Es importante diferenciar a los Los triglicéridos del colesterol. Lo importante es mantener estables sus niveles en el organismo. Foto: Getty Images.
La niacina es una de las vitaminas que ayuda a controlar los niveles de colesterol en la sangre. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

salud

La vitamina que eleva el colesterol bueno, reduce el malo y los triglicéridos

Este nutriente funciona bloqueando la forma en la que el hígado produce el colesterol.

El colesterol es una sustancia grasa que se produce en el hígado y cumple con diversas funciones importantes. Por ejemplo, ayuda a que las paredes de las células se mantengan flexibles, y también el cuerpo lo requiere para producir varias hormonas, precisa el portal Healthline.

Sin embargo, como ocurre con cualquier otra sustancia en el cuerpo, sus excesos o la presencia en lugares equivocados ocasiona problemas de salud.

El consumo de dietas inadecuadas es una de las principales razones para que las personas padezcan hipercolesterolemia, como se le conoce médicamente a esta afección. Hay quienes incluyen en su alimentación numerosas grasas de origen animal, saturadas y alcohol, todos productos poco saludables para el organismo.

Sin embargo, no es la única razón detrás de esta afección. Según la Fundación Española del Corazón, las enfermedades hepáticas, patologías endocrinas y renales, junto con la administración de ciertos fármacos y la predisposición genética pueden desencadenarla.

Los expertos recomiendan realizar cambios en los hábitos de vida, que incluyan una dieta saludable rica en frutas y verduras, fibra, grasas saludables, ácidos grasos omega 3 y acompañarla de ejercicio regular, con el fin de prevenir la afección.

De igual forma, la Biblioteca Nacional de Medicina indica que la ingesta de vitaminas como la niacina puede resultar favorable. “Al tomarse como medicamento con receta en dosis más grandes, puede ayudar a reducir el colesterol y otras grasas en la sangre”, precisa la citada fuente.

Este nutriente ayuda a elevar el colesterol HDL (bueno), reducir el colesterol LDL (malo), al igual que los triglicéridos, otro tipo de grasa presente en la sangre. Los especialistas explican que la niacina funciona bloqueando la forma en la que el hígado produce colesterol.

Lo complejo cuando se tienen los niveles de colesterol elevados es que puede adherirse a las paredes de las arterias y estrecharlas o bloquearlas, impidiendo el normal flujo de la sangre y ocasionando riesgo de afecciones cardiovasculares.

Precisamente, la Biblioteca de Medicina asegura que al bajar los niveles de colesterol, se evita el desarrollo de cardiopatías, ataques al corazón y cerebrales.

Medicamentos

Existen diferentes marcas de medicamentos de niacina, dicen los expertos. Es un producto que puede ser recetado junto con otros, como una estatina, para ayudar a reducir el colesterol. También están disponibles tabletas combinadas que incluyen ácido nicotínico junto con otros medicamentos. La recomendación es que siempre el consumo de estos productos se realice bajo supervisión médica.

Además, es importante tener claro que la niacina por sí sola no generará resultados, sino que debe incluirse en el marco de una dieta equilibrada tendiente a mantener un estilo de vida saludable.

También es clave saber que antes de comenzar a tomar niacina se le debe informar al médico si la persona está embarazada, planea quedar en este estado o está amamantando; también si tiene alergias; está tomando otras medicinas, bebe mucho alcohol o si tiene diabetes, enfermedad renal, úlcera péptica o gota.

Los complementos de niacina puenden ocasionar algunos efectos secundarios leves que incluyen:

  • Sofoco o enrojecimiento de la cara o el cuello
  • Diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Malestar estomacal
  • Erupción cutánea

Dieta recomendada

Como ya se mencionó, la mejor forma de garantizar que los niveles de colesterol en la sangre no se eleven es con el consumo de una dieta equilibrada, que debe limitar tanto la grasa total como la saturada. No más del 25 al 35 % de sus calorías diarias deben provenir de las grasas en la dieta.

De igual forma, se debe consumir mucha fibra soluble, pues este nutriente ayuda a evitar que el tracto digestivo absorba el colesterol. Estos alimentos incluyen: cereales de grano entero como la avena y el salvado de avena; frutas como manzanas, plátanos, naranjas, peras y ciruelas y legumbres como fríjoles, lentejas, garbanzos y habas.

También es recomendable comer pescado rico en ácidos grasos omega-3, los cuales si bien no disminuirán el nivel de colesterol malo (LDL), ayudarán a subir el bueno (HDL). Estas grasas también pueden proteger al corazón de coágulos de sangre e inflamación y reducir el riesgo de ataque cardíaco. Un aspecto más a tener en cuenta es ponerle límite al consumo de sal, al igual que al alcohol.