Tendencias
El jugo de mango, banano y espinaca puede ser un energético para comenzar el día. Foto: Getty images.
La falta de potasio en el cuerpo puede ocasionar fatiga y cansancio. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

salud

Potasio bajo en la sangre: las señales a las que se debe prestar atención

Las principales fuentes de este mineral son las verduras de hoja verde, uvas, moras, zanahorias, naranjas y toronjas.

El potasio es un mineral clave para que el cuerpo pueda desarrollar sus funciones normalmente. Interviene en diversos procesos como, por ejemplo, ayudar a regular las contracciones musculares, mantener una función nerviosa saludable y regular el equilibrio de líquidos.

También permite que los nutrientes fluyan a las células y trabaja en la expulsión de los desechos de estas. De igual forma, una dieta rica en potasio ayuda a contrarrestar algunos de los efectos nocivos del sodio sobre la presión arterial, precisa la biblioteca médica Medline Plus.

Normalmente, este mineral se obtiene de la alimentación. Las principales fuentes de potasio son las verduras de hoja verde como espinacas y col rizada, las uvas y moras, vegetales de raíz o tubérculos dentro de los que destacan las zanahorias y las papas y frutas cítricas como el limón, las naranjas y toronjas.

Los riñones ayudan a mantener la cantidad adecuada de potasio en el cuerpo. Sin embargo, cuando una persona tiene enfermedad renal crónica, los riñones no pueden eliminar el que queda en la sangre. De igual forma, algunos medicamentos pueden elevar el nivel de potasio y es posible que se requiera de una dieta especial para mantener las cantidades indicadas en el organismo.

No obstante, también ocurre que su nivel sea bajo y esto se presenta por diversas causas. La más frecuente es la pérdida excesiva en la orina debido a la ingesta de medicamentos recetados para aumentar la micción, los cuales son formulados principalmente para personas que tienen presión arterial alta o una enfermedad cardíaca, precisa el instituto Mayo Clinic.

Los vómitos, la diarrea, o las dos cosas, también ocasionan pérdida excesiva de potasio a través del tubo digestivo. A veces, su nivel bajo también está relacionado con la deficiencia de este mineral en la dieta.

Algunas de las causas más comunes por las que el cuerpo pierde potasio son: consumo excesivo de alcohol, nefropatía crónica, diarrea, medicamentos diuréticos, uso excesivo de laxantes, transpiración excesiva, deficiencia de ácido fólico y utilización de algunos antibióticos.

Cuando el cuerpo no tiene suficientes niveles de potasio se presentan algunas señales a las que se les debe prestar atención.

Fatiga: La debilidad y fatiga son un signo de esa deficiencia, precisa el portal de salud Healthline. El potasio ayuda a regular las contracciones musculares y cuando sus niveles en la sangre son bajos, los músculos producen contracciones más débiles.

Problemas digestivos: Este mineral ayuda a transmitir señales del cerebro a los músculos ubicados en el sistema digestivo, las cuales estimulan las contracciones que lo ayudan a revolver y propulsar los alimentos para que puedan ser digeridos. Cuando los niveles de potasio en la sangre son bajos, el cerebro no puede transmitir señales de manera tan efectiva, precisa la citada fuente.

Dolores musculares: Los dolores musculares y la rigidez podrían indicar una rápida degradación muscular, también conocida como rabdomiólisis, esto debido a que los adecuados niveles de este mineral ayudan a regular el flujo de sangre a los músculos. Cuando están bajos, los vasos sanguíneos pueden contraerse y las células musculares recibir menos oxígeno.

Cambios de humor: La deficiencia de potasio también se ha relacionado con cambios de humor y fatiga mental, debido a que se interrumpen funciones cerebrales.

Ritmos cardíacos anormales: Una baja importante del nivel de potasio puede provocar ritmos cardíacos anormales, sobre todo en las personas con enfermedades del corazón, asegura Medline Plus.

Hormigueo: Las personas con deficiencia de potasio están expuestas a experimentar hormigueo y entumecimiento persistentes. A esto se le conoce como parestesia y suele ocurrir en las manos, brazos, piernas y pies. Este mineral es clave para una correcta función del sistema nervioso.