Tendencias
Bajar de peso / Adelgazar
Hay quienes quieren adelgazar debido a la cultura del deseo que emerge en la sociedad actual. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images

vida moderna

Los principales mitos al momento de bajar de peso

Para bajar de peso se necesitan una buena alimentación y una rutina de ejercicio.

Muchas personas buscan bajar de peso diariamente, ya sea por temas de salud o estéticos; sin embargo, existen muchos mitos alrededor de adelgazar. De acuerdo con los expertos, una dieta adecuada y realizar ejercicio con regularidad son la forma ideal para cuidar la salud, además de lograr una figura esbelta.

Sin embargo, la obsesión por adelgazar o por cuerpos demasiado delgados ha creado algunos mitos para perder peso que pueden ocasionar hábitos poco saludables.

Entre algunos mitos se destacan las dietas altas en proteínas y bajas en carbohidratos; de acuerdo con lo explicado por Mejor con Salud, estas no ayudan a perder peso, pues un buen plan de alimentación debe incluir todos los grupos alimenticios. Lo primero que hay que tener en cuenta es que no hay una solución mágica.

Por otro lado, el portal asegura que no todos los alimentos que se ingieren en la noche se convierten en grasa. Lo realmente importante al alimentarse es respetar las porciones, especialmente en las noches, pues de esta forma se evitaría que el organismo convierta el exceso en grasas.

Otro de los mitos más comunes es pensar que pasar mucho tiempo en el gimnasio garantiza estar completamente delgado. Mejor con Salud señala que, si bien es cierto que la actividad física acelera el metabolismo, quema más calorías y aumenta el apetito, si este ejercicio no está acompañado de una dieta que supla las necesidades calóricas, el tiempo en el gimnasio no valdrá la pena para bajar de peso.

También se reconoce que la edad sí influye en la pérdida de peso, pues una persona adulta no tarda lo mismo en adelgazar que un adolescente.

8 recomendaciones para perder peso saludablemente

De acuerdo con los expertos, si una persona tiene sobrepeso y quiere bajarlo, uno de los aspectos más importantes es no recurrir a las dietas “milagro”, pues en muchas ocasiones los resultados son temporales. Por ello se recomiendan algunos tips.

1. Masticar despacio. El cerebro requiere tiempo para procesar lo que el cuerpo ha ingerido, razón por la que masticar bien los alimentos hace que se coman lentamente. Esto se asocia con una menor ingesta y la tendencia a consumir porciones más pequeñas, según demuestra un estudio realizado con 30 mujeres sanas, publicado en el Journal of the American Dietetic Association y citado por el portal Alimente, del diario El Confidencial, de España.

2. Menos azúcar. El azúcar refinado es uno de los principales enemigos de un peso saludable y es el responsable de los principales desórdenes metabólicos que producen sobrepeso y diabetes, concluyó un estudio publicado en The Journal of Clinical Investigation, citado por el portal Mejor con Salud.

3. Porciones pequeñas. Es clave no hacer ingestas grandes de alimento para favorecer la digestión y eliminar la sensación de pesadez.

4. Sustituir ingredientes. Dejar de lado los ingredientes que aportan muchas calorías y sustituirlos por aquellos más saludables, como frutas y verduras.

5. Hacer ejercicio. Según Mejor con Salud, el mejor complemento de una alimentación balanceada para perder peso es el ejercicio físico, como nadar, caminar, montar en bicicleta o trotar.

6. Bajarle al alcohol. El alcohol tiene una buena cantidad de calorías vacías y, además, deshidratan las células y hacen que el metabolismo se vuelva más lento. Por eso, evitar este tipo de bebidas es clave y lo mejor es recurrir al consumo de agua natural.

7. Dormir bien. Las investigaciones han demostrado la relación entre el déficit de sueño y el aumento de peso. Esto está relacionado principalmente con temas hormonales, pero también con el hecho de que, si el cerebro y el cuerpo no tienen energía, buscan obtenerla de los alimentos más calóricos.

8. Mejor las especias. Es importante prestar atención a los condimentos de las comidas. Las salsas aromáticas o las especias no añaden muchas calorías a los platos, pero las grasas puras como aceites, mantequillas o margarinas, y aderezos como quesos, frutos secos, semillas o tostones de pan frito, tienen un aporte calórico muy alto, según un artículo publicado en la revista Elle, de España.