Tendencias
Dolor de cabeza
Uno de los síntomas más comunes en el ser humano es el dolor de cabeza. - Foto: Getty Images/iStockphoto

dolor de cabeza

Mitos sobre el dolor de cabeza: ¿los fuertes olores son un detonante?

El dolor de cabeza es una de las afecciones más comunes a nivel mundial.

El dolor de cabeza, según la OMS, es uno de los trastornos más comunes entre los adultos de 18 a 65 años alrededor del mundo; se dice que más del 50% de la población entre estas edades sufre dicho malestar. Esta molestia viene derivada del sistema nervioso, suele ser dolorosa y, en muchas ocasiones debido a su intensidad, puede ser incapacitante.

Existen diferentes mitos alrededor de este padecimiento común, por ello, con el apoyo de Sergio Ramírez, coordinador de Neurología de Clínica Colsanitas, a continuación se explican y aclaran algunos de los mitos sobre el dolor de cabeza.

  • El estrés causa dolor de cabeza. Verdadero. El estrés es uno de los causantes de migraña y jaqueca. Las personas con altos niveles de estrés, además de tener síntomas como dolores de cabeza, son más propensas a sufrir de ansiedad, depresión, síndrome de las piernas inquietas, apnea, entre otras enfermedades.
  • Las mujeres sufren más dolores de cabeza. Verdadero. Esto se da por los estrógenos, hormonas que, si bien son importantes en el desarrollo físico y reproductivo de las mujeres, pueden también desencadenar dolores de cabeza.
  • Los olores pueden causar dolor de cabeza. Verdadero. Algunos olores se relacionan con los dolores de cabeza, sin embargo, de acuerdo con el doctor Ramírez, “no se consideran una causa sino un factor precipitante que se presenta en un 60 % de los pacientes. Ahora son incluimos como uno de los criterios para el diagnóstico”.
  • Algunos alimentos producen dolor de cabeza. Verdadero. Existen alimentos que desencadenan el dolor de cabeza, principalmente los carbohidratos, salsas, bebidas oscuras y todos aquellos alimentos que contienen glutamato monosódico como las carnes o quesos. Es fundamental tener en cuenta que no todas las personas reaccionan de la misma forma a estos, por ello, se debe consultar con el médico de confianza antes de suspender su consumo de forma definitiva.
  • El ejercicio reduce el dolor de cabeza. Depende. Muchas veces el deporte disminuye la frecuencia e intensidad de los dolores de cabeza, debido a que acelera la circulación sanguínea y libera tensiones emocionales y musculares. En los casos en que el ejercicio, por el contrario, desencadene dolor de cabeza, lo recomendable es consultar al médico para descartar causas vasculares o neoplásicas.
  • El dolor de cabeza no tiene cura. Depende. Los dolores de cabeza se pueden clasificar en primarios y secundarios. En el caso de los primarios, que se dan por una alteración clínica y bioquímica intracerebral, no tienen cura, pero con un tratamiento adecuado y un estilo de vida saludable, se puede disminuir su frecuencia e intensidad. Para los dolores de cabeza secundarios, que son por tumores, lesiones musculares, infecciones, medicamentos, entre otros, el dolor de cabeza puede ser reversibles y curarse sin mayor problema.

La medicina alternativa también ofrece algunas opciones para aliviar el estrés y el dolor de cabeza. Una de ellas recurre puntualmente a ciertos alimentos, cuyo valor nutricional podría ser de ayuda al momento de combatir estas dolencias.

Uno de los alimentos que sirve para este fin es la espelta. De acuerdo con información del portal especializado Cuerpomente, este cereal “fue la base de la alimentación humana en el entorno mediterráneo durante miles de años”; sin embargo, su uso se fue aminorando con el tiempo.

Según detalla el citado portal, “la espelta aparece hace cerca de 8.000 años en dos zonas del planeta: en Oriente Medio, lo que hoy es Irak e Irán, y en el sureste de Europa, desde donde se extendió por el Mediterráneo hacia el oeste, y hacia el norte a través de los Balcanes y el Cáucaso”.

*Con información de Dattis Consultores.