vida moderna

Manzanilla y pepino: así se pueden usar para hidratar y reafirmar la piel

La piel cambia a medida que se envejece y es posible que observen arrugas, manchas por la edad y resequedad.


La piel es el órgano más grande del cuerpo y el cuidado de esta hace parte de la rutina de muchas personas en el mundo, especialmente en las mujeres, pues con el pasar de los años los cambios más comunes aparecen a medida que se envejece, pero un buen cuidado de la piel podría prevenir el envejecimiento prematuro.

Por tal razón, el portal de salud ‘Mejor con Salud’ reveló que el tónico de manzanilla y pepino es ideal para reafirmar la piel, ya que tienen diferentes propiedades.

El pepino es 97 % agua y contiene antioxidantes, aceites naturales y minerales que la convierten en gran aliada para hidratar, reparar y proteger la piel. Además, es una fuente rica en vitaminas A, C y E, de forma que ayuda a eliminar las toxinas de la piel, dejándola limpia y con brillo.

Además, la manzanilla, a esta planta originaria de Europa, se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y sedantes, entre otras. De hecho, es posible encontrarla como ingrediente en diferentes productos para el cuidado capilar y otros de tipo cosméticos creados para la piel. Esto porque limpia y descongestiona los poros.

En consecuencia, para realizar el tónico e hidratar y reafirmar la piel, se necesitan: 3 cucharadas de vinagre de manzana, un vaso de cerveza de 200 ml, un pepino y dos cucharadas de hojas de manzanilla (30 gr o 2 bolsas). Después, hay que cortar el pepino y licuarlo en la licuadora hasta conseguir una pasta. En seguida, hay que hervir las hojas de manzanilla y añadir el agua a la pasta de pepino. Después, se debe agregar la cerveza y revolver hasta conseguir una mezcla homogénea líquida. Posteriormente, se añade lentamente el vinagre de manzana. Finalmente, se aplica en el rostro, máximo dos veces por día, ya que podría generarse resecamiento en la piel. Por último, se debe enjuagar con agua fría y aplicar una crema humectante.

Sin embargo, existen otros consejos para proteger la piel, de acuerdo con Mayo Clinic:

1. Proteger la piel del sol. Hay que limitar el tiempo que una persona pasa al sol, especialmente al mediodía, y es importante usar ropa protectora, como sombreros de ala ancha, camisas de manga larga y gafas de sol. Además, hay que elegir un producto para el cuidado de la piel con un factor de protección solar (SPF), pues la American Academy of Dermatology (Academia Estadounidense de Dermatología) recomienda usar un protector solar de amplio espectro con SPF de 30 o más. Además, la entidad recomienda aplicarse abundante cantidad de protector solar, y volverlo a aplicar cada dos horas, o con más frecuencia si está nadando o transpirando.

2. Humectar la piel. La piel seca arruga las células turgentes de la piel, lo que puede provocar líneas delgadas y arrugas prematuras. La hidratación atrapa el agua en la piel, lo que ayuda a enmascarar las pequeñas líneas y pliegues.

3. No fumar. Para mejorar el tono y la textura de la piel y prevenir las arrugas hay que dejar de fumar.

Cuidado de la piel
Cuidado de la piel - Foto: Getty Images

4. Seguir una dieta saludable. Existen algunas pruebas de que ciertas vitaminas en la dieta ayudan a proteger la piel. Se necesita estudiar más el rol de la nutrición, pero es bueno consumir muchas frutas y vegetales, según la entidad sin ánimo de lucro.

Por su parte, hay que tener presente que la piel tiene varios cuidados específicos para que esta luzca brillante y saludable. En consecuencia, las recomendaciones son:

1. Utilizar productos adecuados.

2. Tener constancia.

3. Realizar limpieza facial.

4. Hidratarse.

5. Usar protección solar.

6. Seguir el orden adecuado de los productos.

Asimismo, otra recomendación de los expertos es aumentar la producción de colágeno, pues esta es una de las sustancias más importantes para el cuerpo, ya que se trata de una proteína estructural que permanece en el cuerpo humano en grandes cantidades debido a que contribuye al buen funcionamiento de huesos, dientes, músculos, piel, articulaciones y algunos tejidos conectivos.

Entre los alimentos que más se recomiendan para mejorar la producción del colágeno, están: el pescado, los huevos, las verduras, las carnes rojas y los frutos secos, al igual que otros que contengan omega 3.