vida moderna

Infusión de orégano con jengibre y miel: estas son sus propiedades curativas

Esta infusión, además de brindar vitaminas y beneficiar el sistema inmune, es antiinflamatoria y antiséptica, por lo que ayuda al organismo a aliviar algunos dolores y afecciones intestinales.


La infusión de orégano, limón y miel es una de las bebidas naturales más conocidas en el mundo, cuenta con un sabor muy agradable debido a que la miel agrega un sabor endulzante que le da un toque de suavidad al té. Esta infusión cuenta con múltiples propiedades medicinales que ayudan a mejorar varias afecciones y molestias.

Primero, el jengibre es una planta aromática cuyo tallo es considerado como un ingrediente de la medicina tradicional asiática desde hace más de 2.000 años. Esta especia tiene muchos nutrientes y beneficios para el cuerpo y la mente. Proviene de los bosques lluviosos tropicales del subcontinente indio, al sur de Asia, y es usada para ayudar a la digestión, reducir las náuseas y estimular la circulación, entre otras.

Según el portal especializado ABC Bienestar, el jengibre contiene compuestos bioactivos interesantes como el gingerol, que es su aceite esencial. La rama de jengibre tiene propiedades curativas como ser antiinflamatorio natural, tónico estomacal, antimareo, protector contra úlceras digestivas, carminativo, antiemético, expectorante, antibacteriano o termogénico.

Por otro lado, y de acuerdo con el portal especializado Mejor con Salud, el orégano, además de ser conocido como una hierba aromática, contiene propiedades expectorantes, digestivas y antioxidantes. Es un excelente ingrediente para tratar todo tipo de enfermedades respiratorias, ya que ayuda a expulsar la mucosidad y además es antiinflamatorio y antiséptico.

Mientras que la miel es un alimento nutritivo y rico en vitaminas y minerales por lo que actúa como antibiótico natural, además de brindar propiedades suavizantes y antisépticas que ayudan a aliviar cualquier trastorno que puede afectar a la garganta.

Limón y miel
Limón y miel - Foto: Getty Images/iStockphoto

¿Cómo preparar esta infusión?

De acuerdo con el portal experto TeInfusion, se necesitan 3 cucharadas de hojas de orégano fresco, un tallo de jengibre, 2 cucharadas de miel y agua.

Paso a paso:

- Se coloca en una taza las hojas de orégano

- Luego se pone en una taza el agua a hervir con el tallo de jengibre pelado y picado

- Se vierte el agua hervida en la taza con las hojas de orégano y se revuelve por unos minutos.

- Se sella el recipiente y se deja reposar la infusión durante 10 minutos

- Una vez transcurrido el tiempo, se agrega la miel y la mezcla está lista para ser consumida.

De acuerdo con los expertos, la infusión debe tomarse caliente pues de esta forma conserva todas sus propiedades.

Cúrcuma molida, raíz de cúrcuma, canela, jengibre, panales en cuencos de madera sobre fondo de textura negra Cierre para arriba, copie el espacio. (Foto de: Natasha Breen / REDA & CO / Universal Images Group a través de Getty Images
Cúrcuma molida, raíz de cúrcuma, canela, jengibre, panales en cuencos de madera sobre fondo de textura negra Cierre para arriba, copie el espacio. (Foto de: Natasha Breen / REDA & CO / Universal Images Group a través de Getty Images - Foto: Universal Images Group via Getty

* Propiedades de la infusión de orégano y miel

- Ayuda a combatir los problemas estomacales

- Es diurética.

- Antibacteriana.

- Antioxidante.

- Antiséptica.

- Antiinflamatoria.

- Relajante.

- Antifúngico.

* ¿Para qué puede usarse la infusión de orégano y miel?

- Ayuda a calmar los efectos de la tos y alivia los síntomas de enfermedades como el asma.

- Disminuye las flemas.

- Mejora los procesos de digestión.

- Es beneficiosa para aplacar las molestias de las quemaduras en la piel.

- Ayuda a conciliar el sueño si se toma antes de acostarse.

- Elimina los hongos de la piel.

- Aumenta las defensas, por lo que es un buen aliado para el sistema inmunológico.

- Ayuda a acabar con el acné, ya que cuenta con componentes con un alto contenido antioxidante.

- Alivia notablemente los dolores menstruales y desinflama esta zona abdominal.

- Mejora el apetito.

- Contribuye a la expulsión de gases y a evitar el estreñimiento