vida moderna

¿Qué causa la retención de orina en mujeres?

La afección afecta a todas las personas de todas las edades.


La retención urinaria es una afección por la cual una persona no puede vaciar toda la orina de su vejiga, de acuerdo con el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales que hace parte de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos.

Además, explicó que los síntomas de la retención urinaria aguda podrían incluir:

Mientras que los síntomas de la retención urinaria crónica son:

  • Incapacidad de vaciar completamente la vejiga al orinar.
  • Micción frecuente en pequeñas cantidades.
  • Dificultad para iniciar el flujo de orina, conocido como vacilación.
  • Flujo de orina lento.
  • Necesidad urgente de orinar, pero con poco éxito.
  • Sentir la necesidad de orinar después de terminar de orinar.
  • Fuga de orina sin previo aviso ni urgencia.
  • Dolor o malestar en la parte inferior del abdomen.

Asimismo, explicó que la retención urinaria no es una enfermedad, sino un trastorno que puede estar relacionado con otros problemas de salud, como problemas de la próstata en los hombres o cistocele en las mujeres.

Según la Redacción Médica: “el cistocele es la caída o descolgamiento de la vejiga sobre la vagina como consecuencia del debilitamiento de los músculos de la pelvis”.

De igual forma, Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, indicó que el problema también puede ser causado por:

  • Algunos medicamentos (algunos remedios para los resfriados y las alergias, antidepresivos tricíclicos, algunos fármacos utilizados para la incontinencia y algunas vitaminas y suplementos)
  • Trastornos del sistema nervioso o problemas con la médula espinal
  • Efectos secundarios de cirugía
  • Tejido cicatricial (estenosis) en el conducto que lleva a la vejiga
  • Músculos espásticos de la pelvis

Adicional, hay que señalar que el tratamiento para la retención urinaria depende de la causa y el tipo de retención urinaria que tenga el paciente, ya sea aguda o crónica. Los tratamientos para la retención urinaria podrían incluir drenaje de la vejiga, medicamentos, procedimientos o dispositivos médicos, cirugía y tratamientos de autocuidado.

De todos modos, la biblioteca enumeró algunas recomendaciones que pueden ayudan con la afección como:

  • Aplicar calor a la parte inferior del abdomen (debajo del ombligo y por encima del hueso púbico), que es donde se encuentra la vejiga. El calor relaja los músculos y ayuda a la micción.
  • Masajear o aplicar una presión ligera sobre la vejiga para ayudar a vaciarla.
  • Tomar un baño caliente para ayudar a estimular la micción.

¿Qué significa el color de la orina?

Amarilla: Esta es la coloración normal, pero puede ser más clara si la persona bebe mucha agua, ya que los líquidos diluyen los pigmentos amarillos de la orina.

Rojo o rosa: Este color aunque puede ser alarmante, no es necesariamente grave y puede ser por la sangre y esto puede ser por factores como infecciones urinarias, agrandamiento de la próstata, tumores cancerosos y no cancerosos, quistes renales, carreras de larga distancia y cálculos en los riñones o en la vejiga. También, puede ser por el consumo de algunos alimentos como la remolacha, las zarzamoras y el ruibarbo. Asimismo, el color rojo o rosado puede ser generado por las antibióticos que se usan con frecuencia para tratar la tuberculosis o por un medicamento que calma el malestar en las vías urinarias o por los laxantes.

Naranja: Este color puede ser por medicamentos antiinflamatorios, algunos laxantes y ciertos medicamentos de quimioterapia. Además, en algunos casos, la orina de color naranja puede indicar un problema en el hígado o las vías biliares, especialmente si también tiene heces de color claro. Asimismo, la deshidratación, que puede hacer que la orina se concentre y tenga un color mucho más intenso, también puede provocar que la orina tome un color naranja.

En la aparición de las hemorroides destacan factores como el estilo de vida y la alimentación.
La retención urinaria puede ser el resultado de un bloqueo que impide parcial o totalmente el flujo de orina. - Foto: Getty Images

Azul o verde: Este color puede generarse por algunos colorantes alimentarios de color brillante. También, puede ser por varios medicamentos, como la amitriptilina, la indometacina (Indocin, Tivorbex) y el propofol (Diprivan) o por una afección como la hipercalcemia benigna hereditaria que es un trastorno hereditario poco frecuente, que a veces se denomina ‘síndrome del pañal azul’, porque los niños con este trastorno tienen la orina de color azul.

Marrón oscuro o amarronado: Esta tonalidad puede ser por consumir grandes cantidades de habas, ruibarbo o aloe. Además, puede ser por medicamentos como antipalúdicos cloroquina y primaquina, los antibióticos metronidazol (Flagyl) y nitrofurantoína (Furadantin), los laxantes que contienen cáscara sagrada o sena, y el relajante muscular metocarbamol. También, puede ser por algunos trastornos del hígado y los riñones y algunas infecciones urinarias. Asimismo, puede ser por el ejercicio extremo, ya que las lesiones musculares causadas por ejercicios extremos pueden ocasionar daños renales.

Opaca o turbia: Esto puede ser por las infecciones de las vías urinarias y los cálculos renales que pueden provocar que la orina sea opaca o turbia.