Tendencias
Tecnología de corazón
Los cuatro mejores alimentos para la salud del corazón. - Foto: Dattis

vida moderna

Los cuatro mejores alimentos para la salud del corazón

El corazón es un órgano vital que puede sufrir complicaciones por el consumo excesivo de grasa.

Las enfermedades cardiovasculares refieren a las condiciones que implican el estrechamiento o el bloqueo de los vasos sanguíneos, caudada por daños al corazón. De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, cada año mueren más personas por enfermedades cardiovasculares (ECV) que por cualquier otra causa.

Cabe mencionar que los síntomas que provocan este tipo de enfermedades pueden ser diferentes entre los hombres y las mujeres; pero por el general, se produce dolor de pecho (angina de pecho), falta de aire, dolor, entumecimiento, debilidad o frío en las piernas o los brazos si se estrechan los vasos sanguíneos de las partes en el cuerpo; dolor en el cuello, la mandíbula, la garganta, abdomen superior o en la espalda.

Según la Federación Mundial del Corazón, las enfermedades cardiovasculares causan 17,5 millones de muertes al año y, de hecho, son la principal causa de muerte en todo el mundo.

Para tratar estas afecciones es importante acudir al médico para diagnosticar la causa y el tratamiento más adecuado. Adicional a ello, existen bebidas que ayudan a reducir el impacto de las ECV.

Debido a que las enfermedades cardiovasculares concentran altas cifras de muertes, muchos expertos aseguran que es primordial manejar una buena alimentación y un estilo de vida saludable que incluya ejercicios de cardio.

De acuerdo con los expertos, hay alimentos que se deben consumir en el día a día para evitar sufrir de ataques cardiovasculares o enfermedades del sistema circulatorio y el corazón. Estos son los mejores alimentos para mejorar la salud cardíaca.

Avena:

El cereal más recomendado para la salud del sistema cardiovascular es la avena, consumir este ingrediente como desayuno ayuda a reducir el nivel de colesterol LDL (comúnmente llamado colesterol malo) en la sangre; esto ayuda a reducir el riesgo de sufrir taponamientos en las arterias.

Salmón:

El salmón es una gran fuente de omega-3, ácido graso esencial que, según la Asociación Americana del Corazón, reduce la probabilidad de sufrir fallas cardíacas.

Lentejas y garbanzos:

Estas dos legumbres son fuentes de proteínas bajas en grasas, que favorecen la circulación.

Aguacate:

El 80% de las grasas del aguacate son monoinsaturadas. Esto significa que consumirlo ayuda a reducir la inflamación, a mantener la salud del corazón y fortalece el sistema inmune. Además, aporta nutrientes y vitaminas excelentes para la visión y que ayudan a prevenir el cáncer y la osteoporosis.

Otros alimentos que han sido relacionados con beneficios para la salud cardiovascular son el brócoli, las nueces, el aceite de oliva, el chocolate amargo y el vino tinto. Estos dos últimos deben ser consumidos con moderación, pero vino tinto cuenta con antioxidantes que ayudan a reducir el colesterol LDL.

Tips para cuidar la salud cardiovascular

1. Dieta equilibrada. Seguir una alimentación saludable que incluya carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales en la proporción que corresponde, es determinante, y una de las mejores formas de hacerlo es siguiendo los lineamientos de la dieta mediterránea, asegura la Fundación Española del Corazón.

2. Adiós al sedentarismo. La práctica de ejercicio es clave. Cuando una persona es sedentaria, corre el riesgo de enfrentar patologías como la hipertensión o la diabetes, además del aumento de los niveles de colesterol o el sobrepeso. Para evitarlo, la recomendación es practicar, como mínimo, 150 minutos semanales de actividad física aeróbica de intensidad moderada o 75 minutos de intensa.

3. Minimizar las grasas trans. Los productos industriales suelen contener altas cantidades de este tipo de grasas que aumentan los niveles de colesterol total, sobre todo del LDL (“malo”), mientras que disminuye el HDL (“bueno”). Por esta razón, deben evitarse productos como las galletas o bizcochos procesados industrialmente.