongos en las uñas son un padecimiento frecuente que inicia con una mancha de color amarillo o blanco sobre la uña y puede surgir tanto en las uñas de las manos como en las de los pies.

Mayo Clinic explica que “a medida que la infección fúngica se hace más profunda, el hongo puede causar decoloración y engrosamiento de la uña, así como deterioro en el borde de esta; además, puede afectar varias uñas”.

Síntomas

Es posible que se tenga hongos en las uñas, si ocurre se presentan algunos de los siguientes síntomas:

  • Están engrosadas.
  • Cambian de color de blanco a amarillo amarronado.
  • Están frágiles, descamadas o irregulares.
  • Tienen forma anormal.
  • Las uñas presentan un color oscuro, provocado por la acumulación de residuos debajo de la uña.
  • Tienen un olor ligeramente desagradable.

El portal Viva mi salud reseñó algunos tratamientos tradicionales que pueden servir al momento de aliviar los síntomas derivados de un hongo en las uñas de los pies. Por supuesto, vale mencionar que los remedios caseros no garantizan su efectividad, en consecuencia, es recomendable consultar con un médico antes de ponerlos en práctica.

Uno de ellos es la infusión de canela, que requiere calentar un litro de agua con seis ramas de canela más unos clavos. La temperatura debe ser soportable, pues se deben sumergir los pies durante 15 minutos para luego pasarlos al agua fría y secarlos muy bien.

Finalmente, el portal Viva mi salud también comparte las siguientes recomendaciones:

  • Recortar y limar las uñas con frecuencia, lo cual ayuda a disminuir la presión y facilitará la absorción de las cremas o remedios que se apliquen.
  • Secar bien tus pies antes de ponerse medias o zapatos. El exceso de humedad favorece la aparición de hongos.
  • No usar zapatos demasiado apretados ni cerrados.
  • No usar esmalte hasta que la uña se haya recuperado.
  • Usar siempre implementos propios de aseo (cortaúñas, limas, etc.). Es recomendable esterilizarlos después de cada uso.

¿Cómo saber qué tipo de hongo tiene en los pies?

Los hongos en los pies, también llamados comúnmente onicomicosis, son una infección fúngica. Generalmente, el síntoma más evidente es una coloración café, amarillenta o blanca de una o más uñas.

En específico, las uñas amarillas pueden surgir como consecuencia del envejecimiento o del uso determinado de productos en las uñas. Además, puede ser un signo de algún problema como la presencia de una infección bacteriana o fúngica, deficiencia nutricional de ciertas vitaminas y minerales o por enfermedades como la psoriasis, según el portal especializado en salud Tua Saúde.

Estas infecciones las causan hongos similares al moho. Se producen en el tejido muerto del pelo, las uñas y la piel. Además, crecen en ambiente cálido y húmedo. No obstante, puede generarse por otros factores como las duchas, las piscinas o el calzado cerrado, según el portal Familia y Salud España.

Significado de colores y apariencia de las uñas

Uñas secas:

  • Pueden delatar problemas de la tiroides y, por tanto, problemas hormonales, así como la presencia de hongos.

Agujeros en la superficie, esto se puede deber a:

  • Deficiencia de zinc.
  • Psoriasis.
  • Alopecia.
  • Problemas del tejido conectivo.

Aunque algunas uñas son más duras que otras, no es normal que sean gruesas. Esto puede delatar varios problemas:

  • Problemas de circulación.
  • Uñas gruesas con textura rugosa: infección micótica.
  • Reacciones alérgicas a ciertos medicamentos.
  • Psoriasis o problemas de tiroides.
  • Enfermedades pulmonares.

Uñas escamadas: es decir, separadas en capas, entran en esta categoría. Este síntoma, o las uñas partidas, pueden ser indicadores de:

  • Psoriasis.
  • Desnutrición crónica.
  • Deficiencia de vitamina C, proteínas o ácido fólico.

La dirección en que crecen las uñas: cuando las uñas se curvan hacia arriba, pueden ser signo de:

  • Hipotiroidismo.
  • Enfermedades del corazón.
  • Desequilibrio en los niveles de hierro y problemas asociados.